Edición Impresa

La crisis en Rusia despierta el fantasma de la recesión

La devaluación de la moneda sumada a una desaceleración de la inversión agudizan el proceso de estancamiento de una economía clave.

Domingo 21 de Diciembre de 2014

La economía rusa se estancó en noviembre, lo que hace más probable que el colapso del rublo la empuje a la recesión el próximo año.

   La inversión de las compañías rusas, alguna vez un pilar del desempeño económico del país, bajó más de lo previsto el mes pasado, subrayando la presión de las sanciones occidentales impuestas sobre Moscú por su papel en la crisis ucraniana.

   Las ventas minoristas subieron en línea con las expectativas, pero en su ritmo anual de 1,8% fueron apenas una fracción de lo que había sido su alza en el período posterior a la crisis de 2008, cuando la demanda del consumidor alimentó a la economía.

   El conjunto de datos, que también notó algún incremento en los salarios reales, sigue a cifras de la producción industrial, divulgadas los últimos días, que reflejaron que esta actividad resultó decepcionante el mes pasado, con una caída de 0,4 por ciento contra las previsiones de un alza de 1,1 por ciento.

   “En general, el cuadro sigue siendo de una economía estancada, más que un colapso”, dijo Liza Ermolenko, economista de mercados emergentes de Capital Economics en Londres.

   “Sin embargo, el punto clave es que estos datos anteceden al reciente colapso del rublo. El efecto completo de los recientes eventos en la economía rusa sólo comenzará a verse en los datos de la actividad el próximo año, pero el punto es que Rusia se dirige a una profunda recesión en 2015”, agregó.

   El rublo, que bajó contra el dólar hasta 20% esta semana y acumula una caída de un 45% en lo que va del año.

   Esto plantea un desafío mayor para el presidente Vladimir Putin, cuya popularidad, basada en parte en otorgar estabilidad y prosperidad, corre riesgo por la caída del rublo y el daño que produce en la credibilidad financiera.

   Los débiles precios del petróleo, combinados con las sanciones occidentales impuestas sobre Rusia por su papel en la crisis de Ucrania, han limitado significativamente el acceso a los fondos internacionales, creando preocupaciones de que muchas compañías demasiado apalancadas no puedan cancelar sus deudas. El miércoles, el banco central dijo que estaba listo para tomar medidas adicionales que conducirán a una estabilización más rápida del rublo y aliviar los temores entre las compañías por su carga de deuda. El rublo subió tras el anuncio pero las previsiones oficiales para la economía para el 2015 son pesimistas.

   Un día después, Putin reconoció la crisis económica que vive su país y aseguró que la superará “a lo sumo” en dos años.

   El presidente opinó que el gobierno y el Banco Central tomaron, “en términos generales”, las medidas adecuadas para estabilizar la moneda. Y subrayó, en ese sentido, que Rusia no debe “quemar sus reservas” en divisas para sostener al rublo. “No se deben repartir las reservas de oro y divisas ni quemarlas en los mercados, sino ofrecer crédito en divisas (barato), que es lo que está haciendo” el Banco Central, dijo el líder del Kremlin.

   “Si la situación se desarrolla de forma desfavorable, tendremos que enmendar nuestros planes. Sin duda, tendremos que recortar algo (de gastos). Pero es inevitable un giro positivo y el resurgimiento desde la situación actual”, dijo Putin durante la conferencia de prensa.

   “El crecimiento de la economía global continuará y nuestra economía repuntará desde la situación actual”, sostuvo. Ante una pregunta puntual, Putin adjudicó la actual crisis monetaria a factores externos, como la caída del precio del petróleo, pero reconoció que Rusia no dio los pasos necesarios para “diversificar su economía”.

   “Del volumen total de los problemas (económicos de Rusia), aproximadamente entre el 25 y el 30 por ciento resulta de las sanciones” económicas de Occidente por la política de Moscú respecto de Ucrania, subrayó.

   El presidente ruso prometió diversificar la economía nacional para evitar su elevada dependencia del petróleo. Es posible que haya además recortes en el presupuesto, pese a lo cual el país seguirá cumpliendo con sus obligaciones sociales, destacó. Las reservas monetarias del banco central y los fondos del gobierno son sólidos. “La situación se encaminará”, prometió Putin y dijo que Rusia cuenta con reservas monetarias de 419.000 millones de dólares.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario