Edición Impresa

"La mala influencia es Tinelli, eso hace mal a la comunidad"

La cantante, que mañana se presenta en Willie Dixon, negó que sus temas hagan apología de la droga y dijo que su mensaje es "para educar".

Jueves 03 de Abril de 2014

Miss Bolivia es sinónimo de rebeldía y también de polémica. De la mano de su fusión de cumbia, hip hop y reggae, la intérprete de 38 años, nacida en la calle Bolivia del barrio La Paternal (de ahí su nombre artístico), se manifiesta a favor de la despenalización de marihuana, y no considera que en sus canciones haga apología del consumo de drogas. "Mala influencia es Tinelli, Disney Channel o que los padres lleven a sus hijos a comer a McDonald's", dijo la cantante, que además es psicóloga, cuyo nombre original es Paz Ferreyra. Mañana, a las 22, Miss Bolivia presentará su disco "Miau" en Willie Dixon, en una noche en la que además tocarán Kumbia Queers, Pura Ruta y Dj Residente.

—Aunque tu nombre artístico oculta tu identidad, ventilás abiertamente tu compromiso ideológico, como en "Rap para las Madres", y tu mirada de la vida.

— La verdad que este disco lo siento como una radiografía de mi persona sin problemas de traducción, siento que pude decir, y como soy autodidacta fui encontrando las formas y las fui puliendo mediante ensayo y error hasta este corte actual, que es ahora, después seguiré evolucionando. Mi militancia es concreta porque las heridas son concretas y así debe ser la medicina.

—También sos muy explícita en cuanto a cuestiones de género y elecciones sexuales, como en el tema "María José", y no es muy común que cualquier artista se manifieste así en sus canciones.

—Yo siento que el amor, tanto como el despecho, son líneas de contenido que atraviesan la cumbia en su 80 por ciento, ponele. Y no hay mucha cumbia de un hombre que le cante a un hombre, por ejemplo, salvo que lo tome como algo bizarro. Mi arte es prolijo y fino, y me interesa siempre la calidad en lo musical, en lo estético y los contenidos. Como son radiografías, pienso que ahí también está la militancia de género y quién soy yo.

—¿En "Mama", cuando cantás "a mí me gusta fumar marihuana" y "cosecha la planta, fumate la flor", no estás haciendo apología del consumo de drogas?

—Mirá, yo la verdad, en principio, no considero al cannabis sativa como una droga, sí es una planta medicinal y yo soy usuaria y militante activa por la despenalización. También soy psicóloga y profesional de la salud y estoy a favor de las prácticas alternativas y liberadoras de la farmacocinética, entonces no considero que sea apología, sino que sigue siendo parte de la narrativa y de esta radiografía que te contaba. Yo milito también por la desmonopolización de la industria farmacéutica en las praxis sanitarias de las comunidades porque siguen enfermando y haciendo adictas aún más a la población. Creo en la liberación a través de la naturaleza, ya sea a nivel esparcimiento o terapéutico, y tanto profesionalmente o individualmente en mi espacio privado yo soy pro canábica.

—¿No considerás que quizá puede ser contraproducente o una mala influencia el mensaje de esa canción para un sector de la sociedad o para niños y adolescentes que no tienen la debida información profesional que vos tenés?

—Mirá, para mí mala influencia es (Marcelo) Tinelli, eso es realmente aberrante, eso hace mal a la comunidad y a los niños, mala influencia es Disney Channel, o que los padres lleven a sus hijos a comer a McDonald's. Yo no soy madre, pero soy tía madrina y estoy rodeada de niños, y esto de mala influencia o buena influencia es una dicotomía adulta. La influencia natural para mí es una buena influencia, yo respeto cada anteojo y que cada uno mire la sociedad con el anteojo que le gusta, si a uno le cabe leerlo con los Ray-Ban de una luca, que lo lea, yo la leo con el ojo natural y considero que, al contrario, eso es educar y fortalecer. Creo en la utilización canábica como política de reducción de daños para una sociedad que está realmente castigadísima y con un flagelo interminable de paco y cocaína, eso es mala influencia.

—¿Estamos ante una nueva etapa social y cultural para que canciones como las tuyas se puedan recibir naturalmente?

—Sí, creo que sí, que la escucha colectiva está lubricada en cierto aspecto y aunque hay abrecaminos que me preceden me siento parte de una generación que practica este ablande y flexibilización mental y espiritual comunitaria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS