Edición Impresa

La ex de Hollande confesó que no se arrepiente de nada

La ex primera dama de Francia, Valérie Trierweiler, declaró que sintió como si "se hubiese caído de un rascacielos" cuando el presidente François Hollande le admitió su relación sentimental.

Viernes 31 de Enero de 2014

La ex primera dama de Francia, Valérie Trierweiler, declaró que sintió como si "se hubiese caído de un rascacielos" cuando el presidente François Hollande le admitió su relación sentimental con una actriz. Igual aseguró que "no voy a entrar en una crisis. No me arrepiento de nada".

Trierweiler, de quien Hollande anunció su separación el sábado pasado, dijo a la revista Paris Match que sabía de los rumores sobre la infidelidad de quien fue su pareja durante siete años, pero que él se lo confirmase le causó una conmoción. "Había oído rumores, obviamente, pero los oyes de todo el mundo", declaró Trierweiler, refiriéndose a que no les prestó mucha atención. "Cuando lo descubrí, es como si hubiese caído de un rascacielos", agregó la mujer, de 48 años. Trierweiler concedió la entrevista a Paris Match, donde trabaja como columnista, durante una visita humanitaria que hizo esta semana a India con una ONG que lucha contra el hambre.

El viaje a la India fue su primera aparición pública luego de pasar ocho días en un hospital y una semana de retiro en aislamiento, después de la publicación en el semanario Closer de unas fotos que mostraban —al parecer— a Hollande, de 59 años, haciendo visitas nocturnas al departamento de la actriz francesa Julie Gayet. Las fotos y la información de Closer y la internación de Trierweiller distrajeron la atención pública de la nuevas medidas económicas anunciadas por esos días por Hollande.

El anuncio del presidente el sábado acabó con el papel que Trierweiler había asumido después de la victoria electoral de mayo de 2012. Como primera dama, tenía una oficina y personal a su disposición en el palacio del Elíseo, con un presupuesto cercano a los 20.000 euros al mes.

La noche anterior a la publicación de las fotos, Hollande fue a contárselo a Trierweiler y pasaron un larga noche "hablando, sin comer ni dormir", contó ella a Paris Match. La fatiga y la sorpresa le causaron estragos a la mañana siguiente y Trierweiler se desmayó, provocando su internación, agregó. Trierweiler, que planea continuar trabajando para causas humanitarias, dijo a la revista que no se arrepentía de su relación ni de sus 19 meses como primera dama. "No voy a entrar en un período de crisis", aseguró. "No es la primera ruptura de mi vida. Ha sido duro porque se ha convertido en un acontecimiento mediático. No me arrepiento de nada. Lo que he pasado ha sido un período extraordinario en mi vida que me ha aportado algo más. Volveré a mi vida de antes, pero lo haré enriquecida con una nueva experiencia", expresó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS