Edición Impresa

La investigación a Lula queda en manos de la Corte Suprema

El Supremo Tribunal Federal (STF), la Corte Suprema de Justicia de Brasil, le concedió ayer una victoria al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva cuando decidió no devolverle a un juez una investigación por corrupción en contra del mandatario. Lula había acusado al juez de parcialidad por enfocarse en su contra injustamente.

Viernes 01 de Abril de 2016

El Supremo Tribunal Federal (STF), la Corte Suprema de Justicia de Brasil, le concedió ayer una victoria al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva cuando decidió no devolverle a un juez una investigación por corrupción en contra del mandatario. Lula había acusado al juez de parcialidad por enfocarse en su contra injustamente.

En una decisión de ocho votos a favor y dos en contra, la Corte, el más alto tribunal de Justicia del país le quitó la competencia del caso Lula al juez Sergio Moro, que lidera una investigación de un entramado de corrupción de sobornos a cambio de contratos en la estatal petrolera Petrobras. Moro, un juez de la provincia de Curitiba, se volvió una figura importante del aparato judicial brasileño en los últimos dos años mientras adelantaba la investigación en la que fueron involucrados acaudalados hombres de negocios y prominentes figuras del espectro político brasileño.

El magistrado fue acusado de no actuar imparcialmente a principios del mes cuando ordenó detener temporalmente y conducir a Lula para que se le tomara una declaración en un interrogatorio como parte de la investigación de Petrobras. La Corte cuestionó además la decisión de Moro de divulgar escuchas telefónicas entre el ex presidente y su sucesora, Dilma Rousseff, y otros políticos con fueros. Los partidarios de Lula dicen que Moro está adelantando una campaña en contra del líder del Partido de los Trabajadores y temían que el juez detuviera a Silva indefinidamente, una decisión que se cree que es poco probable que la Corte Suprema tome, al menos en el corto plazo.

El plenario del máximo tribunal no ha estudiado varios recursos de apelación sobre unas órdenes que suspendieron el nombramiento de Lula como jefe de gabinete del gobierno de su sucesora, la presidenta Dilma Rousseff, lo que le daría una mayor protección legal frente a este tipo de investigaciones. Según la ley brasileña, sólo la Corte Suprema puede autorizar una investigación penal en contra de un ministro del gabinete o de un congresista y sólo dicho tribunal puede ordenar su detención.

El nombramiento de Lula ha estado en el limbo durante las últimas semanas a la espera de que la Corte Suprema decida sobre los recursos de apelación. Lula, que fue presidente de Brasil de 2003 a 2010, ha negado haber cometido ilegalidad alguna.

El STF deberá analizar el expediente en la que se investigan si constructoras vinculadas al caso Petrobras tienen nexos con dos propiedades, un apartamento en la playa de Guarujá y una quinta en la ciudad de Atibaia, ambos en el Estado de San Pablo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario