Edición Impresa

La cifra de víctimas en Argelia sube: hallaron 25 cuerpos en la zona

El total de muertos llegó así a 80: 48 rehenes y 32 terroristas. Pero el rastrillaje en el enorme lugar aún no había terminado

Lunes 21 de Enero de 2013

El ejército de Argelia descubrió 25 muertos al rastrillar la enorme planta de gas de In Amenas que el miércoles fue asaltada por terroristas islamistas que tomaron cientos de rehenes. El número de cadáveres hallado podría aumentar, dado que la búsqueda en el recinto no había terminado. Asimismo, Japón y Noruega tenían aún a 22 de sus ciudadanos todavía desaparecidos. La planta fue liberada el sábado luego de feroces combates. Entre los caídos hallados ayer había rehenes extranjeros y nacionales y soldados del ejército. Según el balance provisional del gobierno, 48 rehenes murieron en la toma de rehenes. Además, se “neutralizó” a 32 terroristas. Con las víctimas ahora encontradas la cifra total de muertos asciende a 80. Además, se liberó según indicaron fuentes gubernamentales a 685 empleados argelinos y 107 trabajadores extranjeros. La agencia Reuters afirma que cinco terroristas están vivos en manos de las autoridades.

El sábado, el ejército argelino lanzó el asalto final a las instalaciones de la planta de gas, tras un primer intento de liberar los rehenes el jueves. Al parecer, en este último asalto murieron siete extranjeros. El Ministro de Comunicaciones argelino, Mohamed Said, ya había admitido que la cifra de víctimas podría aumentar. Señaló además que entre los milicianos abatidos hay tres argelinos y extranjeros de al menos seis países africanos.

Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, informó en Londres que tres de sus compatriotas murieron en Argelia y que se cree que otros tres podrían haber muerto también. La empresa de ingeniería japonesa JGC indicó que 17 de sus empleados seguían sin ser localizados en Argelia. Funcionarios de Filipinas indicaron que 52 trabajadores de su país sobrevivieron a la toma de rehenes y al asalto, pero todavía se desconoce si hay muertos de esta nacionalidad. Ayer regresó a Filipinas un gran contingente de trabajadores. Desde Noruega llegaron especialistas para localizar a cinco compatriotas que por ahora están desaparecidos.

Tras las críticas iniciales a la primera intervención del ejército argelino, el asalto final contó con el apoyo internacional. Todas las cancillerías y mandatarios con ciudadanos afectados han responsabilizado de las muertes a los terroristas. Esto incluye a Japón, el más crítico con la actuación argelina. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, responsabilizó el sábado a los secuestradores islamistas por el derramamiento de sangre. “La culpa de esta tragedia la tienen los terroristas que la causaron”, dijo Obama. Cameron se expresó en los mismos términos y de cara a posibles críticas a la actuación del ejército argelino, puntualizó: “Es muy difícil reaccionar en una situación así y hacerlo todo correctamente”. El presidente de Francia, François Hollande, defendió también la acción para liberar a los rehenes. En un toma de rehenes con terroristas de sangre fría y dispuestos a matar, un país como Argelia no tenía otra opción, dijo Hollande.

En tanto, un veterano combatiente islamista reivindicó en nombre de Al Qaeda la toma de rehenes. “Nosotros, en Al Qaeda, anunciamos esta bendita operación”, dijo Mojtar Bel Mojtar en un video publicado por el sitio web Sahara Media. “Estamos dispuestos a negociar con Occidente y el gobierno argelino siempre que dejen de bombardear a los musulmanes de Mali”, añadió. La intervención francesa en Mali fue la excusa alegada desde el inicio por los terroristas. Mojtar es considerado el jefe de la rama local de Al Qaeda.

Espeluznante. Nueve japoneses fueron ejecutados por los islamistas, relataron dos rehenes argelinos que asistieron a las ejecuciones.  Estas empezaron el mismo miércoles. “Tuvimos miedo cuando oímos ráfagas de tiros el miércoles. Después nos dimos cuenta de que venían a matar a tres de nuestros colegas japoneses que querían huir del autobús” que los llevaba al aeropuerto local, explicó uno de los testigos, Riad, que trabaja para la empresa japonesa JGC. Otros seis japoneses fueron ejecutados en la zona de viviendas de la planta de gas, según los dos testigos argelinos. Riad contó que los asaltantes “llegaron a la planta con tenazas y se dirigieron a los dormitorios de los japoneses. Un terrorista gritó Open the door (¡Abran la puerta!) con acento estadounidense y después disparó. Otros dos japoneses murieron y hemos encontrado otros cuatro cadáveres de japoneses en el interior de la vivienda”, relató el testigo argelino, muy afectado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS