Edición Impresa

La falta de gol sigue siendo el karma de River

En el Monumental superó a Belgrano en el juego pero no pudo abrir el marcador. Teo Gutiérrez falló un penal en el complemento. River sigue sin poder sumar de a tres en el torneo local.

Lunes 21 de Octubre de 2013

River sigue sin poder sumar de a tres en el torneo local. Y anoche sumó una nueva frustración tras empatar 0 a 0 con Belgrano, en el Monumental. La falta de definición hizo estragos otra vez en el equipo de Ramón Díaz. Incluso el colombiano Teófilo Gutiérrez falló un penal a los 5' del complemento. Con este dato River acumula 271 minutos sin marcar goles y quedó muy lejos de los puestos de vanguardia.

En tanto, Belgrano, que dispuso un esquema defensivo y también contó con chances claras de gol, se fue conforme con el punto cosechado en Núñez.

River dominó el partido desde el inicio, conducido por Jonathan Fabbro y apoyado en las bandas por Carbonero y Rojas.

En apenas 5' Rojas recuperó el balón en tres cuartos de cancha, habilitó a Teo, el arquero Blázquez tapó el mano a mano y Mora, que tomó el rebote en soledad, remató afuera con todo el arco de frente.

River parecía arrollador en ataque, pero la línea defensiva era la contracara, lo que permitió al Picante Pereyra dejar a Pittinari de cara a Barovero, aunque el volante desvió su remate.

Entre los 15' y los 35' de ese primer tiempo estuvo lo mejor de River: un cabezazo apenas desviado de Mercado, una volada de Blázquez para tapar un tiro libre de Fabbro y otro manotazo del arquero, que luego pegó en el travesaño, ante otro disparo del ex Cerro Porteño y Boca.

Sin embargo, las intenciones y los merecimientos no tuvieron consecuencias en el marcador en la primera parte.

Ya en el complemento, el local intentó seguir con todo lo bueno que había hecho en la parte inicial y en apenas cinco minutos contó con la mejor chance del partido, un penal, luego de una falta sobre Mora en el área visitante.

Teo Gutiérrez fue el ejecutor, pero su remate se fue muy por arriba del travesaño.

Belgrano casi saca provecho del golpe anímico y dos minutos más tarde estuvo cerca de abrir el marcador, cuando Carrera desbordó por derecha y lanzó un preciso centro al punto del penal, donde Márquez cabeceó mal y desviado.

Promediando el complemento, River volvió a acorralar a los cordobeses, pero el desgaste del primer tiempo y los minutos que corrían y generaban cierto nerviosismo, atentaron contra la precisión.

Para entonces, los millonarios dejaban muchos espacios. Fue allí cuando Barovero, en otra muy lúcida producción, le tapó un mano a mano al Lechuga Maggiolo.

Sobre los 28' Blázquez hizo lo propio con el juvenil Andrada, en lo que fue la última chance de River, que volvió a irse con la cabeza gacha y mascullando bronca por la falta de gol.

La hinchada despidió al equipo con un manto de silbidos e insultos por la flojísima campaña.

El martes, por la Copa Sudamericana, River enfrentará a Lanús por el partido de ida de los cuartos de final.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS