Edición Impresa

La fiscal del caso investigará si hubo instigación al suicidio

"Nadie dijo que esto es un suicidio o un homicidio, la causa está caratulada como muerte dudosa", aseguró Viviana Fein.

Martes 20 de Enero de 2015

La titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción Nº45, Viviana Fein, confirmó ayer que no hubo "intervención de terceras personas" en la muerte del fiscal federal Alberto Nisman y resaltó que "se va a investigar si hubo algún tipo de inducción o instigación al suicidio".

En un comunicado, la fiscal a cargo de la causa abierta por la muerte de Nisman afirmó que el decano de la Morgue Judicial le comunicó que "en la muerte no hubo intervención de terceras personas".

"La causa está caratulada muerte dudosa. Nadie dijo que esto es un suicidio o un homicidio: es una muerte dudosa. Hasta no tener todas las pruebas se sigue investigando", señaló Fein en declaraciones a la prensa.

Según indicó, "se va a investigar si hubo algún tipo de inducción o instigación a través de amenazas, ya sea a través de llamados o mensajes de texto".

"Se ha secuestrado muchísimo material", afirmó Fein, y agregó: "Se podría hablar de un suicidio, el cuerpo no fue golpeado ni sometido a maltrato, no descarto una instigación. No decimos que esté resuelta la causa".

En las últimas horas, la fiscal tomó declaración testimonial a los custodios de la Policía Federal que tenía Nisman, quienes reconstruyeron cómo fue el hallazgo del cuerpo del funcionario judicial, en un baño en suite en su departamento del piso 13 de la coqueta Torre Le Parc, de Puerto Madero.

En la escena del trágico hecho, alrededor de la una de ayer, los forenses informaron a Fein que la muerte de Nisman databa de entre 12 a 15 horas antes.

El cuerpo quedó dispuesto de manera tal que trababa la puerta de ingreso al baño, lo que hace suponer que si alguien efectuó un disparo y quiso salir del lugar no podía haberlo hecho.

Hasta el momento, se realizó un dermotest sobre las manos del fiscal, pero no fue concluyente, y se aguarda el resultado de un estudio más sofisticado en la Asesoría Pericial de La Plata: un barrido electrónico en búsqueda de plomo y otros rastros que puedan sugerir que él accionó el arma.

Por otra parte, fuentes de la investigación aseguraron que ninguna de las dos puertas de acceso al departamento estaba forzada: la principal, que estaba cerrada, y la de servicio, que incluso tenía la llave puesta desde adentro.

Incluso, confirmaron las fuentes que el departamento no estaba revuelto y que no se encontró ninguna carta u otra cosa fuera de lugar.

En el procedimiento que duró toda la madrugada y del cual también participó el juez de instrucción Manuel de Campos, se secuestraron las imágenes de todas las cámaras de seguridad y del registro de entradas y salidas al departamento de Nisman.

Hallazgo. El cuerpo de Nisman fue encontrado por su madre, quien concurrió al departamento alertada por la custodios del fiscal, preocupados porque el funcionario judicial no respondía a sus llamados y no había recogido los diarios del domingo. Para entrar al departamento hizo falta el trabajo de un cerrajero.

La primera mención de la tragedia la hizo, a las 23.35 del domingo, el periodista del diario Buenos Herald Damián Patcher, quien escribió en Twitter: "Me informaron sobre un incidente en la casa del fiscal Alberto Nisman". Pasada la medianoche volvió a escribir: "Hallaron sin vida al fiscal Nisman en un charco de sangre en el baño de su departamento".

Pasada la una del lunes arribaron al lugar la fiscal Fein y el secretario de Seguridad, Sergio Berni, quienes hasta pasadas las 2.30 permanecieron en el edificio. La Policía Federal confirmó a las 3.30 la muerte del fiscal.

Los primeros datos de la autopsia se conocieron a las 13, y ratifican que Nisman murió de un balazo que ingresó por el parietal derecho.

Cerca de las 19 Fein afirmó que la muerte de Nisman se habría producido a las 15.30 del domingo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario