Edición Impresa

La ciudad adoptó a Fontana, que otra vez ganó en Rosario

El Gigante de Arrecifes fue el dueño de una carrera en que los favoritos eran otros. Un buen marco de público. Encima, el equipo Mitsubishi Lancer GT coronó el 1-2, iniciando la temporada del Top Race de manera inmejorable.

Lunes 25 de Febrero de 2013

Si las malas no lo hubieran perseguido tanto a Facundo Ardusso, seguramente hubiera estado para ganar en Rosario. Pero esto es automovilismo, un deporte de fierros que pueden romperse y de hombres que pueden equivocarse. Y ambas cuestiones le pasaron al piloto que tan bien representa al automovilismo local. Claro que también la pasó para el diablo Gustavo Tadei, el gran candidato del fin de semana. Y el que hizo plink caja fue Norberto Fontana. Sí, otra vez, como el año pasado, el Gigante de Arrecifes vino de atrás, hizo lo suyo y se llevó un gran triunfo de un autódromo que le sienta de perlas. Encima, el equipo Mitsubishi Lancer GT coronó el 1-2, iniciando la temporada del Top Race de manera inmejorable.

A Ardusso le pasaron todas. El Mondeo que estrenó del PSG16, su nuevo team, fue de menor a mayor el sábado y por 3 décimas no logró la pole. Sin embargo, a última hora del sábado, y después de haber pasado la revisión técnica de la clasificación sin problemas, los encargados de la Comisión Deportiva Automovilística se dieron cuenta de que tenía calzados las gomas de su compañero Pechito López. Error del equipo que pagó carísimo: sacaron los tiempos y debió largar el Sprint último. Ahí escaló al 4º lugar y entonces partió la final 14º. Y desde ahí salió como una tromba hacia adelante.

Los sorpresivos abandonos de Tadei y su compañero Matías Rodríguez, grandes dominadores de todo el fin de semana, en la vuelta 16 (los dos con el motor out, con 100 metros de diferencia) lo dejó 5º y ahí empezó a apurar al campeón Canapino y Pechito López. Y cuando parecía en condiciones de darles caza, la goma delantera izquierda lo obligó a entrar a boxes.

Fue prácticamente el final. Después, con una vuelta menos, se la recuperó al segundo Morgenstern y anduvo más rápido que la punta, en manos del infalible Fontana.

El Gigante de Arrecifes ganó la carrera en la largada cuando junto a su compañero dieron cuenta de Canapino en una maniobra arriesgada. Y después superando a Morgenstern chapa con chapa, más allá de que están bajo el ala del mismo equipo. Al rato llegaron los abandonos de Tadei y Rodríguez, y la carrera fue otra vez suya.

"Pregunté por radio lo que había pasado. Nunca vi que abandonen los dos primeros en la misma vuelta por problemas mecánicos", dijo. Después del encontronazo con Canapino el sábado por el último puesto de la Súper Clasificación, Fontana no parecía favorito. Pero como el año pasado, aprovechó las contingencias, puso lo suyo, que fue mucho, y se llevó todo. "Rosario me sienta bien", dijo.

Si se piensa que Ardusso debió largar el Súper Sprint de ayer al lado de Tadei, y con el ritmo que tuvo en carrera, se concluye que estaba para ganar. Pero fue de Fontana porque con él no hubo imprevistos.

Ardusso venía pisando lindo, pero se pinchó

El rostro serio de Facundo Ardusso al final de la jornada fierrera lo decía todo. Su estreno en el PSG16 no fue el deseado. Primero lo sancionaron por un error del equipo (ver aparte) y por eso largó la final del Top Race desde la 14ª posición. Y cuando venía 5º y con perspectiva para hacer podio pinchó una goma y quedó relegado. Finalizó 11º. Pese a todo, el piloto de Las Parejas le dijo a Ovación que “más allá de todo, fue un buen inicio. Demostramos ser muy competitivos a la hora de la clasificación y del Súper Sprint. Pasa que después pinché, entré a boxes y ya perdí todo”.

Y razón no le faltó, porque el Mondeo estaba para pelear la punta en el Fangio. “Ahora hay que pensar en la próxima carrera porque tenemos un buen auto. Lo de hoy (ayer) fue una lástima pero tampoco puedo quedarme con eso ya que esto recién comienza”, acotó Facundo con resignación. Antes de ir a boxes dejó sentado que “confío en que vamos a pelear el título”.

El homenaje a Pedrana

En el podio las botellas de champán no se destaparon y los tres que lo coparon portaron un cartel de fondo negro y letras blancas con un “Gracias Miguel”, como homenaje al recientemente fallecido director del autódromo Miguel Pedrana. También se hizo un minuto de silencio antes de la final del Top Race.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS