Edición Impresa

La Justicia provincial ratificó a Robustelli en su banca

Tras una apelación, la Cámara le dio la razón a Diputados, que otorgó la poltrona a la joven dirigente justicialista en razón del cupo femenino

Domingo 06 de Julio de 2014

La diputada provincial santafesina Mariana Robustelli (PJ) quedó definitivamente sentada en la banca que antes ocupó Silvia De Césaris, luego de que el pasado 1º de julio la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Civil de Santa Fe confirmara un fallo de primera instancia en favor de la joven dirigente justicialista.

Para entender el valor de este fallo hay que remontarse al 15 de agosto de 2013, cuando la Cámara de Diputados tuvo que resolver quien ocuparía la banca de la fallecida diputada De Césari.

Por el simple orden de lista dentro de la nómina del PJ aparecían Julio López y Gabriel Prieto antes que Robustelli.

Pero, tras analizar y debatir en el recinto, la mayoría de los diputados votó a favor de Robustelli y rechazó la petición de ingreso de López.

Con una decidida participación del presidente de la Cámara, Luis Rubeo, se debatió la situación en que quedaría el cuerpo colegiado si se seguía el mero orden de lista: habría menos diputadas que el 30 por ciento que manda la ley nacional de cupo femenino.

Hasta la vacancia anterior, la incorporación de varones (Tessa por Bielsa) no había perforado ese piso mínimo. Pero con la inclusión de un varón en este caso quedaría demasiado reducida la participación femenina en Diputados, por lo que se resolvió incorporar a Robustelli.

López, asistido por Iván Cullen, interpuso una acción de amparo ante la Justicia civil.

Rubeo defendió la postura de Diputados asistido por el constitucionalista Domingo Rondina. El 19 de febrero de 2014 la jueza Viviana Marín dictó sentencia rechazando el amparo de López, admitiendo los argumentos de Rubeo.

López apeló esta resolución. Tras recibir los argumentos de Rubeo y Robustelli, la Cámara estudió el caso y confirmó la resolución de Marín (puede verse completo en www.domingorondina.com.ar).

La Cámara basó su resolución en tres argumentos:

Por un lado avaló la actuación formal de Diputados. Consideró que el trámite dado al caso "fue irreprochable". A diferencia de otros casos, donde la Justicia había intervenido en decisiones del Legislativo, basándose precisamente en deficiencias formales, esta vez deja en claro que "no hay resquicio procedimental alguno por el cual la vigilancia judicial pueda ejercerse". Mérito de Rubeo, quien se convirtió en el primer presidente de Cámara desde 1983 en frustrar las intervenciones judiciales sobre la misma.

Además, sostuvo que "los argumentos de la mayoría de la Cámara, tanto en el dictamen como en la votación, lucen razonables (salteo solamente cuando el 30 por ciento estuviese en peligro)". También aquí se salda una vieja discusión constitucional: la Justicia no puede meterse en una decisión soberana de otro poder salvo que los argumentos utilizados hayan sido a simple vista injustos, discriminatorios, delirantes.

Finalmente, consideró que "la vía del amparo no resulta apta para esta discusión", ya que la Cámara de Apelaciones considera "que debió tramitarse mediante una acción de inconstitucionalidad".

Se trató de la primera vez que la Justicia acepta como constitucional un decisorio que sostiene la prevalencia del cupo femenino por sobre otra norma electoral.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS