Edición Impresa

La gastronomía local intentará sacarle provecho a la gran final

La Asociación Empresaria de Rosario (AER) anunció un acuerdo para que mañana los supermercados y comercios cierren sus puertas desde las 13, previendo la gran expectativa

Sábado 12 de Julio de 2014

La Asociación Empresaria de Rosario (AER) anunció un acuerdo para que mañana los supermercados y comercios cierren sus puertas desde las 13, previendo la gran expectativa que generará la actuación de la selección Argentina en la final de la Copa del Mundo Brasil 2014. En función de cada caso y del resultado del operativo de seguridad, reabrirán cerca de las 20. Respecto de los bares y restaurantes se espera gran afluencia de clientes en los clásicos corredores gastronómicos de avenida Pellegrini y Pichincha, pero sus propietarios entienden que ese marco excepcional no se traduce en un incremento de las ventas o la rentabilidad, salvo que la efervescencia social lleve a festejar hasta entrada la noche.

   Cualquiera sea el resultado de Argentina contra Alemania, mañana se espera que la ciudad quede paralizada y las calles desiertas durante el partido. Por eso, y además teniendo en cuenta los festejos posteriores, se acordó modificar la habitual atención al público en algunos rubros.

   “Como no existe una legislación específica, nos basamos en un acuerdo por la información que nos aportan los titulares. Aquellos que trabajan los domingos, supermercados, despensas, panaderías, entre otros comercios, cerrarán a las 13 o a más tardar a las 15”, confirmó Ricardo Diab, titular de la AER. El dirigente aclaró que esa modalidad corre respecto a las cadenas de supermercados locales y nacionales, pero dijo desconocer qué harán los de capitales extranjeros. “Entiendo que los shoppings tendrán sus puertas abiertas y algunos locales en las galerías del centro también”, estimó.

   Respecto a los horarios de reapertura (ya finalizado el partido), Diab se limitó a definir que “todo depende de cómo esté la seguridad. Hay locales de la zona del Monumento cuyos dueños quedaron un poco atemorizados (el miércoles hubo desmanes y robos tras el partido con Holanda). Si ven que se puede reabrir, lo harán. La idea es también que sea un día de festejos y aquellos que tengan personal lo puedan liberar hasta el otro día”.

   Distinta es la realidad de los bares y restaurantes de la ciudad, la mayoría de los cuales con televisores o pantallas gigantes y estrategias de promociones pueden explotar sus servicios para convocar clientes mientras transcurra la final del mundo en Brasil.

   Según Carlos Mellano, de la Asociación Hotelero Gastronómica, los más beneficiados van a ser los corredores de bares y locales del rubro ubicados en avenida Pellegrini y Pichincha. Aunque, salvo que la efervescencia social por una posible victoria ante Alemania extienda los festejos hasta entrada la noche, se especula que la rentabilidad no será sustancial.

   “Nosotros tenemos una visión que se manifiesta en términos económicos. Hay lugares emblemáticos como Pellegrini y Pichincha que se pueden llenar, pero esa cantidad de esa gente no es proporcional al consumo. Una persona puede estar horas mirando el partido, pero no consume de más”, graficó Mellano.

Promociones. Igualmente destacó que aquellos locales que ofrecen promociones —por cada gol de Argentina descuentos en la consumición, por ejemplo— buscan sumar clientes con determinadas estrategias.

   “Es lógico que si Argentina gana el humor social estará concatenado a eso. Pero durante el mundial en algunos comercios el impacto no se notó. También hay mucha gente se queda en la casa a ver el partido”, analizó.

   El dirigente, que centró las expectativas del sector en los festejos por el Día del Amigo el domingo 20 de julio, también bregó para que mañana funcionen los operativos de seguridad. “Rogamos que haya el suficiente despliegue a efectos de que no se empañe nada y que los negocios puedan estar abiertos. Apelamos a la prevención”, finalizó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS