Edición Impresa

La más linda del país es rosarina

El certamen Miss Universo de la Argentina se realizó el sábado en Mar del Plata y participaron 24 chicas, una por cada provincia.  

Miércoles 18 de Septiembre de 2013

Brenda Gonzalez, nacida y criada en la ciudad, es desde el sábado pasado la nueva Miss Universo de la Argentina y competirá en noviembre próximo en el certamen internacional que se llevará a cabo en Moscú, Rusia.

Brenda tiene 20 años y se dedica hace tiempo al modelaje. "Empecé de muy chiquita porque siempre me gustó modelar. Fui a todos los certámenes que había en Rosario, que no eran muchos, pero el gran salto lo dí cuando fui a Buenos Aires a un concurso que se llamó "La argentina más linda", que me obligó a viajar todas las semanas durante dos meses. Eso me hizo tomar en serio mi decisión profesional y a su vez me ayudó a perder la vergüenza de estar frente a las cámara y al público. Después en 2011 gané mi primer premio importante cuando me eligieron Reina Nacional del Sur en Mar del Plata".

Confiesa que lo que más le gusta hacer es modelar, que lo disfruta mucho y es su pasión. Sin embargo, también tiene una faceta fuera de las pasarelas, aunque relacionada, porque cursó estudios en diseño de moda y corte y confección. Los compromisos la obligaron a suspenderlos por un tiempo, pero piensa retomar el año que viene. "Por ahora, además de modelar, lo que más disfruto es ir al gimnasio y después de este premio lo voy a hacer más que nunca. Pero el año que viene vuelvo a estudiar", añadió.

Esta rosarina, miembro de la agencia Nativa Models de Rosario y de Multitalent en Buenos Aires, contó con el apoyo de las secretarías de turismo de la provincia y de la ciudad así como también del Ente Turístico Rosario (Etur) en su aventura por conquistar el premio de Miss Universo en Buenos Aires.

Del certamen que ganó, contó que al momento de la premiación hubo una confusión y la nombraron 2da princesa. "Cuando dijeron mi nombre, y no es por agrandarme, aunque me puse contenta un poco me sorprendí porque yo había dejado todo y sabía que estaba para más, lo sentía. Ahí nomás aclararon que se habían confundido, pasó la segunda princesa, después la primera y después sí me nombraron ganadora. Por eso no fue tan emotivo como podría haber sido porque después de la confusión ya me lo esperaba, no sé, lo presentía".

El futuro inmediato está tomado por la preparación para el concurso en noviembre. Si bien ya tiene listo el traje típico que llevará (es una de las etapas de la competencia) se apura a disculparse por no poder revelarlo porque, dice, va a ser una sorpresa, aunque anticipa que "es espectacular, quedó hermoso y va a ser una sensación".

Se la nota feliz y satisfecha pero también, claro, muy ansiosa. Está a la búsqueda de sponsors para conseguir ropa para noviembre porque, dice, las juzgan todo el tiempo y no sólo arriba de la pasarela. Es importante estar impecable todo el tiempo y no es fácil porque compite con chicas que van con mucho más apoyo que ella.

Para esta nueva aventura tiene el apoyo de su familia, de su novio y de sus amigos. El desafío es ni más ni menos que demostrar, aunque más no sea por un año, que las rosarinas son las más lindas del mundo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS