Edición Impresa

La Justicia le concedió la exención de prisión al ex funcionario Jaime

La Cámara Federal concedió la exención de prisión al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, aunque el fallo tiene vigencia sólo para el pedido de detención librado por el juez federal...

Viernes 19 de Julio de 2013

La Cámara Federal concedió la exención de prisión al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, aunque el fallo tiene vigencia sólo para el pedido de detención librado por el juez federal Claudio Bonadío en Buenos Aires, por lo que para la Justicia cordobesa el ex funcionario sigue prófugo y se mantiene la orden de captura internacional.

Por ese motivo, Jaime seguirá sin presentarse ante la Justicia, a la espera de que avance un recurso ante el Tribunal Oral Federal Nº2 de Córdoba, que ordenó vía Interpol la captura internacional del ex funcionario para asegurar que se presente a un juicio oral el 30 de julio por supuesto ocultamiento de pruebas en una causa por presunto enriquecimiento ilícito.

La Sala I de la Cámara Federal, integrada por Jorge Ballestero y Eduardo Freiler, remarcó que la "falta de motivos valederos para cercenar la libertad de una persona torna en injustificada, gratuita y, por tanto, en arbitraria la decisión que así la dispone como a la medida llamada a ejecutarla".

En el escrito, los camaristas aludieron a los vínculos de Jaime con funcionarios del Estado nacional que Bonadío estableció como un motivo por el que podría entorpecer la causa.

Al respecto, consideraron que esa información no es "novedosa" y que faltó "la descripción de qué nueva situación se había advertido que condujera a presagiar la adopción, por parte del imputado, de una conducta concreta que, dadas esas relaciones, hoy pusiera en peligro el destino de la causa".

"Se alude a sus supuestos vínculos con funcionarios del Estado. Sin embargo, esa información lejos está de imponerse en un extremo novedoso cuando el imputado ostentó, durante un prolongado tiempo, un cargo de jerarquía en el gobierno nacional, en cuyo espacio se enmarca, justamente, la misma imputación que se le dirige en este sumario", señaló el texto.

El fallo se conoció a poco de cumplirse una semana con Jaime prófugo de la Justicia y sólo tiene vigencia contra el pedido de Bonadío, que lo procesó por un supuesto hecho de corrupción en la realización de una obra para el Belgrano Cargas —que involucra un pago extra de 2,5 millones de pesos— y ordenó su detención preventiva por temor a una eventual fuga.

Por su parte, el fiscal cordobés Maximiliano Hairabedian afirmó que Jaime "aún tiene vigente la orden de detención en Córdoba", por lo que, "si se presenta ante el tribunal quedará preso", aunque confió en que a partir de este antecedente también en la provincia se revoque el pedido de arresto. De hecho, el abogado de Jaime en Córdoba, Marcelo Brito, anticipó a Cadena 3 que hoy interpondrá un recurso contra la decisión de pedir la captura internacional al considerar que "la aplicación que se hizo de la norma específica que faculta al tribunal a librar tal orden de detención no corresponde en este caso".

"El sólo hecho de que un juez resuelva una causa en la que está investigando desde hace años con una prueba que ya fue reflexionada mucho tiempo antes, dicte una resolución horas antes de que se inicie una feria judicial, no creo que sea motivo de fuga", agregó el letrado.

En tanto, una vez que se conoció el fallo de la Cámara Federal, el abogado de Jaime en Buenos Aires, Andrés Marutian, negó que su defendido esté obligado a presentarse ante la Justicia y anticipó que acusará a Bonadío por mal desempeño ante el Consejo de las Magistratura "apenas termine la feria. No tiene por qué presentarse. Con este fallo quedó sin efecto lo establecido por Bonadío", señaló Marutian, quien confirmó que su defendido se encuentra en la Argentina y remarcó que "no existe ninguna prueba de que haya intentado eludir la Justicia u obstaculizarla" (ver aparte).

"Para el tribunal estaba prófugo, pero para la defensa, como la orden de detención fue posterior a nuestra apelación al auto de procesamiento con prisión preventiva, el auto no estaba firme, por lo que él no se encontraba jurídicamente en la situación de prófugo", argumentó el letrado.

"Entendemos que los fundamentos que volcó Bonadío son bochornosos y vergonzosos, porque manifestar que si Jaime estuviera en libertad podría utilizar sus conocimientos y amistad con altas autoridades del gobierno nacional para entorpecer el accionar de la Justicia me parece una falta de respeto absoluto", reseñó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS