Edición Impresa

La era Vettel en la Fórmula Uno

El alemán conquistó anticipadamente su cuarta corona consecutiva ganando el GP de India, alcanzó a Prost y ahora va por Fangio y Schumacher.

Lunes 28 de Octubre de 2013

Fue el más joven en lograr puntos en la Fórmula 1, en su debut en el GP de EE.UU 2007 reemplazando a Robert Kubica en Sauber (8º). Fue el más joven en lograr una pole, en subir al podio y en ganar una carrera, en el GP de Italia 2008, único triunfo de Toro Rosso en F-1. Fue el más joven campeón mundial y el más joven en hacerlo dos veces seguidas superando a Fernando Alonso. Y ahora es el más joven en hacerlo cuatro veces seguidas, por sobre Juan Manuel Fangio (del 53 al 57) y Michael Schumacher (del 2000 al 2003). Pero ahora Sebastian Vettel va por ellos también. Por lo pronto, con su triunfo ayer en el Gran Premio de India, alcanzó a Alain Prost en cantidad de títulos mundiales, el único que tenía 4, y con 26 años está en condiciones de darle caza al Chueco (5) y hasta ir por los 7 del también alemán Schumy. Tiene con qué.

Es que su ambición no tiene límites, su decisión tampoco y la de Red Bull menos. El mejor piloto y el mejor equipo están marcando ya una era en la Fórmula 1, un mojón que no tiene techo aún. Y más allá de que ni siquiera sufre desperfectos mecánicos, como sí otra vez su compañero Mark Webber (abandonó por el alternador cuando tal vez podía ir por la punta), Vettel demostró ser superior al australiano en todo sentido. Como ayer, como antes en Suzuka, dos carreras en las que quizás no estaba para ganar, pero ganó. Y eso que hasta abandonando se hubiera coronado, ante la imposibilidad de Fernando Alonso de arribar primero o segundo.

Y es que el asturiano, que pelea con la Ferrari más que con sus rivales, encima ayer sufrió un toque con Webber después de la primera curva que le hizo volar deflectores y detenerse en boxes para cambiar el alerón. Fin de su ilusión muy temprano. Como temprana fue la detención de Vettel para suplantar las gomas blandas que se degradaban con facilidad. En la vuelta 3 paró y quedó 19º, pero rápidamente se puso a la cola de Webber y, con una estrategia de una parada menos, lo superó para irse hacia el triunfo.

El resto estuvo en otra carrera. El resto está en otra Fórmula 1, y tanta supremacía de Vettel y Red Bull atenta sin dudas contra el espectáculo. Pero Red Bull, que no empezó dominando la temporada ni mucho menos, fue evolucionando hasta la perfección mientras el resto tiraba la toalla.

Quedan Abu Dabhi el próximo domingo (ahí el argentino Facundo Regalia intentará consagrarse en GP3), Austin e Interlagos. Serán carreras de relleno para una era que parece no tener fin: la de Sebastian Vettel.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS