Edición Impresa

La intendenta Fein cambia el gabinete y crea una súper área de control municipal

El funcionario Pablo Seghezzo tendrá a su cargo la Guardia Urbana Municipal, Control Urbano, Inspección, Tránsito, el monitoreo del transporte y las cámaras de seguridad.

Sábado 16 de Noviembre de 2013

La intendenta Mónica Fein decidió cambiar parte del gabinete para apuntalar el sector más cuestionado de su gobierno: las áreas de control. Para ello, la jefa comunal resolvió crear una súper dependencia, que será conducida por el hasta ahora secretario de Servicios Públicos, Pablo Seghezzo. El funcionario tendrá a su cargo la Guardia Urbana Municipal, Control Urbano, Inspección, Tránsito, el monitoreo del transporte y las cámaras de seguridad. Su lugar en Servicios Públicos será ocupado por la actual titular de la Agencia de Seguridad Vial, Clara García.

   El enroque de colaboradores implicará varios desplazamientos: el subsecretario de Prevención y Seguridad Ciudadana, Luis Baita; el director de Control Urbano, David Sánchez; el director del Centro de Monitoreo, Patricio Campbell y el titular de la GUM, Gustavo Franco, dejarán el cargo, relegados en el reparto de poder.

   Otro funcionario que pierde atribuciones es el secretario de Gobierno Fernando Asegurado, quien hasta ahora controlaba Inspección, GUM, Control Urbano y videovigilancia. Igualmente seguirá teniendo un fuerte peso en la mesa chica de la intendenta junto al secretario General, Jorge Elder, y será el nexo del Ejecutivo con el Concejo.

   Se trata además del primer cambio importante dentro del gabinete desde que Fein asumió en 2011 al frente del Palacio de los Leones. Hasta ahora hubo retoques en segundas líneas, el ascenso del subsecretario de Salud, Leonardo Caruana a secretario del área y un secretario que renunció (el de la Producción, Sebastián Chale) por diferencias políticas entre el radicalismo y el socialismo.

   La novedad del nuevo gabinete es la creación de la Secretaría de Control. Fein resolvió meter mano en el ejercicio de poder de policía de la Municipalidad, cuestionado por la oposición en el Concejo por su falta de rigor y eficacia.

   También influyeron en esta decisión la acefalía en la Dirección de Inspección, tras la salida de Gregorio Ramírez por la tragedia de International Park. El ex funcionario fue procesado el jueves por omisión de control en el parque de diversiones concesionado por el municipio, donde murieron dos adolescentes al desplomarse un juego.

   Otro elemento que pesó al momento de definir los cambios fueron los cuestionamientos al director del Centro de Monitoreo por haber patrocinado como abogado a un joven acusado de robo y tentativa de homicidio, tras haberlo negado inicialmente. El PJ acusó a Campbell de estar “en los dos lados del mostrador”.

   La flamante megadependencia manejará todas las áreas estratégicas de control de la Municipalidad: Inspección, Control Urbano, Guardia Urbana, movilidad, monitoreo del transporte y el sistema de videovigilancia.

Hombre fuerte. A cargo de la nueva secretaría estará Pablo Seghezzo, en adelante el nuevo hombre fuerte del gabinete de Fein. Será secundado por Mónica Alvarado, hasta ahora directora del Ente de la Movilidad y mano derecha del saliente secretario de Servicios Públicos.

   Seghezzo fue subsecretario de Servicios Públicos durante el segundo mandato de Miguel Lifschitz y luego su secretario de Promoción Social. Con la asunción de Fein fue nombrado al frente de Servicios Públicos y se anotó varios logros: la adjudicación del nuevo sistema de recolección de residuos, la implementación de carriles exclusivos y el diseño de la movilidad en el área central.

   En lugar de Seghezzo en Servicios Públicos asumirá Clara García, quien ya ocupó el cargo en los cuatro años del primer gobierno de Lifschitz. No son pocos los que asocian la pertenencia política de García y Seghezzo con el perfil del nuevo gabinete, preludio de la interna socialista en la carrera por la gobernación y la Intendencia.

   El ascenso de Seghezzo deja varios “heridos” en la estructura municipal. El más afectado es Luis Baita, cuestionado internamente por sus designaciones en segundas líneas y salpicado por algunas denuncias de irregularidades en el control de la noche por parte de empresarios.

   Junto a Baita, quien podría desembarcar en la administración provincial, dejarán de tener lugares expectantes en la estructura de poder local el director de la GUM, Gustavo Franco, quien desde agosto no maneja la dependencia por resistencia de los subordinados; el titular de Control Urbano, David Sánchez, con un escenario similar al de Franco y Patricio Campbell.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS