Edición Impresa

La CGT oficial le pidió al gobierno nacional "controlar la inflación y ponerle coto"

El taxista Omar Viviani reclamó “ponerle un poco de coto a este aumento indiscriminado de los productos de la canasta familiar”, al que calculó entre el 20 y 22 % anual.

Miércoles 23 de Enero de 2013

El jefe del Sindicato de Peones de Taxis e integrante de la CGT oficialista, Omar Viviani, instó ayer al gobierno a “controlar la inflación”, a la que calculó en el orden del “20 al 22%” anual, y cuestionó las cifras oficiales sobre el aumento del costo de vida.

   Viviani tildó de “dibujo” al Indice de Precios al Consumidor que mide el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) y que para el año pasado arrojó una suba del 10,8% en doce meses, mientras que las consultoras privadas reportaron un incremento promedio del 25,6%.

   “La inflación, lo que mide el Indec, puede ser un dibujo, pero hoy tenemos una inflación que anda en el 20 o 22%”, sostuvo el sindicalista, que integra el Consejo Directivo de la llamada “CGT Alsina”, que lidera el metalúrgico Antonio Caló.

   Viviani evaluó: “Hay que controlar la inflación. Hay que ponerle un poco de coto a este aumento indiscriminado de los productos de la canasta familiar, aunque no creo que sea algo parecido al Rodrigazo”.
   “Cuando pasó el Rodrigazo (en 1975) el país vivía otras condiciones políticas, con una situación anómala en la economía. Creo que algunos están avivando demasiado el fuego. Recordemos que aquello fue el principio del fin” del gobierno de Isabel Perón, dijo.

   De este modo, el sindicalista salió el cruce de recientes comentarios del presidente de la UIA, José de Mendiguren, quien recordó el estallido económico y social de 1975, y del propio secretario general de la CGT opositora, Hugo Moyano.

   El líder camionero sostuvo que “el Rodrigazo se puso en marcha hace tiempo” en el país, al embestir contra el gobierno por los niveles de inflación.

   Viviani, además, dijo que la central obrera que encabeza Caló pretende que en las paritarias se firmen aumentos del 25%, “como sucedió en otros años”.

   También hizo referencia al impuesto a las ganancias y dijo que ese gravamen debería alcanzar sólo a aquellos que ganan más de 20 mil pesos mensuales.

   Esta semana, el economista Ernesto Kritz, director de SEL Consultores, evaluó que “el escenario inflacionario difícilmente sea inferior al 25%” en 2013, y estimó que “es difícil que varíe este año a pesar de ser un año de elecciones” legislativas.

   “Estamos ya con una tasa de emisión muy alta de alrededor del 40%, por lo cual se genera este nivel de inflación”, sostuvo, y cuestionó la estrategia oficial de “inyectar a la demanda con liquidez para manejar el consumo”.

Ganancias. El secretario general de la CTA oficialista, Hugo Yasky, volvió a considerar ayer que el gobierno debería modificar el mínimo no imponible de ganancias “rápidamente” y luego buscar que ese impuesto “se transforme en un gravamen que presione sólo sobre los altos ingresos”.

   Yasky consideró, de todos modos, que las paritarias de este año “no deben estar condicionadas a una baja” en el impuesto, que parece haberse convertido en un botín de guerra en medio de la puja que sostienen desde hace meses el sindicalismo y la Casa Rosada por la actualización del gravamen.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS