Edición Impresa

La CTA se movilizó en todo el país para frenar el ajuste

Los gremios y organizaciones sociales que integran la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) protagonizaron ayer la primera jornada de movilización nacional en rechazo a los ajustes laborales que vienen llevando adelante empresas de distintos sectores económicos con el argumento del impacto de la crisis financiera internacional.

Jueves 23 de Abril de 2009

Los gremios y organizaciones sociales que integran la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) protagonizaron ayer la primera jornada de movilización nacional en rechazo a los ajustes laborales que vienen llevando adelante empresas de distintos sectores económicos con el argumento del impacto de la crisis financiera internacional. La movida tendrá continuidad el 1º de Mayo, con el acto del Día del Trabajador, y probablemente desemboque próximamente en un paro en todo el país.

Para que "la crisis la paguen los capitalistas y no los trabajadores", los gremios nucleados en la entidad protagonizaron una jornada de paros y marchas en las principales ciudades del país. La CTA Rosario concentró fuerzas en la plaza San Martín y luego marchó hacia la sede local del Ministerio de Trabajo de la Nación, en el edificio de la Administración Nacional de Seguridad Social (Ansés).

Días antes de que la Confederación General del Trabajo (CGT) realice su propio acto en Buenos Aires, la central alternativa ganó las calles para protestar contra las suspensiones, despidos y distintas formas de desvinculación laboral que, con la excusa de la crisis, se vienen sucediendo desde fines del año en sectores como el automotriz, la siderurgia, el comercio, la construcción y la metalmecánica.

Pero el programa es más amplio. Incluye la reactivación de la negociación paritaria en busca de un aumento salarial del 25 por ciento, la universalización de las asignaciones familiares, la recomposición de haberes de los jubilados y la lucha contra el trabajo en negro tanto en el sector privado como en el Estado.

Democracia sindical. Esta acción se despliega en el marco de otra lucha, relacionada con la democracia y libertad sindical. Por el improvisado palco armado en la plaza San Martín desfilaron los representantes de los trabajadores de la fábrica de llantas EB, de Fighiera, en conflicto por la decisión patronal de despedir a delegados gremiales para impedir la conformación de una comisión interna. "La empresa no está en crisis, nos despiden porque no quieren que nos organicemos, y la Unión Obrera Metalúrgica nos abandonó", dijo Angel Camburseno, representante de los trabajadores de la firma.

Ariel Chávez, de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra) de Rosario, rechazó la decisión de la conducción nacional del gremio de intervenir el sindicato local, luego de que a fines del año pasado intentaran tomar el sindicato local por la fuerza. Los dirigentes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) rechazaron las trabas de muchos municipios a la acción de ese gremio para representar a los empleados públicos y denunciaron que existen más de 35 mil trabajadores en negro en el Estado. La movilización terminó en la sede local del Ministerio de Trabajo.

El secretario general de ATE y la CTA Rosario, Jorge Acedo, llamó a los militantes a organizar "fábrica por fábrica" los cuerpos de delegados, y confirmó que la jornada de protesta de ayer podría ser el prefacio de un paro nacional a mediados de mayo.

Por lo pronto, el 1º de Mayo, la organización recordará el Día del Trabajador con una marcha que partirá de Atilra Rosario hasta la plaza San Martín.

Movilizaciones. Gustavo Terés, secretario general de Amsafé Rosario, recordó que durante la jornada de ayer se realizaron 100 actos en distintos puntos del país y advirtió que "las entidades patronales proyectan despedir a 200 mil trabajadores este año, con la excusa de la crisis internacional".

Se quejó porque "el gobierno nacional y el poder económico quieren descargar la crisis sobre los trabajadores" y advirtió al gobierno provincial: "Cuando escuchamos a un ministro de Binner decir que peligra la plata para pagar los sueldos de los empleados públicos entendemos que tiene pensado trasladarnos la crisis", dijo.

La jornada de paro y movilización incluyó cortes en los accesos a la Capital Federal, un acto en Villa Constitución, corte de la ruta 9 a la altura de Zárate y movilizaciones en las principales ciudades de las provincias. En el acto central, en Buenos Aires, el secretario adjunto de la CTA, Pedro Wasiejko, advirtió que la próxima semana se podría decidir un paro nacional.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario