Edición Impresa

La Municipalidad reconoció inconvenientes en la recolección

La actitud desaprensiva de los vecinos en Navidad, los problemas en el servicio y la lluvia provocaron contenedores rebasados.

Sábado 27 de Diciembre de 2014

La mala conducta de los ciudadanos y algunos evidentes problemas en el sistema de recolección de residuos provocaron un panorama con contenedores rebasados después de las jornadas navideñas Según las autoridades de la Municipalidad, los inconvenientes se comenzaron a resolver entre ayer y hoy. Mientras tanto, muchos vecinos expresaron su queja por las condiciones de limpieza de la ciudad en este período festivo.

Más allá de que se anunció públicamente que el jueves no se iba a prestar el servicio por la Navidad, se acumuló gran cantidad de residuos y se generó un escenario indeseado en muchos barrios de la ciudad. Asimismo, se recibieron numerosas denuncias sobre la ausencia del paso de los camiones recolectores, antes y después del día feriado de Navidad.

Ante este cuadro de acción, el subsecretario de Servicios Públicos, Diego Leone, reconoció los problemas que se registraron en la ciudad y prometió que "se irán corrigiendo a partir de hoy (por ayer)". A su vez, apuntó que para la Municipalidad, es "muy difícil detectar la acción individual de cada ciudadano que saca la basura fuera de horario y de día".

Durante las fiestas es cuando e se genera mayor cantidad de basura. Y es allí donde entra a jugar su rol determinante la conducta del ciudadano, y su compromiso urbano, al momento de sacar las bolsas. "Si vemos un contenedor desbordado, hay que buscar otro o esperar. Hay que tener en cuenta que en Navidad no se tiene recolección por un día. Al servicio lo vamos a normalizar en estas jornadas. Lo que recomendamos es separar los residuos, los cartones de los vidrios, y utilizar el sistema de clasificación de residuos que es una manera de tratar al medio ambiente", comentó el funcionario.

En ese sentido, en la Municipalidad se recomendó especialmente que no se deben sacar los residuos a la calle en los días feriados. "En las fiestas hay una gran cantidad de basura. Cada rosarino genera en promedio de un kilo por día, y en estas fechas prácticamente se duplica. Esto hace que tengamos más basura y más voluminosa. Si si ve un contenedor lleno, no hay que dejar la basura ahí", enfatizó Leone.

Profundizando en la actitud desaprensiva de la gente, señaló: "Tenemos un sistema de inspección, pero es muy difícil detectar la acción de cada ciudadano. Identificar a cada persona es difícil por la dispersión que tenemos. Rosario tiene 10 mil contenedores".

Paralelamente, el funcionario admitió inconvenientes en la prestación del servicio. "En la vuelta a la actividad tras el feriado tuvimos problemas técnicos y dificultades en algunas zonas. Nuestro problema principal es el mantenimiento y la compra de nuevas unidades. Se trata de elementos importados para los camiones", explicó Leone. "Por eso tenemos los esfuerzos enfocados en la compra de camiones", agregó.

En relación a estos problemas de recolección, el titular del Sindicato de Recolectores de Rosario, Marcelo Andrada, aportó su visión crítica. "La empresa Sumar tiene seis camiones y sólo andan tres en la calle. Tienen un enorme problema operativo. Ese servicio está atado con alambres y la gente tiene razón en quejarse", recalcó el secretario general.

Lime inauguró una nueva base de trabajo

Más allá del marco de cuestionamientos que sobrevuela buena parte del sistema de recolección de residuos domiciliarios en la ciudad, la empresa privada Lime sigue enfocada en su crecimiento e inauguró ayer una nueva plataforma de trabajo en la intersección de Presidente Perón y Las Palmeras (distrito oeste).

La nueva base posee 7.500 metros cuadrados y cuenta con espacios debidamente acondicionados para almacenar aceites y lubricantes, una sala especial para los trabajadores, vestuarios completos y una sala de emergencia para atender cualquier contingencia.

En la inauguración estuvieron presentes la intendenta Mónica Fein, los secretarios municipales Fernando Asegurado y Clara García, algunos dirigentes gremiales del sindicato de recolección y barrido de Santa Fe, y también representantes de la firma privada.

"Inauguramos una nueva base de operaciones para mejorar el servicio en la ciudad", señaló Juan José Mare, director ejecutivo de Lime, con inocultables muecas de satisfacción por el logro conseguido.

Mare resaltó: "Junto al sindicato y el municipio levantamos persianas en Argentina". En la misma dirección se sumó el discurso de la intendenta Fein, quien expresó que "esta nueva planta significa una fuerte apuesta para la ciudad".

"Se hizo una inversión muy importante en equipamiento para mejorar el servicio y en esto hay que agradecer al sindicato, especialmente a Marcelo Andrada (secretario general del gremio), que demuestra un compromiso en el trabajo", agregó Fein.

"Por eso, pedimos el máximo compromiso de la empresa y los trabajadores en el 2015 que se viene", concluyó la intendenta.

A su turno, Mauricio Ruz, secretario adjunto del Sindicato de Recolección y Barrido de Santa Fe, destacó el rol del gremio que "siempre acompaña y apoya emprendimientos que beneficien el servicio en la ciudad y el bienestar laboral de los trabajadores".

"Esta nueva planta ofrece muchas más comodidades para los compañeros y esa es una lucha en la que nunca claudicamos", subrayó Ruiz.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario