Edición Impresa

La EPE puso dos grupos electrógenos para paliar la falta de luz en el microcentro

Después de casi un día y medio sin luz, algunos comercios de la peatonal pudieron volver a trabajar normalmente gracias a los generadores de la unidad móvil de la empresa.

Sábado 21 de Diciembre de 2013

Los enormes equipos de emergencia estaban apostados en plena peatonal. Uno en Córdoba entre San Martín y Sarmiento y el otro en San Martín entre Córdoba y Santa Fe. Dos moles de las que se derramaban varios cables de gran grosor volcados dentro de las tapas de energía para alimentar la zona.

La medida fue indispensable porque los comercios no contaban con el suministro desde hacía más de 24 horas en plena época navideña, con el problema de ventas que eso implica. Los generadores sirvieron para brindar energía mientras se iban haciendo los reemplazos en la línea de media tensión que había sufrido la falla. Así, la luz volvió al mediodía durante un rato para algunos, luego se cortó, y fue para otros alternada por la necesaria interrupción de fases para terminar de normalizar el servicio.

Sin embargo, desde Sarmiento hacia el oeste seguía el corte y todavía se veían los generadores que desde antes de ayer adornan los frentes de los locales de la zona.

El paliativo llegó momentos después de que vecinos de la zona afectada, hartos del desamparo en que los había dejado la Empresa Provincial de la Energía (EPE), decidieran tomar la calle para expresar su descontento y demandar respuestas en una actitud ya naturalizada y que se ha repetido en los últimos días.

Antes, un grupo de empleados y comerciantes de Córdoba al 1100 habían pasado de la queja a la acción frente a los cortes de luz montando un piquete en Sarmiento y Santa Fe que duró menos de una hora, pero que evidentemente sirvió para llamar la atención de las autoridades de la EPE. "Perdimos tres días de ventas en una época del año donde normalmente se duplican", se quejó Cristian en medio del calor y el malhumor por las fallas en el servicio.

Con bronca, una decena de comerciantes tomó los contenedores de Sarmiento al 700 para provocar el corte de tránsito en pleno mediodía rosarino. "Estamos hartos, tenemos que pagar impuestos, IVA, los sueldos y aguinaldo al personal, el alquiler y encima esta época del año es cuando más se vende", indicó un damnificado por los extensos cortes en el microcentro.

"Esta interrupción de más de dos días del horario comercial nos representan 8 o 9 días de venta de una época normal", apuntó Cristian.

Según indicaron los perjudicados, entre los la galería La Favorita y los de la peatonal Córdoba al 1100 hay unos 60 comercios. "Queremos que nos den la luz, ahora mismo", se sumaron otras voces en la protesta.

Así, la EPE estuvo trabajando en la doble falla de media tensión que dejó sin luz a la peatonal. Por otro lado, continuaban los cortes por fallas en baja tensión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS