Edición Impresa

La Corte de La Haya traza una nueva frontera marina entre Chile y Perú

Juristas y ministros chilenos destacaron que se preservará la casi totalidad de la pesca litoral. Perú obtiene unos 21.000 km2 de mar, pero a partir de las 80 millas de la costa. Festejos en Lima y pesar oficial en Santiago.  

Martes 28 de Enero de 2014

La Corte Internacional de Justicia de La Haya trazó una nueva frontera marítima entre Perú y Chile, y otorgó al primero una parte importante de la zona en disputa en el océano Pacífico pero dejó en manos chilenas una rica franja pesquera. El esperado fallo fue bien recibido en Perú, donde hubo celebraciones callejeras, y lamentado en Chile, tanto por el gobierno como por pescadores de la zona afectadas y sectores ultranacionalistas. Los fallos de la corte son inapelables y vinculantes para los dos países.

El fallo otorga a Chile el trazado hasta ahora vigente, pero hasta la milla 80; a partir de allí adopta la línea del reclamo peruano, la "equidistante", que en los mapas se observa como una línea descendente. De esta forma, Chile conserva las primeras 80 millas de mar, muy valiosas desde el punto de vista pesquero, pero Perú gana mar afuera un triángulo de uns 21.000 km2, aproximadamente. Por esto, fue Perú el que salió a festejar, dado que, si no todo lo que pedía, sí logró la soberanía sobre una tajada de mar que hasta ahora estaba bajo dominio chileno.

Piñera: "lamentable". A su vez, Chile recibió un fallo menos pernicioso de lo que muchos temían. En los días previos, juristas que habían asesorado a Chile ante La Haya reconocían la solidez del planteo peruano. Ayer, tanto el presidente Sebastián Piñera como la presidenta electa, Michelle Bachelet, mostraron pesar por el dictamen. Piñera calificó la cesión de mar a Perú como "lamentable", pero remarcó que "Chile cumplirá y exigirá el cumplimiento del fallo de la Corte. Dada la naturaleza y contenido de este fallo, su implementación deberá ser gradual y requiere de acuerdos entre las partes". Este señalamiento va contra el reclamo peruano de una implementación inmediata del fallo. Bachelet, que asume el 11 de marzo, agregó que "al establecer una línea equidistante desde la milla 80 hasta la de 200 millas, esta decisión de la Corte, que no compartimos y lamentamos, impacta una parte de la zona económica exclusiva, donde Chile goza de derechos económicos, lo que constituye una pérdida dolorosa". Pero agregó: "la mayor parte de la pesca ocurre dentro del área que la Corte ha ratificado pertenece a nuestro país".

En Lima, el presidente Ollanta Humala celebró el fallo ante una pequeña multitud frente al ingreso de la casa de gobierno. Se declaró "complacido" porque La Haya reconoció la validez de la posición peruana de "que no existe un tratado de límite marítimo con Chile hasta la milla 200. En consecuencia, ha establecido un límite que reconoce un espacio que de forma preliminar se puede calcular en alrededor de 50.000 kilómetros cuadrados". Humala no explicó cómo calculó esos 50.000 kilómetros cuadrados. Las proyecciones indican que lo ganado por Perú se limita a 21.000 km2.

La demarcación trazada por la Corte Internacional de Justicia pone fin a décadas de discusiones sobre cómo dividir una de las zonas marítimas más ricas del mundo, ubicada en las costas de los dos países vecinos.

Pescadores descontentos.Farid Kahhat, profesor de relaciones internacionales de la Universidad Católica de Perú, celebró que "Perú obtiene más de la mitad del espacio marítimo que reclamaba". Sin embargo, David Patiño, líder peruano de los pescadores de la ciudad de Tacna, se mostró disgustado con el veredicto. "No hemos ganado nada, seguimos igual que en el pasado, con pocas millas de costa", lamentó. Tacna es la principal ciudad peruana al norte del límite con Chile. Del otro lado de la frontera, un grupo de pescadores chilenos de Arica marcharon y apedrearon el principal cuartel militar. Pero fueron contenidos por la policía antimotines, que les lanzó chorros de agua. Cuatro pescadores fueron detenidos. Siete líderes de la comunidad pesquera de Arica dialogaron con el ministro del Interior del país, que en previsión de estos incidentes se había trasladado a la ciudad más norteña de Chile. El ministro, Andrés Chadwick, remarcó desde Arica que "dentro de las 80 millas marítimas prácticamente el 100 por ciento de la actividad pesquera está debidamente resguardada y protegida", y quedan "pequeños temas de pesca en altura, que no es más que el 0,1 por ciento de la actividad pesquera dentro de las 80 millas".

El abogado de Chile en La Haya, Alberto van Klaveren, dijo que "la Corte ha reafirmado la vigencia del paralelo limítrofe que pasa por el hito 1 como la frontera marítima de Arica". Para Chile, que el tribunal haya reconocido el "hito 1" y partido del paralelo de este, en lugar de trasladar el punto limítrofe terrestre como requería Perú, es un dato importante. "El paralelo que pasa por el hito 1 otorga a Arica e Iquique una vital proyección marítima".

La zona en disputa abarcaba 38.000 kilómetros cuadrados de océano, desde la costa hasta el límite de la plataforma continental a 200 millas. Incluye una de las zonas pesqueras más ricas del mundo, con una pesca anual evaluada en 200 millones de dólares sólo del lado chileno. La mayor parte de la explotación marítima es la de una anchoa usada para fabricar harina de pescado, que sirve de alimento de otras especies y para producir fertilizantes. Perú y Chile son los dos principales exportadores del mundo de harina de pescado, con una cuota de 70 por ciento de este producto.

El conflicto tiene su génesis en la remota Guerra del Pacífico (1879-83), que Chile ganó a Perú y Bolivia. Perú perdió su litoral meridional, incluidas las provincias de Arica e Iquique, mientras Bolivia perdió Antofagasta, y con ella su salida al mar. Bolivia aún reclama esta salida, y de hecho tiene presentada una demanda ante el mismo tribunal de La Haya. El vicepresidente boliviano Alvaro García Linera dijo que el gobierno de Bolivia está analizando la sentencia de ayer.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS