Edición Impresa

La Corte rechazó el pedido opositor de suspender la ley de medios

Los ministros salieron a respaldar a Lorenzetti y criticaron los ataques de los medios. "Las reuniones entre representantes de poderes del Estado son parte de la actividad normal de la República", señalaron los jueces.  

Miércoles 06 de Noviembre de 2013

La Corte Suprema de Justicia dio ayer un fuerte respaldo a su presidente, Ricardo Lorenzetti, al comunicar que las reuniones entre poderes del Estado "son parte de la actividad normal", en medio de las acusaciones de la oposición por el diálogo que mantuvo el alto magistrado con el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini. Al mismo tiempo, rechazó el pedido de diputados de la oposición para que se suspenda la aplicación de la ley de medios hasta tanto se cumplan con algunas pautas que fijó el tribunal al declarar la constitucionalidad de la norma.

En un comunicado, los ministros de la Corte señalaron que "las reuniones entre representantes de poderes del Estado forman parte de la actividad normal de la República y no tienen por objeto la discusión de las soluciones a adoptar en las causas sometidas a su jurisdicción".

"A tales fines esta Corte es representada por su presidente, quien informa al cuerpo colegiado de todas sus gestiones, las que siempre han sido ratificadas por el pleno", señaló el texto, que fue firmado por sus siete integrantes: Lorenzetti, Elena Highton, Carlos Fayt, Juan Carlos Maqueda, Enrique Petracchi, Carmen Argibay y Eugenio Raúl Zaffaroni.

Y agregó que "en nada contribuyen a este debate ni al aludido fortalecimiento institucional los ataques dirigidos a los miembros del tribunal cada vez que una decisión de esta Corte no satisface las expectativas de algún sector de la opinión pública".

Por otra parte, rechazó el pedido de los diputados de Unión por Todos y del PRO para volver a suspender la aplicación de la ley de medios al considerar que no son parte del proceso, con lo cual no cuentan con legitimidad para pedirlo.

La presentación se había basado en una serie de pautas que la Corte había pedido que se tuviera en cuenta a la hora de aplicar la ley de medios, tales como el reparto equitativo de la publicidad oficial, el respeto a la libertad de expresión y la independencia del organismo encargado de hacer cumplir la norma: la Afsca.

Los diputados opositores habían pedido la suspensión de la puesta en marcha de la norma hasta tanto se verificara la aplicación de esas pautas, que dispuso la Corte en el fallo que rechazó los planteos del Grupo Clarín.

No obstante, el pedido de los legisladores fue rechazado porque —según informaron fuentes judiciales— se tuvo en cuenta que los mismos no son partes litigantes del proceso que derivó en el fallo sobre la constitucionalidad de la normativa (el gobierno nacional y Clarín sí lo son), y por ello los jueces concluyeron que no tienen legitimidad para hacer tal planteo.

 

Independencia. La respuesta de la Corte está vinculada a las denuncias de la diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió y las posteriores informaciones periodísticas sobre un supuesto "pacto" entre Lorenzetti y Zannini para que al alto tribunal falle por la constitucionalidad de la ley de medios a cambio del control de los fondos del Poder Judicial.

"Esta Corte ha sostenido la independencia del Poder Judicial con firmeza, tanto en sus sentencias como en su posición institucional", subrayaron los jueces supremos, y aclararon que la elaboración de los fallos "se ajusta a los procedimientos legales y su contenido es el resultado de la interpretación de las leyes y la Constitución nacional".

"La democracia necesita de un debate robusto de los actos estatales, lo que por cierto incluye a las sentencias judiciales, que pueden ser ampliamente criticadas por la opinión pública y los medios de comunicación", concluyó el comunicado.

La denuncia sobre el supuesto "pacto" fue iniciada por Carrió, quien ahora impulsa el juicio político contra el titular de la Corte Suprema, aunque la iniciativa no sería respaldada por el grueso del arco opositor.

Al respecto, la Corte en su totalidad mostró su "desilusión" por el tratamiento que algunos medios de comunicación dieron al fallo que declaró la constitucionalidad de la ley de medios.

Según fuentes del tribunal, para ellos ciertas informaciones fueron "barbaridades" y se sintieron "asombrados por lo que se dijo".

Además, negaron que hayan cambiado el voto los jueces en este último tiempo, y menos aún después de las reuniones que Lorenzetti sí reconoció que mantuvo con funcionarios del gobierno nacional pero que —remarcó— no fueron para tratar cuestiones ralacionadas a la ley de medios.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS