Edición Impresa

La chance de armar un nuevo modelo para enfrentar el domingo a River

La victoria ante Quilmes es historia. Ahora es tiempo de River, que sin dudas propondrá más ofensivamente, o al menos, una cosa diferente a lo que expuso el conjunto de Blas Giunta.

Jueves 13 de Febrero de 2014

La victoria sobre Quilmes ya es parte de la historia. Ayudó desde los números y potenció estados de ánimo. Pero ya nadie repara en esos 90' que le dieron a Central los primeros tres puntos en el torneo. Hoy es tiempo de River. De un equipo que sin dudas propondrá más ofensivamente, o al menos, una cosa diferente a lo que expuso el conjunto de Blas Giunta. ¿Qué pasará por el lado del Canalla? Es el tema a dilucidar por estos días. ¿Mantendrá el mismo equipo? ¿Cambiará porque el juego del rival es distinto? ¿El DT ratificará el esquema o pegará un golpe de timón? Por ahora sólo Miguel Angel Russo sabe la idea que ronda en su cabeza, aunque a la hora de establecer una especie de juego, son muchas las conjeturas que pueden hacerse. Amén de todas esas incógnitas, lo que queda claro es que el técnico cuenta con los intérpretes necesarios como para modificar la maquinaria futbolística.

"Decir que porque se ganó va a poner el mismo equipo, es correr un riesgo importante", comentó alguien allegado al cuerpo técnico, que no quiso entrar en detalles, pero dejó la puerta abierta para algún retoque, al menos de los nombres.

En medio de todo esto es imposible obviar la forma de juego que tiene River, con un equipo que se para con tres en el fondo (así actuó en el debut ante Gimnasia). Y es a partir de ese punto donde comienza a tomar fuerza la posibilidad de algún que otro cambio.

¿Hay una forma especial para jugarle al millonario? Todo parece indicar que sí. Y en esa especulación hay nombres en Central que asoman como clave. Siempre tomando como principal referencia aquellas declaraciones de Russo en la previa de Quilmes, cuando dejó en claro que el gran nivel de todos sus dirigidos lo obligará a pensar cada partido prácticamente como un comportamiento estanco. O sea, adecuar la táctica y el funcionamiento de acuerdo a las características de quien se pare enfrente.

La primera lectura que se puede hacer es que a esa línea de tres habría que romperla por las bandas, con jugadores rápidos por afuera, que puedan imponerse en el mano a mano tanto con Gabriel Mercado, como con Jonathan Maidana o Eder Balanta.

En Quilmes, Central se paró con dos delanteros de similares características como lo son Carlos Luna y Gonzalo Castillejos. Por eso, de apostar por otra forma de jugar, tal vez alguno sería reemplazado. Es allí donde se le abre la chance a más de uno. Franco Niell, Walter Acuña o hasta el propio Antonio Medina tienen las características para ir por los costados, amén de que pueda romperse, o no, el 4-4-2 exhibido en la primera fecha. Porque bien podría mantenerse eso, pero con un delantero externo, que rote y que ataque por ambos costados.

Como se sabe, el Canalla cambió el esquema en medio del torneo Inicial y lo mantuvo hasta el cierre. Un 4-3-3 que dio dividendos. Y hasta en ese aspecto hay alguna puerta abierta. Porque Méndez podría pararse unos metros a la izquierda de Nery Domínguez y Carrizo retomar sus funciones como puntero izquierdo. De darse esto sí podría ocurrir que el equipo pierda ese equilibrio que mostró en la pretemporada, sobre todo porque River presentará un mediocampo superpoblado, con cuatro volantes bien definidos.

A cuatro días del partido y con un sinfín de especulaciones, ya que todavía no surgieron indicios concretos, Russo sabe que tiene un desafío importante por delante. Que le implicará pensar de manera detenida cuáles son las condiciones propicias para lastimar a un rival que vendrá en busca de los tres puntos, pero que lo hará de una manera distinta a la de Quilmes.

"Acá cada partido será diferente, con poco tiempo de recuperación y Russo entiende que todos están en condiciones de jugar. La formación puede cambiar de un partido a otro", abundó la fuente consultada. Hoy puede empezar a comprobarse si verdaderamente el DT piensa que a River debe jugarle de una manera distinta a como lo hizo en el sur bonaerense.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS