Edición Impresa

La Generación Dorada merece el bronce en Londres 2012

El seleccionado argentino de básquet juega esta mañana ante Rusia por el tercer puesto en los Juegos Olímpicos. Es la mejor camada del deporte nacional y quedará en la historia.

Domingo 12 de Agosto de 2012

Por todo lo que le dieron al básquet argentino, la Generación Dorada se merece coronarse con la medalla de bronce. Lo intentará esta mañana, a las 7, contra Rusia, en la despedida olímpica de Manu Ginóbili, el Chapu Nocioni y quizás algún otro. Pero el resultado final será lo de menos, porque es indudable que lo que hizo la mejor camada nacional en estos Juegos y durante 10 años, ya los dejó en el podio de la historia.

   Oro en los Juegos de Atenas 2004 y bronce en Beijing 2008, el equipo de Julio Lamas ya cumplió al terminar entre los mejores cuatro. Una bandera del esfuerzo y compromiso como Andrés Nocioni lo deja bien en claro.

   “No es fácil figurar en las primeras tres o cuatro posiciones en todos los principales torneos que disputamos en los últimos 10 años”, manifestó Nocioni.

   “En dos Juegos ya ganamos medalla, y tenemos un partido para ganar tres. Creo que eso acrecienta la leyenda de esta generación”, manifestó a su vez Ginóbili, quien podría jugar sus últimos minutos con la selección tras 14 años.

   Argentina, que perdió con los Estados Unidos en semifinales (109 a 83), tendrá enfrente a un seleccionado ruso consistente que viene de caer con España (67 a 59).

   Rusia, conducido por el estadounidense David Blatt, basa su potencial en la capacidad que exhibe bajo los tableros el otrora NBA, Andrei Kirilenko (ex Utah Jazz).

   Existe un antecedente de enfrentamiento entre ambos en Juegos Olímpicos. Y casualmente se dio en el anterior ciclo, en Beijing 2008.

En la capital china, el equipo dirigido entonces por Sergio Hernández, ahora colaborador del técnico Julio Lamas, venció por 91 a 79, en una recordada noche de Scola, autor de 37 tantos.

Un país deportivo espera que se repita.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario