Edición Impresa

La hija mayor de Mandela viajó desde la Argentina

Zenani Mandela es embajadora de Sudáfrica en el país. El anciano líder sigue grave en terapia intensiva por una neumonía resistente.

Martes 11 de Junio de 2013

La hija mayor de Nelson Mandela, Zenani Mandela, viajó a Sudáfrica desde Buenos Aires con el objetivo de visitar a su padre, quien se encuentra internado desde el sábado por una grave infección pulmonar. Zenani es la embajadora de Sudáfrica en Argentina desde el año pasado.

En tanto, Mandela, de 94 años, pasó su cuarta noche en un hospital de Pretoria en el que se encuentra internado en estado grave desde el pasado sábado por una neumonía. Mandela "recibe cuidados intensivos", indicó el portavoz de la presidencia sudafricana, Mac Maharaj. "El ex presidente Nelson Mandela sigue hospitalizado y su estado es estable", anunció horas antes en un breve comunicado de la Presidencia, que proporcionó las primeras informaciones oficiales en 48 horas. Maharaj, antiguo compañero de lucha de Mandela, había anunciado el sábado por la mañana la hospitalización por una neumonía, en estado grave, del héroe de la lucha contra el Apartheid. Esta es su cuarta internación desde diciembre.

El nombre del establecimiento de Pretoria donde es atendido no fue divulgado, tal como sucedió con anteriores hospitalizaciones. Sin embargo, decenas de periodistas acampaban ayer ante un hospital de la capital donde aparentemente está internado Mandela. Dos hijas de Mandela y varios nietos fueron vistos allí el domingo. Además, su ex esposa Winnie acudió a ese centro sanitario ayer por la tarde.

"Vi a mi padre y está bien. Es un luchador", declaró otra hija del ex presidente, Zindzi, la única integrante de la familia que rompió el silencio. "Hay restricciones médicas y ellos (los médicos) querrían limitar el flujo de visitantes", para evitar los riesgos de infección, explicó a la agencia AFP Maharaj, desmintiendo las informaciones de prensa según las cuales la familia habría prohibido el acceso al hospital a los responsables políticos del país. "El presidente (Jacob Zuma) tiene la intención de visitarlo, pero quiere dejar al equipo médico ocuparse de él y también dar prioridad a sus familiares", añadió.

La presidenta de la Comisión de la Unión Africana, Nkosazana Dlamini-Zuma, dijo haber tenido noticias de que Mandela respondía "bien al tratamiento". Pero la impresión es que esta internación es la más grave de las que ha sorteado el veterano Nobel de la Paz 1993, quien el 18 de julio cumplirá 95 años. De hecho, se multiplicaron las peticiones en programas de radio y redes sociales para que los equipos médicos no caigan en un "encarnizamiento terapéutico" con Mandela.

Tutu, una despedida. "Mientras que el padre querido de nuestra nación Tata (padre) Nelson Mandela sufre una vez más los estragos del tiempo en el hospital, nuestras oraciones son por su comodidad y su dignidad", declaró el ex arzobispo anglicano Desmond Tutu en un comunicado. "Ofrecemos nuestros agradecimientos a Dios por el don extraordinario de Mandela y deseamos fuerza a su familia", añadió en un mensaje que se asemeja a una despedida del que, como Mandela, es premio Nobel de la Paz.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS