Edición Impresa

La historia de una mujer que puso en jaque a la fábrica de sueños

En el idílico entorno que es Walt Disney Studios, la autora P.L.Travers le hace la vida un infierno a los guionistas y compositores, y al propio dueño de casa, Walt Disney, en "El sueño de Walt...

Jueves 06 de Marzo de 2014

En el idílico entorno que es Walt Disney Studios, la autora P.L.Travers le hace la vida un infierno a los guionistas y compositores, y al propio dueño de casa, Walt Disney, en "El sueño de Walt Disney", una película que retrata a Travers como una pesadilla tóxica y una pared impenetrable para todo el equipo en el filme que se estrena hoy en Rosario.

No es exactamente la actitud que uno esperaría del creador de uno de los libros para niños más queridos, "Mary Poppins". Pero Travers estaba tan preocupada de que Disney y su fábrica de sueños arruinaran su historia de la mágica niñera voladora británica que boicoteó el proyecto de adaptación en todo momento, durante las dos semanas que estuvo en los estudios de Burbank, en 1961.

El entretenido tira y afloja entre la lengua ácida de Travers y los guionistas de Disney es el corazón de "El sueño de Walt Disney", una película de Walt Disney Co, por supuesto, protagonizada por los ganadores del Oscar Emma Thompson, como Travers, y Tom Hanks como Walt Disney.

Thompson no tenía demasiado material biográfico para componer a su arrogante y de mediana edad Pamela Lyndon Travers. Pero seis horas de grabaciones reales conservadas de Travers con los guionistas y compositores de Disney podían revelar la mayor parte de su personalidad y el sufrimiento que se encuentra debajo de la creación artística.

Cooperar y boicotear. Ella se escandalizó ante la idea de la animación y el baile con pingüinos, e incluso con las canciones. "Se puede escuchar en el temblor de su voz... y la angustia, por supuesto", dijo Thompson, imitado el acento entrecortado británico de Travers y el tono de desdén con que se refería a los trabajos de aquellas personas. "Una de las cosas más reveladoras fue que, abiertamente, ella estaba allí para cooperar. Pero secretamente, ella estaba allí para sabotear el proyecto, y eso fue algo maravilloso para componer".

El sabotaje que hizo Travers obviamente no fue suficiente para detener la película, que fue lanzada en 1964, tres décadas después de que el primer libro de "Mary Poppins", y ganó cinco premios Oscar: mejor actriz para Julie Andrews, edición, efectos visuales, canción original para el tema "Chim Chim Cher-ee" y mejor música para Richard y Robert Sherman. "El sueño de Walt Disney" tuvo críticas positivas, con muchos elogiando sobre todo las actuaciones. Pero las revisiones notaron una descripción complacida de Disney, a pesar de que causó controversia como uno de los jefes más poderosos de los estudios de cine.

El director John Lee Hancock, quien también dirigió el drama de 2009 "Un sueño posible", por el que Sandra Bullock ganó un Oscar, señaló que el guión fue desarrollado fuera de Disney, pero la familia Disney debió dar su aprobación. "No creo que esta película podría haber sido desarrollada dentro de los muros de Disney", dijo Hancock. "Creo que ellos habrían erosionado a Walt y lo habrían hecho perfecto".

El Walt Disney interpretado por Hanks fuma, bebe whisky y maldice, y trata de escapar, sin invitar a Travers al estreno de "Mary Poppins". Hancock dijo que estaba "aterrorizado" y "listo para la guerra" con el estudio sobre la representación, pero al final, no hubo "necesidad de ir a la batalla".

Disney había trabajado durante dos décadas para llevar "Mary Poppins" a la gran pantalla, como una promesa a sus hijas. Y el sólo fue capaz de sacar a Travers de su casa de Londres y llevarla a Burbank cuando las ventas de Travers fueron vacilantes y su carrera fue decayendo.

La película muestra a Disney como un jefe con poder de mando, interrumpiendo intensas sesiones de Travers con el guionista Don DaGradi, interpretado por Bradley Whitford, y los músicos, los hermanos Sherman, que componen B.J. Novak y Jason Schwartzman, que se esfuerzan en canciones como "Let's Go Fly a Kite" (Vamos a hacer volar un barrilete).

Integridad emocional. A pesar de que Travers los presiona y humilla con sus comentarios, Whitford señala que ella "tiene razón. Lo que le importa es la integridad emocional de los personajes, que es la razón por la que escribió esto en el primer lugar".

La película comienza con una de las muchas escenas de flashback de la infancia de Travers, como la hija mayor de un padre amable pero terriblemente defectuoso interpretado por Colin Farrell. El es la inspiración para el Sr. Banks, el padre banquero de los niños de "Mary Poppins", que se salva por la niñera. Finalmente, Disney rompe la resistencia de Travers mostrándole que él también tuvo una infancia oscura y que la narración era también su manera de lidiar con el dolor. Unos años más tarde, cuando Travers asiste el estreno de la película, ella se emocionó.

Hancock dijo que Thompson logró encarnar su personaje "sin esfuerzo", pero dijo que en el rodaje vio realmente a la mujer triste y compleja que interpretó su actriz principal. "Ella sufrió, dijo Thompson, "y yo estaba allí".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS