Edición Impresa

La ex pareja de Hollande torpedea su ya dañada imagen pública

Valerie Trierweiler describe en un libro al presidente francés como un ser mentiroso y cruel que odia a pobres, a los que llama "sin dientes".

Viernes 05 de Septiembre de 2014

Francia se despertó envuelta en una tragicomedia político-sentimental. La ex compañera del jefe del Estado François Hollande, la periodista Valerie Trierweiler, lanzó al mercado, tras una cuidadosa campaña de mercadotecnia, su libro-venganza contra el hombre que la engañó y la abandonó en enero pasado, obligándola a dejar el palacio Elíseo. En ese libro, la periodista despechada cuenta su vida al lado de Hollande; nueve años de relación, los dos últimos de ellos en la sede de gobierno. El retrato no puede ser más dañino para el presidente con menos apoyo popular (el 17 por ciento) de la V República Francesa.

El libro no desvela secretos de Estado, pero sí detalles demoledores sobre el presidente socialista francés, a quien la periodista o, a quien tildó de "cínico, egoísta, carente de sensibilidad, táctico y calculador.

Un relato sobre el supuesto desprecio de Hollande hacia los pobres, a los que en la intimidad calificaría de "sin dientes", se percibe ya como un nuevo golpe para su deteriorada imagen pública. "Se presenta como un hombre al que no le gustan los ricos. En realidad, al presidente no le gustan los pobres. El, hombre de izquierdas, les dice en privado «los desdentados», muy orgulloso del sentido de su broma", dice Trierweiler en el pasaje más incendiario del libro titulado con cierto cinismo "Merci pour ce moment" (Gracias por este momento), que llegó a las librerías ayer con gran fanfarria de mercadotecnia —200.000 ejemplares de tirada inicial— y en uno de los momentos políticos más delicados de la presidencia del socialista. El desempleo sigue desbocado, la economía está estancada y su propio partido se asoma al abismo del cisma ideológico debido a sus reformas económicas.

Despecho. En el libro Trierweiler detalla también que se enteró por los medios de que Hollande tenía una relación con la actriz Julie Gayet, revelada por la revista del corazón "Closer" el pasado enero. "Me precipité al cuarto de baño. Agarré una pequeña bolsa de plástico con somníferos. (...) François me siguió. Intentó quitármela. Corrí a la habitación. Él tomó la bolsa y ésta se rompió. Se esparcieron pastillas por el suelo y la cama. Conseguí recuperar algunas y tragué las que pude. Quería dormir. (...) Perdí el conocimiento", recuerda.

Aunque la presidencia no se pronunció, sí suscitó reacciones indignadas en la clase política. "Hace falta dignidad", aseguró el premier Manuiel Valls. "Llamo al respeto de la vida de cada uno y a la dignidad de este debate público. Por los ataques excesivos, por la mezcla de la vida pública y la vida privada, rebajamos el debate".

"Es un disparate", afirmó a su vez la actual ministra de Ecología y madre de los cuatro hijos de Hollande, Segolene Royal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario