Edición Impresa

"La inseguridad que hay en Rosario obedece a un problema institucional"

El especialista internacional en seguridad de la ONU, Franz Vanderschueren, dijo que la temática "posiblemente resida en la policía". Elogió las políticas sociales en la ciudad.  

Domingo 12 de Octubre de 2014

"Rosario está espectacular desde el punto de vista de los programas sociales y urbanos, pero la inseguridad igual existe y esto demuestra que no sólo hay desigualdad, sino también algún problema institucional". En estos términos se refirió a la ciudad Franz Vanderschueren, coordinador del grupo de asesores de la red global de ciudades más seguras ONU (Organización de las Naciones Unidad) Hábitat, y especialista en temas de seguridad en todo el mundo.

Vanderschueren habló en estos términos recientemente en ocasión del congreso Santa Fe Red de Ciudades, que agrupó a más de 200 intendentes, presidentes comunales y funcionarios de la provincia. Fue un encuentro al que calificó como "una convocatoria muy interesante" y donde valoró notablemente la gestión municipal en lo social y cultural. "En Rosario hay un esfuerzo inteligente en hacer cosas buenas", señaló Vanderschueren, para quien "eso se corresponde con la tradición de la ciudad".

"Espectacular". Este especialista en criminalidad y seguridad urbana ve a Rosario "espectacular desde e punto de vista de los programas sociales y urbanos; todo lo que se ha hecho para recuperar la zona costera, lo realizado en materia cultural aquí y en Santa Fe". En ese sentido, fue categórico y rebosante de elogios: "Aquí se ve una de las mejores políticas sociales de América latina y mire que viajo mucho". Aunque luego consideró que "la inseguridad igual existe y esto demuestra que no sólo es resultado de la desigualdad social, sino que existe algún problema institucional". Tras preguntarse dónde está la falla, Vanderschueren se contestó que "posiblemente el problema resida en la policía".

"La prevención social existe y es muy buena, pero evidentemente hay un gran vacío policial y la presencia de gendarmes en esta ciudad lo demuestra. Aquí hay que trabajar profundamente el tema. Si hay corrupción policial, tiene que haber corrupción judicial, si no, no veo cómo puede existir", sostuvo el especialista, que además es profesor de la Universidad Jesuita Alberto Hurtado de Chile. "Ese es un problema fundamental al que hay que buscarle la solución. Los cambios en la policía requieren mucho más tiempo que el que se cree. A lo mejor lleva 10 años llegar a algo consolidado", manifestó.

Tambien señaló que "respetando los contextos diversos, la política social y de seguridad local se asemeja a lo que hacen en Bogotá, aunque las dificultades de allá son otras. La situación de base es mucho mejor acá; también se parece a políticas que se han dado en México en ciudades como Querétaro. Es bonito mucho de lo que están haciendo".

En contexto. El docente reflexionó además sobre el uso que se hace de la información sobre el aumento de la violencia y, en tal sentido, señaló que la inseguridad y la criminalidad de un lugar no pueden ser comparadas con las de otro. "Deben ser vistas en su contexto y en su representación por la prensa". Además, amargamente evaluó que "la violencia juvenil vigente en el mundo no tiene una explicación absolutamente satisfactoria, y en muchos casos es bastante incomprensible. Cómo se explica que haya gente francesa que se va a luchar a favor del Estado Islámico, y mujeres que se trasladan allí y dicen que son felices.Hay algo incomprensible; una violencia que necesita canalizarse y que nadie entiende completamente".

Para este docente, algunas apelaciones voluntaristas a cosas como la "unidad latinoamericana" o a cierto romanticismo para vencer el prejuicio contra algunos sectores de la sociedades del continente son inconducentes. "Aquí el prejuicio es clasista. Solamemte en México se encuentra algo de orgullo en la población por pertenecer a una etnia originaria. En todo el resto del continente hay mucho prejuicio y se debe pasar por encima de las barreras de clase, de género. Hoy la segregación se manifiesta en la falta de acceso a los servicios, en el uso del espacio en las ciudades", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario