Edición Impresa

La ganadería pone la mira en el 2015

Referentes de la actividad reclaman políticas activas para el sector. Los productores esperan un cambio de tendencia del negocio y medidas oficiales para ganar mercado interno y externo.

Domingo 27 de Julio de 2014

La actividad ganadera busca que llegue "su momento" para recuperar el terreno perdido. Luego de varios años en que el negocio no brindara los márgenes de ganancias que sí se lograban en otras épocas, los productores del sector ahora esperan con paciencia políticas activas que generen un cambio de tendencia. Es que los referentes del sector están convencidos de que 2015 será el año en el que la ganadería volverá a fortalecerse.

Hoy el fuerte aumento de costos a partir del alza del alimento —por la suba en la cotización de los granos— frenó la tímida recuperación del stock nacional que venía experimentándose. Por si esto fuera poco, el consumo interno que se acrecentó durante 2013, también se moderó por la creciente inflación, y las exportacionesno se destraban.

Este combo explosivo terminó por convencer al productor de que hay que esperar un cambio de tendencia luego del 2015, léase tras las elecciones presidenciales. Y como los hombres de campo vinculados a esta actividad saben tener paciencia, se juegan a que una nueva gestión libere la posibilidad de acceder a mercados internacionales y así todos se animarían a incrementar la producción para que "el consumidor argentino tenga carne a un precio accesible y la exportación brinde mayor rentabilidad al negocio". Para tentar a que las nuevas autoridades que lleguen se metan a destrabar el comercio internacional, desde el sector remarcan los ingresos que las exportaciones generan para el Estado.

Si bien para este año en materia de comercio exterior se prevé un leve incremento de las exportaciones en un contexto de mayor competitividad tras la devaluación, el incremento estará acotado por una desaceleración en la producción y por la autorización limitada de los ROE de parte del gobierno nacional.

Con el ojo puesto en el mediano plazo, durante la 128º Exposición Rural de Palermo referentes del mercado ganadero pronosticaron un panorama optimista de cara al próximo gobierno.

Eduardo Romagnoli, presidente del Mercado Ganadero de la Bolsa de Comercio de Rosario (Rosgan), planteó que hay que mirar al sector en el mediano plazo ya que en los próximos meses todavía muchos productores tendrán grandes dificultades debido a que todavía hay gran parte del rodeo bajo agua, luego de las fuertes lluvias en buena parte de las provincias ganaderas.

No obstante, remarcó que "el productor ganadero tiene ganas de seguir apostando". En ese sentido, señaló: "El ganadero piensa en término de 2 años, primero tiene la madre, después dice la insemina, después tiene el ternero y recién luego viene la parte final del negocio que es donde el ganadero recupera. Si pensamos en esto, el sector está con ganas de invertir y de crecer".

una señal. El referente del Rosgan explicó que "hay una región marginal que arranca en el norte de Corrientes, ocupa Chaco, Santiago del Estero, Tucumán y Formosa como un actor importante que está esperando alguna buena señal para seguir invirtiendo".

"Tenemos que atacar el error que se ha cometido en los últimos 10 años y que nos llevo de exportar 730 mil toneladas por año a 116 ó 119 mil. Hay una decisión política crucial que Argentina debe tomar. Si el gobierno nacional modifica esta postura el sector ganadero explotará y no sólo para darle de comer a los argentinos a un precio razonable sino para proveerle al Estado un ingreso enorme que no se está tomando en cuenta", detalló Romagnoli durante el acto que realizó en la muestra la Bolsa de Comercio de Rosario con motivo de su 130 aniversario.

"Pensamos que no hay margen ni hay tiempo para que las autoridades actuales cambien una política que llevan hace 11 años. Creemos que cualquier nuevo gobierno por poco que cambie va a tomar medidas de apoyo a los sectores productivos y seguramente vamos a notar los cambios inmediatos", expresó.

En la misma línea, Fernando Charró, gerente comercial de Estancias y Cabañas Las Lilas, explicó que "el negocio ganadero vive un año más de transición" y apuntó: "Los tiempos biológicos de las vacas no son los tiempos políticos. A pesar de eso, el ganadero tiene en su ADN la paciencia, la pasión y el análisis racional de lo que es el negocio. Estamos con valores del animal gordo para faena y del animal flaco para invernada que están empezando a acompañar a los costos, pero por otra parte, hay una serie de insumos que sorpresivamente han subido y eso crea al productor mucho ruido. Así, el negocio tiene una rentabilidad más bien magra".

Situación regional. El referente de Las Lilas comparó la situación argentina y la de otros países de la región. "La Argentina tiene la mayor reserva hídrica y llegó a tener la mayor cantidad de proteína roja, es el segundo país de Sudamérica con mayor cantidad de bovinos, después de Brasil, pero perdimos un capital en animales invalorable que justamente coincide con el capital que tiene Paraguay y Uruguay", apuntó.

Recordó que Uruguay tiene 162 mercados abiertos y está por hacer un convenio con Japón para vender carne enfriada. "Eso no es casualidad, es el producto del trabajo en conjunto de la actividad privada y estatal. Argentina está en el décimo tercer puesto y con mercados que nadie añora porque siempre sobra. La cuota Hilton sólo se cumple al 50 por ciento, por ejemplo", remarcó Charró al tiempo que señaló que "hay expectativas por la cuota 481 de Europa para la importación de animales criados en feed lot pero su aprobación depende de cuestiones políticas, nosotros estamos preparados, si no lo tomamos será otro andén más que vamos a perder".

El especialista dijo que "hay que mirar con faros largos" porque "el mundo ganadero está creciendo en el mundo en cuanto a valores y precios y la Argentina está lejos".

"En los países de la región como Uruguay, Paraguay y Santa Cruz de la Sierra en Bolivia los valores son muy interesantes y los ganaderos y los criaderos en esos países ganan plata y están bien y crecen en producción y mercados. Somos nosotros los que vamos a tener que aggionarnos en el futuro. Los políticos que se candidatean lo dicen a viva voz, el tema es que lo hagan", subrayó Charró mientras recordó que "la actividad ganadera en este país tenía 260 mil productores y perdió el 20 por ciento producto de estas políticas, pero somos optimistas porque la ganadería siempre mira a largo plazo".

Charró consideró que "Argentina está preparada y el productor quiere tener un horizonte estable para hacerlo" y destacó que "no quiere subsidios, sino trabajar tranquilamente" y para eso se necesitan precios a mediano plazo y una situación estable, porque "con la inflación que existe es difícil".

Por su parte, el director ejecutivo de la Asociación de Criadores de Angus, Javier Martínez del Valle, se mostró preocupado por la situación del sector ganadero ante la falta de políticas activas y el cierre de mercados externos aunque remarcó que otra foto mira al futuro con un panorama esperanzador. "Hoy podríamos hablar de dos escenarios distintos, el primero está dado por una realidad de falta de políticas activas, cierre de mercados, falta de diálogo entre los productores y el área gubernamental. En segundo término, tiene que ver con la otra foto que mira al futuro con un panorama esperanzador", explicó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS