Edición Impresa

La crisis política en Bariloche derivó en la suspensión del intendente

El eco de los saqueos. Lo decidió el Concejo Deliberante en medio de un clima enrarecido. Se lo acusa de "negligencia" al frente de la Municipalidad.  

Sábado 19 de Enero de 2013

El Concejo Deliberante de Bariloche suspendió al intendente Omar Goye e inició el proceso de revocatoria de su mandato tras los saqueos del 20 de diciembre pasado, aunque el kirchnerismo volvió a exigirle la renuncia para convocar a elecciones. Con diez votos a favor y uno en contra, de la radical Elena Weleschik, se aprobó en sesión extraordinaria la iniciativa que sustenta la suspensión sin goce de haberes por "negligencia", "irregularidad en el desempeño de funciones" e "ineptitud en la administración del Estado Municipal", entre otras causales.

A partir de la suspensión de Goye, asume de manera interina la presidenta del Concejo, María Eugenia Martini (PJ), aunque el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, redobló su presión sobre el jefe comunal y volvió a reclamarle que "renuncie" para "dejar libre al nuevo intendente y que se convoquen elecciones".

El jefe provincial, que impulsó el desplazamiento a través de los concejales del Frente Grande y con el apoyo del kirchnerismo, indicó que espera un "gesto de grandeza" de Goye para "evitar un proceso que va a ser traumático para la ciudad y que además va a implicar un importante gasto de dinero". Es que, según establece la carta orgánica local, tras la suspensión se inicia el proceso de revocatoria de mandato por el cual Goye tiene diez días para defenderse y, luego, se debe llamar a un referéndum popular dentro de los 60 días para que los ciudadanos definan la cuestión.

Si Goye queda fuera del cargo, la intendenta interina tiene otros 60 días para convocar a elecciones en Bariloche: con los números a favor es que tanto Weretilneck como el jefe de senadores nacionales del kirchnerismo, Miguel Pichetto, insistieron este viernes en el pedido de renuncia a fin de acelerar el desenlace. "Goye debe dar un paso al costado y abrir un camino rápido de transición para que Bariloche vuelva a tener un intendente con respaldo popular", sostuvo Pichetto.

A pesar de la falta de respaldo, Goye insistió que no renunciará y consideró que su suspensión, impulsada por el Gobierno provincial y el kirchnerismo, es parte de "una guerra que recién empieza", y dijo que es víctima de una "interna provincial" en el PJ local. "El tema de los saqueos es una excusa. Los resultados de esta investigación no están a la vista", señaló Goye, al hablar de la causa que sigue la Justicia por los disturbios del 20 de diciembre pasado, que comenzaron en la ciudad turística y se extendieron luego a otros puntos del país.

En declaraciones periodísticas, el jefe comunal consideró que la presidenta Cristina Kirchner no está detrás de su suspensión, a pesar del contacto que la mandataria tuvo con Weretilneck y Pichetto antes del pedido formal de renuncia, y denunció que "hay un apresuramiento del gobernador". Si bien Goye aceptó la suspensión inmediata del cargo, hizo una presentación ante el Superior Tribunal de Justicia para tener certeza sobre la revocatoria, a la que considera ilegal porque la carta orgánica nunca fue reglamentada. Martini, en tanto, anunció que pedirá la renuncia a todos los funcionarios y contratados políticos, conformará un Gabinete de transición "austero" y llamará a organizaciones sociales, gremiales, empresariales y políticas para establecer "acuerdos" que "garanticen la paz social".

En la ordenanza de revocatoria se fijan siete causales que argumentan el pedido, entre ellas ineptitud (recurrentes ausencias por viajes); irregularidad en el desempeño de funciones (por la disposición de fondos; negligencia (por la consecución de recursos propios del municipio) e irregularidad en el desempeño de funciones (posible comisión de delito de acción pública por pagos a funcionarios y contrataciones del Estado).

Kirchneristas por la renuncia

El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, y el senador kirchnerista Miguel Pichetto volvieron a reclamar la renuncia a Omar Goye, luego de que fuera suspendido en el cargo, a fin de convocar a nuevas elecciones. “Lo que esperamos es un gesto de grandeza de Goye para con Bariloche, renunciando a su cargo para evitar un proceso largo y traumático, y un gasto de dinero importante para la ciudad”, afirmó el mandatario provincial. Weretilneck consideró que la votación demostró que “los mecanismos de la democracia funcionaron” y aseguró que va a “acompañar” a la presidenta del Concejo Deliberante.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS