Edición Impresa

La madre de los mellizos desaparecidos identificó a dos de los sospechados

Fue ayer en una rueda de reconocimiento en los Tribunales de RosarioLa defensa relativizó la prueba porque la mujer pudo haberlos buscado en las redes sociales. 

Sábado 09 de Agosto de 2014

Liliana Montenegro, la mujer que dio a luz a mellizos y denunció que se los sustrajeron, reconoció ayer a dos de las personas a las que sindicó como las responsables de ese delito. Se trata de Mariana N. y Luis J., uno de los dos matrimonios que, según la madre de los recién nacidos, la trasladaron a una clínica de Casilda para llevar a cabo el parto, y luego la llevaron al Hospital Eva Perón, ya sin sus pequeños.

El abogado defensor de estas personas, sin embargo, relativizó la prueba, al argumentar que la víctima pudo haber identificado a las personas por internet, y que "manifiesta una gran contradicción, porque si bien hoy —por ayer— dijo que no tenía acceso a las redes sociales, ella mismo había presentado como prueba mensajes en sus propias cuentas y un montón de chats con el presidente comunal de Zavalla", donde reside.

Montenegro reconoció a los dos miembros del matrimonio en sendas ruedas de cinco personas (una de hombres y otra de mujeres), en el subsuelo de los Tribunales provinciales de Rosario, provistos de cámaras especiales para este tipo de ruedas.

Según fuentes cercanas a la investigación, también pudo ofrecer detalles de la participación de cada uno de ellos en lo que fue, según denuncia, el traslado a Casilda para que diera a luz.

Incógnita. De esta manera, el caso de los mellizos desaparecidos, que tiene en vilo a la comunidad local y ya tuvo repercusión nacional, dio un nuevo paso, que en este caso contribuye como prueba a las sospechas de las fiscales de Casilda, Marianella Luna y Lorena Aronne, a cargo de la investigación.

El martes pasado, en la audiencia imputativa llevada a cabo en el Ministerio Público de la Acusación de Casilda, ambas funcionarias judiciales pidieron la prisión sin fecha de cuatro personas sindicadas por la madre como responsables de haberle sustraído a los hijos, medida que se aceptó a medias, ya que la jueza penal Mariel Minetti dispuso, sí, la prisión, pero en los domicilios de los sospechados y por el término de 40 días.

Mientras tanto, sigue sin respuesta la pregunta más importante en toda esta historia, la que desvela a la comunidad: ¿Dónde están los niños?

"Contradicción". Por su parte, Germán Mahieu, defensor de los imputados que fueron ayer a la rueda de reconocimiento, dijo que esta instancia "arrojó resultados positivos para ambas partes; no sólo para la Fiscalía, sino también para la defensa. La presunta víctima manifestó una gran contradición al decir que no tiene acceso al as redes sociales ni en su casa ni en ninguna otra parte, cuando ella misma presentó como prueba mensajes en su propia cuenta, y un montón de chats con el presidente comunal de Zavalla (Ignacio Mujica). Eso demuestra que mintió".

El letrado dijo además que aunque la mujer desconociera los nombres de las personas a las que tuvo que reconocer, sabe dónde trabajan, y en la empresa aparecen todos ellos"

Mahieu adelantó que el próximo lunes habrá una ampliación de la audiencia imputativa, en la que presentará "numerosas pruebas de que el matrimonio que represento estuvo en Federación, en la provincia de Entre Ríos, entre el 11 y el 16 de julio —los bebés nacieron, dijo la madre, el 13—. Tengo entre 55 y 70 páginas con pruebas que demuestran esto, lo pruebo con gastos que el señor Luis J. hizo con sus tarjetas de crédito y débito, al igual que Mariana N., con el contrato y el recibo del alquiler del lugar donde estuvieron y con el testimonio del dueño de ese lugar, y hasta con la declaración de la ex mujer de Luis. Lo pruebo con los mensajes de texto de Mariana desde su teléfono particular a su hijo. Porque el teléfono de Mariana está secuestrado, pero el de su hijo no", abundó, en una larga enumeración de pruebas. Y consideró que "la única prueba que existe de una improbable participación de mis defendidos en este aberrante hecho son los dichos de esta señora. No hay ninguna prueba más".

Y remató: "¿Qué versión creemos de la señora Montenegro? Las fiscales tendrían que centrar la investigación en los posibles lugares donde estuvo la mujer para conocer el paradero de los menores. Se está perdiendo un tiempo valiosísimo porque se están enfocando pura y exclusivamente a estas dos personas y no se sabe nada sobre el resto".

Cuatro imputados. Por el caso están imputadas cuatro personas de Casilda: Andrea N., quien estaba interesada en la adopción de los niños; su esposo, Germán S.; , Mariana N. (hermana de Andrea), y su esposo Luis J., médico a quien Montenegro sindicó como una de las personas que la llevó en una Traffic hasta una clínica de Casilda, aunque no le practicó el parto.

El caso saltó a la luz cuando el presidente comunal de Zavalla (donde vive Liliana), Ignacio Mujica, denunció ante la Justicia de Rosario la ausencia de los niños en su hogar materno. Luego, Liliana denunció que le habían sustraído a los niños, y sindicó a dos matrimonios casildenses.

Con este testimonio y otros elementos, las fiscales pidieron la detención de los sospechosos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario