Edición Impresa

La Cámara de Diputados convirtió en ley la expropiación de la ex Ciccone

El proyecto obtuvo 146 votos a favor y 77 en contra. En el FAP hubo posiciones divididas. El debate duró más de diez horas. La nueva normativa unifica la fabricación de billetes.

Jueves 23 de Agosto de 2012

Por 146 votos a 77, y 5 abstenciones, Diputados convirtió anoche en ley la expropiación de la ex Ciccone. Como era esperable, el debate sobre los aspectos específicos del proyecto de ley insumió la parte menor de la sesión. Durante más de 10 horas dominaron las acusaciones sobre presuntas irregularidades en la actuación de distintas agencias del Estado, en general, y del vicepresidente Amado Boudou, en particular.

Con la nueva ley, Argentina unifica la fabricación de billetes: ya no habrá Casa de Moneda, por un lado, y una empresa privada, por otro. Desde la promulgación de la ley la fabricación de billetes será netamente estatal.

"Las denuncias de corrupción estuvieron siempre precediendo los golpes de Estado en la historia Argentina", disparó Agustín Rossi en dirección a los bloques opositores, buscando despegar al vicepresidente de las acusaciones de corrupción. "En el 30, el 55 y el 76 fue así. Ahora no pueden dar un golpe militar pero la derecha y los grupos económicos corporativos tratan de conseguir una democracia de baja intensidad", argumentó el rosarino en el cierre del debate.

"Boudou no está imputado ni procesado; no ha sido llamado por la Justicia ni a declarar", recordó Rossi alzando la voz. Y le achacó al bloque del PRO que el gobierno de Mauricio Macri "instaló un 0800 para denunciar a militantes políticos porque quieren democracias débiles para servir a las corporaciones".

El FAP, por su parte, vivió ayer una nueva jornada difícil. Otra vez una propuesta legislativa del oficialismo lo hizo naufragar en su lábil armonía. El bloque que ordenó la candidatura presidencial de Hermes Binner a fines de 2011, pero que con cierta frecuencia transita desvencijado en el recinto, ayer se partió en tres posiciones. El PS, junto al GEN de Margarita Stolbizer, votó contra la expropiación de Ciccone. "Se trata de una cortina de humo para sacarse de encima un tema que les molesta porque el tema de Ciccone huele mal", dijo Juan Carlos Zabalza. La orientación argumental del rosarino soslayó que junto al bloque del GEN firmó un proyecto de ley del diputado Gerardo Milman —hace cuatro meses— proponiendo la expropiación de la ex Ciccone, y en similares términos a la votada ayer.

Otro sector en el FAP (el santafesino Antonio Riestra y Víctor de Gennaro —Bloque de Unidad Popular—, entre otros) se abstuvieron. Mientras que el sector referenciado en el cordobés Luis Juez (5 miembros del Frente Cívico) votaron a favor.

El diputado Luis Cigogna, del FpV, enumeró en detalle todos los proyectos de expropiación que presentaron distintos bloques opositores y con anterioridad a la iniciativa oficialista que ayer fue votada. En especial los de Gerardo Milman (GEN) y de Ricardo Gil Lavedra (UCR). "¿En qué quedamos muchachos?, no tienen vergüenza, tienen que mantener un mínimo de coherencia y honestidad intelectual", disparó el bonaerense.

La argumentación que resumió la estrategia opositora para rechazar la nueva ley la expresó con claridad el ex candidato a presidente Ricardo Alfonsín: "No hay una cuestión de soberanía nacional (en la expropiación de la ex Ciccone); se trata de una exageración apologética para que no se conozca la verdad", dijo Ricardito.

Luego les dijo a los kirchneristas: "Ustedes conocen la verdad, o la intuyen. Se dicen progresistas, pero les advierto que peor que el liberalismo de los 90 es el supuesto progresismo corrupto. Lo más reaccionario es dañar a la política, y eso es lo que están haciendo".

Entre las posiciones más opositoras más acérrimas se destacaron frases como las del diputado santafesino Carlos Favario: "El verso de la soberanía monetaria encubre un escándalo político. Temo que en un futuro hagan billetes con la cara de Don Chicho el Grande o de Scarface", dijo, en clave humorística, el diputado del PDP en el Frente Progresista.

Por su parte, el diputado Felipe Solá, ahora nuevamente cercano al oficialismo, votó a favor en general pero se quejó: "Es duro discutir así, con agresiones, con provocaciones. Si el oficialismo hubiera explicado más cosas, estaríamos con otro clima. Pero no, lo hicieron rápido y mal" dijo Felipe. Luego agregó: "De todos modos, voto favorablemente porque objetivamente se trata de una empresa que tiene de rehén al Estado".

Respecto de Boudou, el ex gobernador se planteó: "Hay una campaña contra Boudou, es cierto. Pero no implica que la campaña sea falsa. Puede ser cierta. Boudou se escondió como un cobarde", disparó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario