Edición Impresa

La Intendencia fijó el costo del boleto de colectivos en 9,45 pesos

Efecto inflacionario. Ese cálculo no incluye la suba salarial a los choferes ni el posible congelamiento de subsidios, que podrían elevarlo hasta los 12 pesos.

Jueves 07 de Abril de 2016

La Municipalidad elevará hoy al Concejo el estudio de costos del transporte urbano de pasajeros, que dio como resultado una tarifa 9,45 pesos. Se trata del precio real del boleto, que presenta un desfasaje de poco más del 50 por ciento respecto al valor vigente, que asciende a 6,30 pesos. Sin embargo, el análisis elaborado por el Ente de la Movilidad (EMR) no contempla aún la suba salarial de los choferes que, a nivel nacional, cerró en un 29 por ciento retroactivo a enero. Y tampoco se incluyó la posibilidad de que el gobierno federal congele los subsidios. Ambas cuestiones avizoran un valor técnico de hasta 12 pesos. Mientras tanto, para evitar un efecto devastador en los bolsillos del usuario, el desafío es buscar la mayor cantidad posible de fuentes de financiamiento.

Este punto extremó la preocupación en la Municipalidad al límite de que en el gobierno que conduce Mónica Fein se analiza la posibilidad de reunir las voluntades de varias ciudades del interior del país para presionar ante la administración de Mauricio Macri y lograr que la Nación no deje libradas a la buena de Dios a las grandes urbes del interior.

El antecedente que elevó el alerta en el Palacio de los Leones es la paritaria nacional que, tras la negociación correspondiente, no contempló una ayuda mayor a las empresas para solventar los salarios de los choferes y las tarifas.

El secretario de Gobierno de la Intendencia, Gustavo Leone, admitió ayer que el escenario que se plantea es "sumamente difícil". Y sostuvo: "Sería ideal que tuviéramos la certeza de que se seguirá aplicando una ayuda nacional importante".

Por su parte, la secretaria de Transporte, Mónica Alvarado, remarcó: "Lo que estamos enviando al Palacio Vasallo es un estudio técnico en cumplimiento de la ordenanza vigente". La idea es que los concejales tengan conocimiento de "cuánto cuesta el transporte para buscar con el municipio alternativas de financiamiento", insistió.

Ya desde finales del año pasado se elevaron de manera ostensible los repuestos, el combustible, los valores de las nuevas unidades y los costos operativos del sistema.

La publicación del análisis oficial que elabora el EMR se esperaba desde noviembre del año pasado cuando arrojó 7,13 pesos. Desde aquel momento a hoy los números siguieron creciendo. El valor que se pondrá a consideración de los ediles, de 9,45 pesos, no incluye los aumentos salariales acordados en la paritaria con los choferes nucleados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA). Tampoco se contempló el posible impacto de una merma real de los subsidios que gira al sistema el gobierno nacional.

Especulaciones. En los últimos días era un secreto a voces que el gobierno dejaría de compensar los aumentos de sueldos con más subsidios. No obstante, la UTA cerró a nivel nacional un alza en los salarios del 29 por ciento escalonado para los próximos 12 meses. Habitualmente esa negociación es tomada casi literalmente por el gremio en Rosario, aunque en el sindicato que lidera Manuel Cornejo no se expidieron al respecto.

El incremento para el sector que beneficia a los trabajadores fue formalizado por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, en una conferencia de prensa en la Casa de Gobierno y pone en evidencia que la administración Macri dio el primer paso para cambiar el modelo de gestión del sistema de subsidios.

No obstante, para Alvarado, en un proceso inflacionario sostenido, la posibilidad de que el gobierno nacional congele los subsidios no es otra cosa que "congelar también la inequidad, porque en el Area Metropolitana de Buenos Aires, la ayuda financiera siempre fue el doble que la que se destinó al interior. Esto volvería a quedar así en vez de adecuar los subsidios a los que se reciben en la capital del país".

Leone, en tanto, habló en la misma sintonía y pidió "corregir una discriminación histórica que hizo siempre que en Buenos Aires el boleto cueste la mitad que en Rosario".

Las primeras repercusiones entre los concejales

Los ediles del bloque Unión PRO evitaron abundar ayer en opiniones sobre su posición en torno al precio del boleto, porque “todavía no llegó al cuerpo el estudio de costos”, dijo la edila Renata Ghilotti. Sin embargo, confirmó que los referentes de esa bancada acompañarán a la Municipalidad ante la posibilidad de que no se incorporen más subsidios federales al transporte.
     “Vamos a generar una reunión con las autoridades nacionales”, sostuvo Ghilotti a la hora de esgrimir un “compromiso” al respecto.
     Por su parte, la representante del bloque Iniciativa Popular, Fernanda Gigliani, indicó que el número técnico de la tarifa de colectivos podría alcanzar los 12 pesos como resultado del “cóctel que se compone por el nuevo estudio de costos más la falta de nuevos subsidios de la Nación y la paritaria de los trabajadores del sector, que acordó una suba del 29 por ciento”.
     Más allá de los números, la edila Gigliani detalló que el componente político a la hora de discutir el aumento es muy importante. “No podemos negar el contexto social que estamos viviendo, donde tenemos aumentos de tarifas y miles de despidos en el sector público y también en el privado. De esa manera, estar hablado de un boleto a 12 ó 13 pesos me parece una provocación”, sentenció.
     Y señaló la preocupación por la “quita” de subsidios al transporte por parte del gobierno nacional. “Veníamos planteando la implementación de la (tarjeta) Sube, que era una de las cuotas pendientes del sistema, ya que con la misma dejábamos de subsidiar a las empresas para subsidiar a los usuarios, pero con el congelamiento momentáneo de los subsidios esa discusión ya no la podemos dar”, lamentó.

Taxis: 60% de incremento

Según pudo saber La Capital ayer, el estudio de costos del Ente de la Movilidad (EMR) determinó un desfasaje del 60 por ciento para la tarifa de los taxis. Así, el análisis que enviará hoy el municipio al Concejo expresa que la bajada de bandera diurna debería rondar los 25 pesos y la ficha (recorrido cada cien metros) podría alcanzar alrededor de 1,35 peso. En los últimos días, los titulares de licencias solicitaron un aumento “urgente”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario