Edición Impresa

La Fiscalía pidió nuevos informes sobre los despistes en la autopista

La Facultad de Ingeniería de la UNR realizará un nuevo estudio a pedido de la Justicia. Se requirió a la concesionaria Cincovial más detalles sobre los accidentes ocurridos en los puntos críticos del trazado a Córdoba.  

Sábado 23 de Febrero de 2013

Frente a la reciente confrontación entre la provincia y la Nación sobre las causas de los despistes en determinados tramos de la autopista Rosario-Córdoba, el fiscal de Cañada de Gómez, Angel Granato, redobló la apuesta y solicitó una ampliación de los informes sobre la base de los primeros resultados obtenidos. El funcionario judicial cree "imprescindible" que se busquen "coincidencias", al tiempo que anunció a este diario la necesidad de que se haga un nuevo estudio por parte de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

La disyuntiva a la que hizo referencia Granato quedó evidenciada en las opiniones "no coincidentes" expresadas en una auditoría realizada por la Dirección Provincial del Observatorio Vial, que depende de la provincia, y la contestación de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV), en el marco de la investigación iniciada. Ambas posturas fueron publicadas oportunamente por este diario.

En efecto, mientras la Dirección Provincial del Observatorio Vial señaló la existencia de curvas con peralte negativo e incorrecta señalización, la DNV ratificó que la autopista "fue diseñada y construida con los habituales y altos parámetros técnicos de seguridad vial y de control de calidad aplicados a todas las obras viales del país contratadas y supervisadas por el organismo".

El informe del organismo que funciona bajo la órbita de la Agencia de Seguridad Vial dijo que se detectaron ciertas fallas como "una limitación de velocidad inadecuada, la ausencia o deficiente señalización y balizamientos de curvas, la falta o deficiente peralte con relación al radio y la velocidad, y la carencia de protección de obstáculos fijos en borde de calzada y de taludes críticos".

Pero desde la Nación se aclaró que "desde la habilitación de la autopista se detectó el paso por el sector cuestionado de más de tres millones de vehículos livianos, de los cuales alrededor de un millón de veces se hizo superando la velocidad máxima permitida de 130 kilómetros por hora; pero más grave aún, se detectó que el 25 por ciento de estos transgresores, lo hicieron a más de 150, superando ampliamente el parámetro fijado por ley en autopistas".Añadió la DNV que además del exceso de velocidad, "lo hicieron especialmente en condiciones de mal tiempo y lluvia, que son los principales generadores de los siniestros".

Sentenció además que "se trata de un informe cargado de contradicciones, y advierte en su inicio que su objetivo es la identificación y clasificación de prácticas que no se consideran adecuadas".

Concluyó que las afirmaciones son la causa de los accidentes reiterados, y añadió que se completó con obviedades que de hecho están contempladas en la obra o bien no corresponden para el caso concreto, sumando así un notable volumen de información general que no hace a la cuestión de fondo.Atento a que no se detectaron elementos que evidencien fallas de diseño o construcción, las mismas se niegan y rechazan terminantemente".

Pedido de información. Lo concreto es que ambas posturas no hicieron más que generar más confusión a lo existente. El fiscal procura ahora obtener más información respecto de las circunstancias relevantes que rodean los hechos investigados en la causa, en orden a la determinación de las posibles deficiencias que la traza presenta y las eventuales responsabilidades penales.

En ese marco, Granato solicitó a la empresa concesionaria Cincovial que informe respecto de los accidentes acaecidos en toda la traza de la autopista, desde el kilómetro 298 al 660. Para la Fiscalía, esto permitirá obtener una visión de conjunto que es necesaria para poder hacer una valoración más completa y justipreciar con mayores fundamentos.

Además, el fiscal remitió a la DNV copia del informe de la Dirección Provincial del Observatorio Vial, y solicitó que se preste especial atención a los despistes de los kilómetros 357 y 358, "por la supuesta existencia de peraltes negativos y la incorrecta señalización". Pidió finalmente que dirijan las comunicaciones al Organo de Control de Concesiones (Occovi) y a la DNV "a los fines de solicitar se adopten las medidas que se estimen pertinentes conforme a las funciones que les competen en orden a confirmar los extremos informados".

"Destaco como positivo el hecho de que se estén haciendo controles como no permitir el estacionamiento de camiones en la banquina, y que estén evaluando instalar el primer radar fijo", dijo.

"El informe de la provincia no hace referencia a lo sucedido en el kilómetro 356 donde hubo 24 accidentes, ni al 355 donde hubo 11 accidentes, igual que en el 357 y 358, por lo que solicito una ampliación", detalló.

La investigación fue iniciada por el propio Granato meses atrás, cuando el funcionario detectó en sus viajes diarios que "los accidentes se registraban en los mismos sectores de la doble traza".

Carta de lectores.Una carta de los lectores publicada en La Capital fue incluida en el pedido de ampliación de información por parte de Granato. Según la misiva, se habría utilizado en la construcción de los últimos tramos de la autopista un "acelerante", con el objeto de lograr un secado más rápido de la calzada.

Granato se hizo eco además de otras versiones que indicaron la utilización de un producto llamado "polímero", el cual podría provocar un efecto similar. "Es necesario tener un informe final de la facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Rosario", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS