Edición Impresa

La Cámara Penal restituyó la causa Monos al juez Juan Carlos Vienna

Le dio la razón a la jueza Alejandra Rodenas, titular de Instrucción Nº 2, que adujo que el magistrado se apartó sin fundamento válido del caso. Ahora el juez debe decidir si la acepta.

Martes 18 de Noviembre de 2014

Devuelven al juez Vienna la instrucción de la causa Monos La Cámara Penal restituyó el expediente de la llamada causa de Los Monos al juzgado de Instrucción Nº 4, a cargo del juez Juan Carlos Vienna, con lo que el magistrado deberá decidir si continúa con la causa.

La decisión del camarista Adolfo Prunotto Laborde responde al conflicto planteado luego de que Vienna, en septiembre pasado, se excusara de seguir al frente de las investigaciones en la megacausa sobre la familia Cantero denunciando "violencia moral", luego de la difusión de fotografías en las que aparecía junto al padre de Martín "Fantasma" Paz, el joven asesinado en septiembre de 2012, hecho que disparó el seguimiento por asociación ilícita a la banda de Los Monos.

La controversia jurídica siguió luego de que Alejandra Rodenas, titular del juzgado de Instrucción Nº 2, rechazara el pedido de excusación que había presentado Vienna, al entender que la presentación de su colega "no fue fundada" y que una medida así "debe responder a una causa objetivamente grave, lo que no se desprende de los argumentos expresados" por el juez.

Prunotto sostuvo que habiendo señalado las posturas de ambos magistrados señala haber coincidido con Rodenas: no advirtió el en el argumento de Vienna motivos que ameriten su apartamiento. Dijo el camarista que la violencia moral "sólo es admisible cuando el magistrado invoque argumentos serios y razonables que demuestren que se halla impedido de continuar investigando con la imparcialidad necesaria". La decisión, afirma el juez de alzada, debe exponar una causa objetivamente grave que Vienna no mostró.

También señala el camarista que apartarse de una causa cuando restan una pocas acciones del trámite, lo que el mismo Vienna admitió al renunciar a la Causa Monos, implica una violación del procedimiento, en relación a los principos de concentración, inmediatez, simplificación y celeridad.

La consecuencia de esta decisión es que Vienna deberá resolver todas las recusaciones planteadas por las defensas de los acusados. Los abogados Carlos Varela, que representa a Ariel Máximo Cantero, y Paul Krupnik, defensor del policía Sergio Blanche, reclamaron que Vienna dejara la investigación antes de que éste se apartara,argumentando que temían que el juez no fuera imparcial.

Vienna se excusó de la causa, luego de que se publicará una fotografía en la que aparece en una velada de box en la ciudad de San Diego, Estados Unidos, sentado a metros del padre del narcotraficante asesinado Martín "Fantasma" Paz. Vienna considera que, desde que ordenó la detención de miembros de las fuerzas de seguridad, fue víctima de una campaña de desprestigio que llevó a que se publicara una imagen, obtenida de la web GigaPan.com, en la que se lo puede ver sentado a pocos metros del padre de Paz, asesinado el 8 de septiembre de 2012 en su BMW en 27 de Febrero y Entre Ríos.

Vienna recordó ayer que la causa "demandó muchísimo esfuerzo y trabajo" y agregó: "Al no poder atacar jurídicamente ningún aspecto de la investigación, han tratado de tumbar la integridad atacándome a mí, en mi esfera privada, vulnerando mi intimidad para ver si de esa manera podían llegar a desmerecer esa investigación".

El último incidente que se abatió sobre Vienna fue la denuncia por extorsión que presentó el comisario Sergio Blanche, uno de los procesados en la causa de Los Monos, mencionado como proveedor de municiones para cometer ilícitos. El policía, con arresto domiciliario, filmó con una cámara oculta en un reloj pulsera una entrevista informal que mantuvo con el juez en su despacho. En la presentación ante el fiscal de Investigación y Juicio Aníbal Vescovo, el comisario acompañó la semana pasada un video de 38 minutos, donde denuncia que el magistrado le "aconsejó" que cambiara de abogados y en una semana estaría "caminando la calle". Fue durante una reunión que mantuvieron en Tribunales el 18 de septiembre.

Por estos hechos la Corte Suprema abrió sumarios administrativos por el caso para determinar si el contenido de la grabación supone una sanción o si se desprende una conducta que encuadre en acción ilegal. Vienna hizo un descargo por escrito ante el fiscal regional Jorge Baclini. En estos días se espera una pericia que determine la autenticidad del registro.

"Avalaron mis decisiones"

“Fui amenazado de muerte, seguido e investigado, no obstante ello todas mis decisiones no solo se mantuvieron incólumes sino que además fueron confirmadas por los jueces superiores”, dijo Vienna en el descargo ante la Fiscalía Regional por la difusión de la cámara oculta que realizó el policía procesado Sergio Blanche.

“Luego de haber rechazado recusaciones en mi contra, también confirmadas por mis superiores, comencé a ser víctima de calumnias e injurias relacionadas con mi vida personal, lo que tuvo el propósito de desacreditarme y de ese modo tratar de invalidar la investigación”.

Vienna dijo en su descargo que Blanche estuvo en su despacho violando la prisión domiciliaria pero expresando con desesperación hacerle conocer algo y que por eso lo atendió. Al irse le contó que harían circular una foto de él y que el que se encargaba de ello era el oficial detenido (Juan José) Raffo

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario