Edición Impresa

La ex mujer de Nisman abrió dudas sobre CFK

"Muchos dicen que la muerte fue una orden de la entonces presidenta", dijo Arroyo Salgado, aunque aclaró que no lo podía "afirmar".

Miércoles 13 de Abril de 2016

La jueza federal Sandra Arroyo Salgado, ex esposa del fallecido fiscal Alberto Nisman, advirtió que "muchos dicen" que la muerte del funcionario judicial "fue una orden de la entonces presidenta" Cristina Fernández, ante lo cual dijo que "no puede descartarlo", aunque aclaró que tampoco puede "afirmarlo".

"Lo que afirmo son las cosas que no tengo dudas: primero que fue un homicidio", reiteró Arroyo Salgado respecto al fallecimiento de su marido ocurrido en enero de 2015, cuatro días después de haber denunciado a la ex mandataria por encubrimiento en la causa del atentado de la Amia.

La jueza de San Isidro formuló estas declaraciones durante una entrevista que se conoció ayer en la revista Ya del diario chileno El Mercurio. "Lo que yo digo es que estaba (el deceso) íntimamente ligado a la denuncia que él hizo. Hasta dónde llega yo no puedo afirmar ni puedo descartar", añadió.

De inmediato puntualizó: "Muchos dicen «esto fue una orden de la entonces presidenta, lo mandó a matar». Yo no lo sé, tampoco lo descarto. Yo soy juez y tengo que ser cuidadosa. Si no hay pruebas, no puedo entrar a responsabilizar gente".

Un día antes de ir a ampliar su denuncia ante el Congreso nacional, Nisman apareció muerto el 18 de enero de 2015 con un balazo en su cabeza en el departamento donde vivía, en el barrio capitalino Puerto Madero.

La ex mujer del fiscal federal consideró: "Otra cosa que no tengo dudas es que esto está vinculado a los servicios de inteligencia". A casi 14 meses de la muerte de Nisman, la causa que intenta esclarecer el misterioso deceso del fiscal llegó finalmente a los tribunales federales de Retiro y, por sorteo, el expediente cayó en manos del juez federal Julián Ercolini.

Se trata del juez que metió preso la semana pasada al ex secretario de Transporte kirchnerista Ricardo Jaime, el que investiga desde 2008 si hubo una asociación ilícita encabezada por el ex presidente Néstor Kirchner y Cristina Fernández y quien podría quedarse con el expediente Hotesur.

En tanto, la Cámara Federal abrió una investigación por la falla en el sistema electrónico que se produjo el pasado lunes durante el sorteo de la causa por la muerte de Nisman. La denuncia la presentó el presidente de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional Federal, Martín Irurzun, quien consideró que este fallo en la gestión judicial podría significar "una alteración que configure un delito de acción pública".

El sorteo se realizó luego de que la Sala VI de la Cámara del Crimen resolviera que el caso por la muerte del fiscal debía pasar a la Justicia Federal y, como resultado, quedó a cargo el juez Ercolini. El procedimiento se llevó a cabo en los tribunales federales de Comodoro Py, pero estuvo demorado por más de dos horas a raíz de la caída del sistema.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario