Edición Impresa

La industria nacional de videojuegos se consolida

La facturación de las empresas grandes y pequeñas que se dedican al desarrollo de videojuegos en Argentina ronda los 90 millones de dólares, según datos de la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos.

Martes 25 de Septiembre de 2012

La facturación de las empresas grandes y pequeñas que se dedican al desarrollo de videojuegos en Argentina ronda los 90 millones de dólares, según datos de la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos Argentina (Adva).

Además, Argentina lidera el mercado latinoamericano con 70 estudios medianos y chicos desarrolladores de videojuegos, de los 300 que hay en la región.

"Esto significa que hay 7 mil personas que son ingenieros, artistas o escritores que trabajan en pequeños y medianos estudios en toda la región", explicó el secretario de Adva, Ezequiel D"Amico.

En el marco del seminario "Videojuegos: para jugar y hacer negocios", organizado por la Universidad de Palermo, D`Amico explicó que, según las estadísticas de la región, casi un tercio de todos los estudios de desarrolladores en algún momento trata de hacer su propio juego sin que una empresa más grande lo contrate.

Aproximadamente 100 estudios en toda la región intentaron triunfar solos, pero en total, sólo 3 por ciento de los juegos desarrollados terminan siendo promocionados en las tiendas on line.

Según Vostu, una desarrolladora de juegos para redes sociales como Facebook, entre 2 por ciento y 5 por ciento de los usuarios argentinos pagan por contenido premium en los juegos online y gastan entre 8 y 12 dólares por mes.

En otros mercados, como en el de Estados Unidos, pagan por jugar cerca de 5 por ciento de los usuarios y en Asia, llega a 15 por ciento.

Según el CEO de Vostu, Matías Recchia, "la gente es muy activa en las redes sociales, mucho más en Latinoamérica, y jugar es una parte muy importante".

Además, Recchia ve un importante cambio en los públicos: "Antes los juegos eran para chicos; hoy, los principales clientes son mujeres de 35 años, con hijos"

"Lo interesante es que todo el mundo que hoy tenga un celular y 5 minutos, seguramente va a jugar a los juegos del celular y si le divierte va a terminar pagando", afirmó.

Por su parte, Marcos Amadeo, director de Operaciones en la Argentina de Playdom-Disney Interactive, "si una persona juega muchas veces en el tiempo, termina por decidir que ese tiempo que invirtió jugando vale la pena y finalmente paga por más contenido".

En cambio, en el caso de juegos para celulares hay 590 millones de usuarios en América latina, con la particularidad de ser "un mercado con un ingreso per cápita bastante bajo".

"En Latinoamérica, la relación entre ingreso y costo en los servicios, son los más caros del mundo, por lo que lo que queda para gastar en entretenimiento es muy poco", señaló el manager de Marketing regional B2C para América latina, Paull del Pin de Gameloft.

Según las conclusiones del seminario, los principales mercados para estos desarrolladores de juegos para móviles son México, Argentina, Brasil, Chile y Colombia.

Mercado global

Según el Yankee Group, el mercado mundial de videojuegos (hardware y software) estaba en 2010 en los 70 mil millones de dólares, mientras que el mercado del cine facturaba 50 mil millones de dólares. A nivel local, Adva señaló que los primeros desarrollos de “advergaming” encargados a empresas locales vienen de firmas tales como Movistar, Lego o Cartoon.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario