Edición Impresa

La investigación sigue la pista de la responsabilidad de Litoral Gas

En el Juzgado de Instrucción Nº 7 declaró el jefe del área de mantenimiento de redes. Citarán a más agentes de la concesionaria.

Martes 13 de Agosto de 2013

La investigación judicial abierta para dilucidar las responsabilidades penales por la explosión desatada en el edificio de Salta 2141 tras un escape de gas avanzó ayer un paso más con la declaración del jefe de la Sección Redes de la prestadora del servicio, Litoral Gas. Por el Juzgado de Instrucción Nº 7, a cargo de Juan Carlos Curto, pasó también el presidente de la Asociación de Empresas Instaladoras de Gas de Rosario (Airgas), Angel Canteros, quien destacó los buenos antecedentes del gasista que realizaba trabajos en la torre al momento del incidente, que continúa detenido. En los próximos días se citará a más personal técnico de la firma concesionaria.

Durante algo más de dos horas, y asistido por abogados de la empresa, el ingeniero que tiene a su cargo el mantenimiento de las redes de gas prestó declaración informativa ante Curto y la fiscal de la causa, Graciela Argüelles. Si bien el tribunal guardó un prudente secreto sobre los pormenores de las explicaciones brindadas por el profesional, trascendió que el cuestionario giró en torno a las operaciones de control y de mantenimiento al que se someten las redes.

Con esto se avanzará en la línea de investigación que apunta a establecer las responsabilidades de la concesionaria del servicio en la explosión desatada hace una semana, considerada la peor tragedia vivida en la historia de la ciudad.

Fuentes cercanas a la causa apuntaron que la información aportada por el jefe de área se buscará constatar con las declaraciones de tres inspectores de la empresa, que comparecieron el jueves pasado. Uno de ellos apuntó que había concurrido al edificio de Salta 2141 en dos oportunidades, la última el viernes 2 de agosto, cuatro días antes que se desatara la catástrofe.

Además de los inspectores, en el despacho de Curto también declararon el viernes los gerentes general, técnico y de relaciones institucionales de Litoral Gas.

Y ayer se confirmó la existencia de nuevas citaciones en curso dirigidas a personal técnico de la empresa, que deberán presentarse ante el juez en el transcurso de esta semana.

Detenido. En tanto, los abogados de Carlos García, el gasista que estaba realizando trabajos en el edificio al momento de desatarse la tragedia, recibieron la notificación de la denegatoria de libertad del técnico, que seguirá detenido en la comisaría 3ª imputado de estrago culposo agravado por las muertes.

Hugo Buffarini, a cargo de la defensa de García, adelantó que se presentará un recurso para que se revise la decisión.

A la declaración del jefe de área de Litoral Gas le sucedió la del presidente de la Asociación de Empresas Instaladoras de Gas de Rosario (Airgas).

Canteros fue interrogado sobre los antecedentes de García y refirió que la entidad no había recibido ninguna queja por el accionar del operario. "Tenemos buenos antecedentes", sostuvo al salir del despacho del magistrado.

En el Juzgado de Instrucción Nº 7 aún se aguarda el informe solicitado al Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) sobre las responsabilidades exigidas a la concesionaria en el pliego de adjudicación del servicio.

Y también están pendientes los resultados de las pericias sobre la válvula y otros mecanismos de la conexión de gas secuestrados el jueves del edificio colapsado.

Esos estudios permitirán corroborar el estado de las instalaciones sobre las cuales trabajó el gasista, que advirtió que se trataba de materiales muy viejos que no presentaban el más mínimo mantenimiento.

Un dato importante al momento de establecer la secuencia de responsabilidades que terminaron con la explosión registrada siete días atrás, que enlutó a la ciudad.

Hallazgos que devolvieron sonrisas

Cecilia se reencontró ayer con su gata Diamante, que estaba perdida luego de la explosión en el edificio de Salta 2141, que también produjo cuantiosos daños en 238 viviendas de la manzana.

El hallazgo ocurrió después del mediodía, cuando la mujer ingresó a su domicilio a buscar algunas pertenencias y se encontró a la gata debajo de una cama. Cecilia es una de las afectadas que vive en una casa de pasillo que termina sobre el playón de La Gallega.

Por su parte, Pablo salió del edificio en que habitaba sobre calle Salta con su gato en brazos. El hallazgo ocurrió también al mediodía, cuando se permitió que los vecinos ingresaran a rescatar elementos de sus viviendas por segunda vez desde que ocurrió la explosión.

Subió al octavo piso del edifico de Salta 2159 y descubrió a su mascota, Luigi, entre la ropa y escondido en el placard, donde al parecer permaneció desde hace una semana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS