Edición Impresa

La desilusión de Ginóbili tras la derrota de San Antonio Spurs

Después de jugar su cuarta final y perder la primera, el escolta encontró “en el sexto juego” las razones de la derrota en la serie decisiva.

Sábado 22 de Junio de 2013

Emanuel Ginóbili quedó “triste y desilusionado” después de perder 95 a 88 con San Antonio Spurs la serie final de la NBA ante Miami Heat, que retuvo el anillo con una victoria como local en el séptimo partido: “Estoy orgulloso de lo que hicimos, pero también triste y desilusionado. Hubiese sido algo increíble como equipo ganarle al campeón de visitante, pero el trofeo lo tienen ellos”, se lamentó el bahiense.

   Después de jugar su cuarta final y perder la primera, el escolta encontró “en el sexto juego” las razones de la derrota en la serie decisiva.

   “Todavía pienso en ese partido. Me da mucha bronca cómo lo perdimos. Se nos escaparon dos rebotes, se tiró una moneda al aire y lo perdimos. Pasamos un muy mal momento en estos dos días”, expresó.

   La referencia de Manu fue para la caída “difícil de digerir” de los Spurs, el martes pasado, por 103 a 100 en tiempo extra, luego de una ventaja parcial de 94-89 a falta de 28 segundos 9/10 para el cierre del período regular.

   Igualmente, el escolta reconoció que en el séptimo partido perdido “se estuvo a punto de empatarlo con el tiro de Tim (Duncan) a cuarenta segundos”.

   “Del último juego no hay mucho que decir si viene LeBron (James) y mete cinco triples o (Dwyane) Wade juega uno contra uno todo el partido cuando nuestra estrategia era otra”, matizó.

   Ginóbili fue titular y jugó 35 minutos. Convirtió 18 puntos con 4-7 en dobles, 2-5 en triples y 4-4 en libres, brindó 5 asistencias y tomó 3 rebotes.

   Sobre el balance de la temporada, el bahiense expuso: “En un par de días, cuando empiece todo a caer, me voy a dar cuenta de que hicimos un torneo impresionante. Todos los años seguimos estando ahí y no ganamos de milagro, hubiese sido algo memorable, un gran premio para Pop (Gregg Popovich) y para Tim (Duncan), a los 37 años, y para todos”.

   “También —continuó— hubiese sido gratificante porque somos un equipo de laburantes porque no tenemos un LeBron (James), un (Kevin) Durant o un Kobe (Bryant). Nosotros tenemos que pasar la pelota, trabajar cada punto”, comparó.

   Sobre su futuro, el ex Estudiantes de Bahía Blanca dijo: “Creería que voy a volver por la revancha, pero no tengo ganas de pensar ahora, fueron dos días bastantes jodidos y mi cabeza está hecha una licuadora”.

   “Quiero estar con mi familia, descansar, tratar de limpiar mi cabeza, volver a mi casa, disfrutar de mi gente y con tiempo veré qué pasa”, evadió.

Reconocimiento para Manu

Distintos jugadores argentinos y el conductor del seleccionado nacional, Julio Lamas, elogiaron la labor que cumplió para San Antonio, Emanuel Ginóbili, pese a la derrota sufrida ante Miami, en el cotejo decisivo de la temporada de la liga estadounidense. Fabricio Oberto, quien fue compañero de Manu en la franquicia texana, con la que consiguió un anillo en la NBA y Juan Gutiérrez, que compartió seleccionado nacional con el bahiense, expresaron su devoción en la red social twitter por la tarea que cumplió el zurdo número 20. El pivote oriundo de Las Varillas (38 años), que militó en San Antonio de 2005 a 2009, realzó la buena tarea colectiva de San Antonio: “Felicitaciones a la organización de los Spurs”. Por su parte, Pipa Gutiérrez, que aún no tiene equipo para la próxima temporada, señaló: “Gracias Ginóbili y Duncan”. En tanto, el DT del seleccionado argentino, Julio Lamas dijo en twitter: Gracias Manu Ginóbili, valiente competidor. Orgullo del deporte argentino.

LeBron James es el mejor de la actualidadç

LeBron James, el mejor jugador de básquetbol del mundo y principal artífice del bicampeonato conseguido por Miami Heat, fue galardonado como el MVP de la final. James se convirtió en el tercer jugador de la historia de la NBA en conseguir el premio de mejor jugador de la temporada regular y de las finales dos años seguidos.  De esta forma, igualó a Bill Russell, de Boston Celtics, y Michael Jordan, de Chicago Bulls. “Trabajo mucho en mejorar mi juego. Le pongo mucho esfuerzo para que los resultados se vean en la cancha. Esto es lo máximo”, dijo.

Además, con los 37 puntos en el partido decisivo, consiguió su mejor marca en la postemporada e igualó la máxima anotación en un séptimo partido final, que pertenecía a Tom Heinsohn, de Boston Celtics, desde 1957. “Hay que reconocer el trabajo de San Antonio Spurs, son un equipo increíble. Fue la serie más difícil que hemos tenido que disputar. Pero hicimos todo lo que fue necesario”, indicó James.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS