Edición Impresa

La medicina regenerativa

Se llama medicina regenerativa a la especialidad que trata a las enfermedades y alteraciones del funcionamiento del organismo mediante la sangre y/o células de la misma persona.

Jueves 19 de Octubre de 2017

Se llama medicina regenerativa a la especialidad que trata a las enfermedades y alteraciones del funcionamiento del organismo mediante la sangre y/o células de la misma persona. Las últimas investigaciones son promisorias para la cura de algunas patologías que, hasta el presente, no tenían tratamiento alguno. El plasma rico en factores de crecimiento en colirio y en gel, suero autólogo en colirio, membrana amniótica, células madres limbares, son algunas de las herramientas utilizadas para el tratamiento de las alteraciones de la superficie ocular. Aportan factores de crecimiento derivados de las plaquetas que favorecen la cicatrización y son muy útiles para el tratamiento de úlceras corneales que no responden a las terapias convencionales. En estado de gel, el plasma rico en plaquetas, puede ser utilizado como un bioadhesivo autólogo que reemplaza a las suturas, en algunas cirugías de la superficie ocular. La membrana amniótica es utilizada por sus propiedades antiinflamatorias y de reparar los tejidos sin dejar cicatriz, en las quemaduras graves de la córnea y conjuntiva. Además, actúa como un "puente biológico" para que las células madres del limbo esclero corneal recubran el epitelio superficial dañado de la córnea. Muchas veces el saber ancestral precede y enriquece al saber científico. Hace algunos años fui invitado a dar una conferencia en el Congreso de Oftalmología de Tucumán. Intercambiando conocimientos y experiencia con el profesor titular de la cátedra de oftalmología de la Universidad local, le comenté sobre el buen resultado del tratamiento del ojo seco severo con el suero autólogo en colirio y el plasma rico en factores de crecimiento en las úlceras corneales de difícil tratamiento. El profesor me miró con un dejo de ironía y me dijo: "hace algunas décadas hubo, en Tucumán, una epidemia de conjuntivitis tracomatosa que produjo un alto índice de ceguera entre la población nativa" (es una conjuntivitis membranosa que genera un neovascular que invade la córnea y "pega" los párpados a la superficie ocular)."¿Sabes que hacían para disminuir la inflamación y disminuir las secuelas? Respondí negativamente. "Se pinchaban el dedo y con la sangre que emanaba del mismo se lo pasaban por la superficie ocular; no sabían porqué, pero si conocían que les disminuía la irritación, la inflamación y las secuelas de la enfermedad". Los descendientes de los pueblos originarios estaban practicando medicina regenerativa ignorándolo. "¿Qué te parece?", agregó el profesor Dilascio. Quedé anonadado y sin respuesta alguna. Muchas veces el saber ancestral precede y enriquece al saber científico.
Alejo Vercesi


Por un modelo más integrador
Falta poco para que se cumplan dos años de gestión del gobierno de Cambiemos. Preocupa la caída en el nivel de vida de muchos sectores de la población. Basta con mirar la cantidad de gente que deambula por las calles en busca de alimentos. Y ni qué decir de los chicos de corta edad, viviendo en el desamparo. Hay muchos problemas por resolver. Lo que viene parece ser incrementos en las tarifas energéticas, de prepagas, y también flexibilización laboral, reforma previsional que garanticen menores costos laborales e impositivos a los sectores concentrados de la economía. Es tiempo de mirar más a las necesidades sociales y actuar en consecuencia. Se necesita crear más empleo, oportunidades de desarrollo. Ojalá haya una política económica que tenga en cuenta a los seres humanos y no a las grandes corporaciones. Por ahora, el modelo económico cierra solamente para algunos que están bien posicionados.
Marcelo Malvestitti

No le creo a ninguno de los candidatos
Me autorizan a decir esto mis 78 años y el haber trabajado en la vecinal de mi barrio. Al señor Roy López Molina, le digo que si quiere defender a Rosario mejor sería que le diga a su gobierno nacional que cumpla con lo prometido, por ejemplo los jardines infantes, la la iluminación de entradas y salidas de la avenida Circunvalación y la autopista a Córdoba hasta Roldán, para evitar muertes y asaltos. Hacer autovía en la ruta 33 y 34, y mejorar la atención del Pami ya que nos atienden como ganado. También que devuelva los millones de la coparticipación, que saque las leyes de Cavallo que Cristina usó en la "década ganada" como el impuesto al cheque y a las ganancias. Si escucho a Daniela León, se me pone la piel de gallina porque es la misma que hace dos años defendía el sistema de transporte y las obras de la ciudad; parece que ahora siguió los consejos de Boasso y muestra la foto de una zanja o una calle rota. Quizás se olvidó de llevar las fotos del Hospital de Niños, de la Maternidad Martin y de la sala de partos del Roque Saenz Peña, o las salas maternales de los barrios pobres. Las mejoras en 27 de Febrero, Junín, San Martín, el palacio de Justicia, y mucho más. Si escucho a Sukerman, es el colmo. Estuvo como director de la Ansés y no solucionó ningún problema para los jubilados, y quiere solucionar los de la ciudad. Agustín Rossi siguió los consejos de Menem y desmanteló todo lo que era Fabricaciones Militares, puso a su hija como directora del Banco Nación, se sacaba fotos con Cristina en las Paso y ahora con la ex jueza Rodenas, a la que criticó a más no poder. Con todos estos personajes sólo me resta decir "Ay patria mía".
Domingo Felipe Ricardi
DNI 6.030.720

Llevo veinte años esperando
Tengo 94 años, y una sentencia de la Corte Suprema contra la Ansés, de fecha 15 de julio de 1997, que ajustó erróneamente mis haberes en una medida menor a lo determinado en el fallo. Se pidió ejecución de sentencia pero Anses fue rechazando durante años las liquidaciones presentadas, hasta mayo de 2017 en que se ordena a la demandada a que proceda en el plazo de treinta días al reajuste de mis haberes y al pago de la sentencia. Ya pasaron 20 años y continúo esperando.
Silvio Pizarro
DNI 1.738.044

Agradecimiento a empleado de la Ansés
Quiero por este medio agradecer a Gabriel Nefonte, empleado de la Ansés, de calle Rioja y Sarmiento, quien me ayudó incondicionalmente en cada trámite que tuve que hacer por y para mi abuela. En un país de todos contra todos, de grietas, de desinterés por el prójimo, este muchacho es un ejemplo a seguir. Ojalá en todos los lugares públicos donde la burocracia te obliga a mil trámites, podamos encontrar un Gabriel. Nuevamente gracias.
Nicolás Holder
DNI 26.356.679

Carta a la compañía Telecom
Ante los reiterados llamados al 114 por mis teléfonos (particular) 03469 - 490086 y (Telecabina 2000) 03469 - 490209, me veo en la obligación de hacer pública mi frustración para la reparación de los mismos, ya que hace desde los primeros días del mes de agosto que vengo reclamando la mencionada reparación. Señores de Telecom, me siento burlado por ustedes, pues todos los meses debo pagar mis facturas en tiempo y forma, pero ustedes qué hacen. Conozco mis derechos como consumidor y me están forzando a poner en mecanismos los mismos. Desde ya los califico como inoperantes e ineptos para mantener las líneas telefónicas en condiciones. ¿Les importa si hay enfermos, discapacitados o personas mayores que necesitan el teléfono? ¿O es que hay ciudadanos con privilegios? Espero una pronta resolución a mi problema. Desde ya, muchas gracias
Raúl S. Botta
DNI 6.057.252
Uranga (Santa Fe)

¿Quién pagará toda esta fiesta?
Obsceno, escalofriante, ridículo. Calificativos todos tendientes a describir la dilapidación de recursos públicos (del gobierno nacional, provincial y municipal y de todos los partidos políticos) insumidos en la campaña política reciente, a niveles similares o superiores a la anterior (van in crescendo en escala logarítimica, al pulso de la demagogia). Danken Got (gracias a Dios) diría "mi Bobe, ya se termina esta semana" (¿terminará?). Copamiento de espacios públicos con carpas y parlantes de todo tipo, cartelería por doquier, pasacalles (¿no estaban prohibidos?), propaladoras (¿no estaban prohibidas?), carteles en alumbrado público (¿no estaban prohibidos?), conciertos multimillonarios para inaugurar plazas públicas y festejar cualquier cosa (antes se cortaba una cinta celeste y blanca), publicidad multimillonaria en radios, TV, medios gráficos (¿cómo se justifica todo esto?). ¿El dinero crece en los arboles? No sabía. ¿Las prioridades en la utilización de recursos no deberían ser las personas necesitadas? Más de la tercera parte de los jóvenes en indigencia, cada vez más menores ante el flagelo de las drogas. No existe el almuerzo gratis, ¿quien pagara toda esta fiesta? No me lo digan, no quiero saberlo.
Ariel Kaplan

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario