Edición Impresa

La Municipalidad niega un aumento de la inseguridad en el transporte

El Ejecutivo refutó el planteo de la UTA para justificar las huelgas de la semana anterior. "Hay problemas, pero la situación está estable", dijo un funcionario del municipio.

Domingo 21 de Abril de 2013

La Municipalidad negó ayer que hayan aumentado los hechos de inseguridad en el transporte urbano. "Hay barrios donde los colectivos tienen problemas, pero las situaciones conflictivas se mantienen estables", advirtió el secretario de Servicios Públicos, Pablo Seghezzo. De esta forma el Ejecutivo salió al cruce del argumento esgrimido por el gremio de los choferes (UTA) para fundamentar el paro sorpresivo lanzado el viernes en la estatal Semtur, que podría derivar en nuevas huelgas esta semana. El funcionario admitió que en diez zonas de la ciudad los colectivos tienen dificultades para circular. El miércoles, día clave para la paritaria del sector (ver aparte).

El viernes, al momento de explicar las razones de la medida de fuerza sorpresa decretada en 15 líneas del sistema, Manuel Cornejo, líder histórico de la UTA aludió a la inseguridad. "Es un problema que abarca a todas las empresas del transporte, no sólo a la Semtur. Todos los días tenemos ataques, tiros contra los coches y robos en puertas de comisarías", aseveró el dirigente sindical.

La Intendencia relativizó el planteo de los choferes y reiteró que a su entender el trasfondo es un reclamo salarial. "No decimos que no existe el problema de la inseguridad, pero no tenemos registrado un aumento de los hechos, que más bien se mantienen estables", aclaró Seghezzo.

Según Seghezzo, las zonas calientes para el transporte están identificadas en el municipio. "Tenemos dificultades en La Tablada, en Las Flores, en Tío Rolo, en parte del barrio Toba, Santa Lucía, 7 de Septiembre y La Cerámica por citar las áreas más emblemáticas donde se registran inconvenientes en el sistema", enumeró.

Allí, el Ejecutivo junto a la policía vienen desplegando hace meses una serie de estrategias para minimizar las situaciones de riesgo. "Hemos cambiado algunas puntas de línea, en determinadas zonas las unidades son acompañadas por un móvil policial, hay también presencia de agentes en paradas estratégicas y por momentos se suben los policías a los colectivos", detalló el titular de Servicios Públicos.

Seghezzo remarcó que para la Municipalidad "hay problemas vinculados a la inseguridad que deben resolverse, y que surgen de manera periódica. Para eso estamos trabajando en conjunto con el gremio, los vecinos, la policía y el Ministerio de Seguridad".

Cuando La Capital le preguntó a Seghezzo si en el Ente de la Movilidad (EMR) habían recibido más denuncias formales de parte de los choferes, el funcionario respondió: "La verdad que no, los inconvenientes surgen cada tanto, en zonas conflictivas ya identificadas y se busca atenuarlo de inmediato, pero no tenemos más denuncias de los conductores".

De esta forma, el gobierno de Mónica Fein le restó entidad al argumento vertido por la UTA para explicar el paro del viernes que afectó a unos 135 mil pasajeros.

Según pudo saber este diario, ayer hubo varios intercambios telefónicos entre altas autoridades de la Municipalidad con la cúpula gremial para que la semana próxima no se concrete la amenaza de extender las medidas de fuerza a otras líneas del sistema, como deslizó Cornejo

"Nadie desconoce el legítimo derecho a huelga de los trabajadores, pero en el medio están los 500 mil rosarinos que se suben todos los días a los colectivos y que el viernes se enteraron en la parada del paro. Lo más razonable es que una medida de este tipo se anuncie con cierta anticipación para que la gente tenga tiempo de buscar una alternativa para su movilidad", indicó Seghezzo.

Por lo bajo, en los pasillos de la Intendencia no descartan que, de reiterar la UTA esta modalidad de acción gremial, se apliquen sanciones o bien se propicie una medida de conciliación obligatoria, que retrotraiga el conflicto y deje en suspenso las huelgas.

"Vamos a ver cómo se mueven ellos (por el gremio de los choferes) esta semana clave de paritarias. Esto es como una partida de ajedrez, hay que moverse con cautela e inteligencia. La idea no es tensar la cuerda en lo previo, sino evitar la confrontación y que no haya una escalada conflictiva que perjudicará a todos", dijo un colaborador de la intendenta.

Cornejo llamó a estar "atentos el lunes" a eventuales medidas de la UTA y no sólo en líneas de la Semtur. Se vienen horas decisivas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS