Edición Impresa

La honestidad del rock oscuro: Mauro Digerolamo presenta su nuevo álbum

El cantante y guitarrista habló sobre su último disco, “La trituradora”, un álbum filoso , sombrío y confesional. Hoy lo presenta, a las 21.30, en la Plataforma Lavardén.

Viernes 08 de Abril de 2016

En 2009 Mauro Digerolamo se convirtió en una revelación en la escena local con su primer disco, “Estoy jugando”. Después se afianzó con las canciones de “Actitud de entrega” (2012) y a fines del año pasado editó “La trituradora”, su álbum más rockero y oscuro, con las guitarras al frente y la voz filosa y fuerte. Antes de partir a Europa a probar suerte, el cantante y guitarrista se presentará esta noche, a las 21.30, en el Gran Salón de la Plataforma Lavardén, Sarmiento y Mendoza, para mostrar todos los temas de su último CD. Su banda está integrada por Juan Flores (bajo), Fabricio Magaldi (guitarra), Tito Barrera (batería) y Bruno Ferrúa (percusión). También habrá dos saxos y un cuarteto de cuerdas.
  “En este disco quería sacar mis influencias rockeras, que no estaban en los trabajos anteriores”, dijo Digerolamo en charla con Escenario. “En principio esos temas se iban a editar por separado, por Internet. Ese era el plan. Pero después ganamos un concurso del Ministerio de Cultura de la provincia y tuvimos la oportunidad de grabar el disco”, explicó. Según el cantante, el álbum tiene tres inspiraciones musicales: lo más crudo de John Lennon solista, Pescado Rabioso y Nirvana. “Yo lo siento como un primer disco, porque lo produje solo. Además me parece un disco más adulto, tal vez porque me fui a vivir solo y me separé. Eso seguramente tiene que ver con el tono de las canciones”, afirmó.
  En “La trituradora” hay un tono sombrío y arranques de honestidad brutal. En el tema que da título al disco, Digerolamo canta: “No quiero morir joven/ no quiero vivir viejo/ no quiero ver que al final/cualquier cosa es lo mismo”. “Es una especie de respuesta”, dice ahora sobre esa letra. “En el rock no está mal visto morir joven, como en el caso de Kurt Cobain. Y yo ahí manifiesto lo contrario. En realidad tengo miedo de morir joven, pero tampoco quiero vivir como un viejo, fijándome todo el tiempo en la salud y ese tipo de cosas. Hay gente que tiene 25 años y vive de la casa al trabajo y del trabajo a la casa, pendiente sólo de las obligaciones, que pierde la esencia de la juventud muy tempranamente. Creo que no hay que dejar de hacer lo que uno siente. Viejo no es una mala palabra, pero poéticamente yo la aplico a la canción para querer decir «triste»”, se explayó.
  En el mismo tema el guitarrista dispara: “Antes el rock era la revolución/pero ahora nada se compara con mi ansiedad”. Y uno de los temas del CD se titula directamente “Ansiedad”. “En una época tuve trastornos de ansiedad”, admitió. “A veces uso la música como un radiador, para sacarme de encima lo que tengo adentro. Y la ansiedad ocupa un lugar importante en la vida cotidiana. Sobre el rock, no quiero caer en la frase «todo tiempo pasado fue mejor», pero me parece que las bandas de rock de antes tenían un objetivo más claro en su mensaje. Ahora lo que juega es lo personal, la lucha es la lucha contra uno mismo”, analizó.
  En julio Mauro Digerolamo tiene planeado viajar a Europa sin pasaje de vuelta. En principio irá a probar suerte a España, y después espera recorrer otros países con músicos amigos que viven en el Viejo Continente. “Nunca salí de la ciudad y tengo ganas de cambiar de aire. En parte lo hago por una necesidad cultural y también por una necesidad económica”, admitió. El cantante forma parte de La Banda Verde, un grupo de covers con el que toca en eventos sociales y también a la gorra en la peatonal Córdoba, donde ya son un espectáculo tradicional. “Pero eso no te alcanza para pagar un alquiler ni vivir apenas dignamente. Y ni hablar si querés comprarte un instrumento. Eso ya es un lujo. Cuando toco mis canciones ni pienso en la plata, es un gusto que me doy”, contó.
  El músico aclaró que no cree que Europa sea “el paraíso”, pero dijo que sus amigos que residen allá pueden vivir de la música y están en una mejor situación económica. “Eso me genera mucha curiosidad y me alienta a viajar”, afirmó.
C.T.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario