Edición Impresa

La cumbre de la Celac vio la reaparición de Fidel

El retirado líder cubano se entrevistó con una decena de mandatarios visitantes. El chileno Piñera lo hizo con las Damas de Blanco

Viernes 31 de Enero de 2014

Aunque estuvo lejos del recinto donde se desarrollaban los debates, el ex presidente cubano Fidel Castro tuvo protagonismo durante la cumbre de la Celac. Entre el domingo y el miércoles se reunió con una decena de mandatarios asistentes al foro continental.

Según medios de prensa oficiales de la isla que publicaron fotos y comunicados, Castro, de 87 años, recibió en grupo o por separados a muchas personalidades que acudieron a la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, Celac. Una de las imágenes muestra el encuentro del ex gobernante con los presidentes Rafael Correa, de Ecuador; Daniel Ortega, de Nicaragua, con su esposa Rosario Murillo, y Evo Morales, de Bolivia. Todos se ven en la sala de una vivienda de paredes blancas y sillones de mimbre. "Ellos habían solicitado visitarlo juntos, dadas las relaciones tradicionales de amistad que existieron siempre entre nuestros pueblos y recordaron experiencias vividas en los años más duros", expresó el comunicado anexo a las fotos en el periódico Granma. La cita fue el miércoles por la tarde. La actividad de Fidel continuó. Recibió por separado al mandatario uruguayo José Mujica y al presidente de México, Enrique Peña Nieto, aseguró que se sentía emocionado de "saludar personalmente a quien sin lugar a duda es el líder político y moral de Cuba".

Peña Nieto, del Partido de la Revolución Institucional (PRI), además de viajar a la Celac hizo una visita oficial a la isla con el objetivo de realizar "un relanzamiento" de la relación bilateral "que en un momento pareció pasar por un deterioro". México fue la única nación del continente que no rompió relaciones con Cuba durante los primeros 40 años de régimen comunista, pero luego, cuando el PRI fue desalojado del poder en el 2000 después de décadas de hegemononía, los nuevos gobiernos mexicanos replantearon la relación con la isla.

Además, Castro recibió en los días previos al secretario de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, quien fue el único que dice haberle planteado al anciano líder el cumplimiento de los derechos humanos y civiles en la isla. También se entrevistó con la mandataria brasileña Dilma Rousseff. La serie de reuniones Fidel la inició con Cristina Kirchner, con quien almorzó el pasado domingo.

Con las Damas.El presidente de Chile, Sebastián Piñera, en cambio, se reunió con la líder del grupo opositor Damas de Blanco, Berta Soler. Piñera estuvo con ella el miércoles, después del cierre de la cumbre de la Celac. El presidente chileno, que deja el cargo en marzo, se convirtió así en el único mandatario extranjero que se reunió directamente con los acosados disidentes cubanos. La oposición, que es ilegal en Cuba, criticó con dureza a los visitantes por su apoyo al régimen sin formularle críticas.

"Fue un encuentro cordial, un encuentro fructífero y amigable", detalló Soler. Las Damas de Blanco le presentaron sus quejas por la situación de la oposición en Cuba, y Piñera se interesó por las actividades del grupo de esposas de presos políticos fundado en 2003. "Nos preguntó sobre los presos políticos, por la cantidad de Damas de Blanco que existen en el país, con respecto a la relación con la Iglesia católica", agregó. Piñera tuvo otro gesto: se reunió con el cardenal primado de Cuba, el cardenal Jaime Ortega.

La delegación de Costa Rica, por otro lado, también se desmarcó de las demás y recibió en su embajada a dirigentes de la opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos. Sin embargo, la presidenta costarricense, Laura Chinchilla, evitó el contacto directo con los disidentes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS