Edición Impresa

La corrupción pone contra las cuerdas al premier de Turquía

La revelación de una polémica conversación telefónica entre Erdogan y su hijo provocó airadas protestas. El Parlamento pidió su renuncia.

Miércoles 26 de Febrero de 2014

Miles de manifestantes y dos de los tres principales partidos de la oposición en Turquía pidieron ayer la renuncia del premier, Recep Tayyip Erdogan, luego de que se filtrara una supuesta conversación telefónica con su hijo que los involucraría en un megaescándalo de corrupción. Hace meses que el oficialismo turco enfrenta una investigación por corrupción que ya le costó el cargo a tres ministros y provocó un inédito enfrentamiento entre el gobierno de Erdogan y los fiscales y la policía. Más de 1.700 agentes y los principales fiscales del país fueron removidos hasta ahora.

El escándalo volvió a revivir esta semana cuando se filtró en Youtube el audio de una presunta conversación telefónica entre el premier y su hijo Bilal, en la que el primero le aconseja deshacerse de todo el dinero que tiene guardado en su casa. En el audio, la voz que pertenecería al hijo del premier responde que ya se deshizo de todo, excepto de 30 millones de euros. La llamada se habría realizado el 17 de diciembre, el mismo día que la policía allanó la casa de los hijos de los tres ministros que más tarde tuvieron que renunciar e inició la megainvestigación de corrupción que golpea al oficialismo.

En el Parlamento, Erdogan desmintió ayer todo. "Presentaron una obra de teatro que crearon ellos y para la que hicieron el doblaje", denunció Erdogan, haciendo referencia a la presunta autentificación hecha por los dos mayores partidos de la oposición, el Partido Republicano del Pueblo (PRP) y el Movimiento de Acción Nacional (MAN).

El premier aseguró que el país vive "un intento de golpe de Estado" impulsado por ciertos "lobbies políticos y financieros" en colaboración con una "organización paralela", nombre con la que el oficialismo se refiere al movimiento islamista del predicador Fethullah Gülen. Este movimiento es, según los medios y analistas turcos, muy influyente en la policía y la Judicatura, poder que incluye a los fiscales en ese país.

Su discurso, sin embargo, no convenció a la oposición, que osciló entre los pedidos de renuncia a Erdogan y de la apertura de una investigación que tenga el jefe de gobierno como principal sospechoso.

Miles de turcos salieron a protestar y pidieron su renuncia. La policía reprimió con camiones hidrantes y gases lacrimógenos. La represión más violenta se vivió en la parte asiática de Estambul. Un niño fue internado con una herida de bala de goma en el ojo.

Megaescándalo

La supuesta escucha no es la primera que se difunde en medio del escándalo de corrupción. En las últimas semanas varias presuntas grabaciones telefónicas de influyentes funcionarios salieron a la luz. El propio Erdogan reconoció la autenticidad de una de ellas, en la que se lo escucha hablando con un ejecutivo de un canal de televisión privada y exigiéndole cambios en su noticiero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario