Edición Impresa

La EPE se declaró en emergencia frente a la prolongada ola de calor

La Empresa Provincial de la Energía (EPE) declaró ayer el estado de emergencia en Rosario. La ola de calor, la alta demanda que viene soportando el sistema de distribución eléctrica y la...

Viernes 27 de Diciembre de 2013

La Empresa Provincial de la Energía (EPE) declaró ayer el estado de emergencia en Rosario. La ola de calor, la alta demanda que viene soportando el sistema de distribución eléctrica y la cantidad de fallas desatadas en las últimas jornadas empujaron la medida, que "permitirá tener más agilidad al momento de contratación de terceros y más recursos y disposición de personas", según explicó el vicepresidente de la firma, Cristián Berrino. Además, pidió restringir al máximo el uso de acondicionadores de aire.

Mientras en las oficinas administrativas de la empresa se anunciaba el cambio de estado en su protocolo, en el centro y más de un barrio se repetían cortes de calles y protestas, algunas violentas, de vecinos cansados de padecer largos cortes de energía (ver página 4).

Una de las situaciones más complicadas fue la rotura de dos cables alimentadores del Centro de Distribución Catamarca, que obligó a sacar sus instalaciones fuera de servicio ayer a las 12.15, dejando sin energía al área de Rivadavia, Oroño, Mendoza e Iriondo durante unas 8 horas. También se registraron inconvenientes en la red de media tensión en tres sectores del área central y en varios puntos de la zona oeste, incluyendo las localidades de Funes y Roldán.

Calor y alta demanda. "Nuestras instalaciones no son ajenas a las consecuencias de esta situación meteorológica extrema, donde en el país se ha pasado de alerta naranja a alerta roja. Por eso, luego de afrontar 12 días continuados de calor extremo y sostenido, hemos pasado del estado de alerta al estado de emergencia", indicó Berrino.

El vicepresidente de la EPE advirtió que la medida permitirá ampliar el margen de maniobra administrativo de la delegación Rosario, por ejemplo, agilizando la contratación de terceros o garantizando recursos y disposición de personas.

"Básicamente, la declaración del estado de emergencia tiene que ver con una cuestión organizativa interna que, para poder tomarla, tenés que considerar distintos criterios. Hasta ahora veníamos manejando la cantidad de fallas y no se justificaba, pero estamos viendo que la situación climática no mejora, sino que está empeorando, lo que nos llevó a cambiar de estado para poder articular recursos de cualquier lugar de la provincia", sostuvo.

Y para dejar en claro la situación puso en números el crecimiento de la demanda energética registrada en la provincia: la jornada de Navidad, el consumo demandado a la red eléctrica fue un 45 por ciento superior al 25 de diciembre del año pasado. Y ayer por la mañana, el nivel de carga estaba 100 MW por encima de lo registrado en ese momento, el lunes 23, cuando se produjo un récord histórico de consumo al alcanzarse los 2.108,6 MW.

Añejos. Las instalaciones del macrocentro son las más exigidas por la suba de la demanda. "Es la zona más complicada porque, además, hay cables subterráneos que tenían más de 60 años hasta que empezamos a cambiarlos. El centro es el más castigado porque es donde mayor porcentaje tenemos de instalaciones obsoletas", reconoció el funcionario.

De todas formas, y pese a reconocer el malhumor de los usuarios afectados por los cortes, Berrino destacó que "la situación del sistema es mejor que años anteriores. Hemos sostenido un plan de inversiones, reemplazando el tendido y construyendo subestaciones y estaciones transformadoras. Pero solucionar estos problemas no sólo demanda inversión sino también tiempo, cuando largamos nuestro plan de inversión llegamos a saturar a nuestros contratistas. Nos encontramos que no tenían la posibilidad de tomar más frentes de obra. Son problemas que van apareciendo y que nos indican que no sólo es cuestión de recursos, sino también de tiempo", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS