Edición Impresa

La EPE cambiará el cableado del microcentro y romperá toda la peatonal Córdoba

El nuevo tendido de 48 mil metros de cables subterráneos abarca desde Paraguay hasta 1º de mayo. Como los trabajos demandarán un año y medio de plazo, se irá rompiendo la peatonal cada 200 metros.

Domingo 09 de Marzo de 2014

En dos meses, la Empresa Provincial de la Energía (EPE) iniciará una megaobra en el microcentro de Rosario: un nuevo tendido de 48 mil metros de cables subterráneos por Córdoba, desde Paraguay hasta 1º de mayo. Como los trabajos demandarán un año y medio de plazo, se irá rompiendo la peatonal cada 200 metros. Y durante cuatro meses habrá abierta una zanja de un metro de ancho por uno de profundidad en el medio de la cuadra.

   “Esta intervención permitirá renovar la red de media y baja tensión del centro, que es la más antigua de la ciudad y reducir al mínimo la posibilidad de cortes de luz en una zona conflictiva”, remarcó el gerente de Infraestructura de la EPE, Daniel Brizuela.

   El funcionario confirmó además que en los próximos días funcionarios de la compañía energética se reunirán con el municipio y unos mil comerciantes del centro para definir cómo se encararán los trabajos.

   La intervención supone romper la peatonal, remodelada en 2008 con el aporte de los vecinos, y demandará una inversión de casi 15 millones de pesos.

   “La idea es consensuar por dónde empezar la obra y no romper toda la peatonal en simultáneo. No queremos que el centro de Rosario parezca Kosovo”, graficó Brizuela.

   El gerente de Infraestructura de la EPE destacó que los trabajos a efectuar “tienen una enorme complejidad. En esta zona de la ciudad, a nivel subterráneo hay muchas interferencias como cables de telefonía, caños de gas y agua y elementos de otros servicios. Con lo cual, hay que ser muy cuidadosos al momento de intervenir”.

   La reforma abarcará tramos de calle Rioja, San Lorenzo y las transversales que atraviesan a la peatonal, desde Paraguay hasta 1º de mayo. El área de influencia será de alrededor de 80 cuadras.

   Según Brizuela, cuando la obra esté culminada “el nivel de falla en la zona se reducirá abruptamente. No se puede pronosticar que no habrá más cortes en el centro, ya que pueden surgir imponderables, pero estamos hablando de una obra con impacto para los próximos 30 años”.

   “El centro de la ciudad —continuó— ha tenido cortes por la alta demanda de los comercios y porque además posee el cableado en media y baja tensión más antiguo de Rosario”.

En detalle. Las perforaciones se harán en tramos de 200 metros en el medio de la calle, paralelo al desagüe que tiene la peatonal. La zanja tendrá un metro de profundidad y otro de ancho.

   “Las zanjas estarán abiertas entre dos y cuatro meses, dependiendo el grado de dificultad con el que nos encontremos al momento de renovar el cableado y hacer las conexiones con cada cliente”, precisó Brizuela.

   Para el próximo verano la EPE pretende que al menos una parte de la obra esté finalizada. “Es importante porque es una época del año de mucha circulación, mucha venta y poca capacidad de poder trabajar en el territorio”, agregó el funcionario.
  Por la magnitud de los trabajos y el impacto que tendrá en al menos mil comercios relevados en la zona, la EPE apuesta a una planificación consensuada.

   Brizuela estimó que los primeros trabajos comenzarán en mayo. Días atrás, en la sede de la Asociación Empresaria de Rosario se conocieron las dos ofertas de la licitación. Fueron levemente inferiores al presupuesto oficial, que asciende a 14 millones 664 mil pesos.

   Esta obra se relaciona con la habilitación de dos subestaciones transformadoras subterráneas que la EPE está construyendo en las esquinas de Córdoba y Corrientes, y Córdoba y Maipú. Además, se asocia con dos centros reducidos subterráneos de distribución en las plazas 25 de Mayo y Pringles que comenzarán a ejecutarse próximamente.

   En total, las tres etapas de la renovación de la red de media y baja tensión energética del centro implicarán una inversión de 40 millones de pesos.

   El presidente de la EPE, Daniel Cantalejo, remarcó que estas obras “son importantes para dar respuesta a la sociedad en una provincia donde desde el año 1998 hasta el 2013 hubo un crecimiento del 110 por ciento de la demanda de energía”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS