Edición Impresa

La buena cosecha de los guerreros de Arroyito

Ferrari, Peppino, Valentini y Delgado, orgullosos de que Central haya obtenido con ellos seis triunfos al hilo sin goles en contra.

Sábado 12 de Enero de 2013

Lo primero que hacen cuando Ovación les pregunta qué sienten al saber que con ellos Central terminó siendo invencible en el fondo y consiguiendo seis triunfos consecutivos es sonreirse. Luego abren los bien los ojos y hablan. "Es un orgullo bárbaro", coinciden Paulo Ferrari, Franco Peppino, Nahuel Valentini y Rafael Delgado, pese a que el interrogatorio fue de manera individual. Pero se nota que no por obra de la casualidad estos cuatro guerreros de Arroyito también concuerdan y actúan sincronizados afuera de la cancha.

Entre los cuatro protagonistas de esta historia juntan 619 minutos juntos. El primer gran capítulo comenzó a escribirse en los últimos 79' ante Ferro, cuando Peppino ingresó por Talamonti. A partir de ahí llegaron después seis cotejos con triunfos: Defensa y Justicia (V) 1-0, Gimnasia de Jujuy (L) 2-0, Crucero del Norte (V) 1-0, Aldosivi (V) 1-0, Gimnasia LP (L) 2-0 e Instituto (L) 1-0. Y lo más destacado es que tampoco lograron vulnerarlos desde que salen a la cancha juntos desde el inicio.

"La verdad es que me pone muy contento que hayamos encontrado esa solidez que tanto buscamos. Eso nos da más seguridad a todos. Ahora sabemos que no podemos relajarnos porque se viene una etapa que será la decisiva", largó Ferrari en punta. "Estamos muy bien en todo sentido", acotó el capitán auriazul.

"Siento satisfacción y orgullo por lo que logramos. Saber que podemos darle el respaldo defensivo que se merece el equipo es un buen motivo para que estemos contentos. Trataremos de hacer todo para seguir así", acotó Peppino después de la producción fotográfica en el predio de Ezeiza.

En tanto, Valentini enfatizó: "Es bueno sobre todo porque el equipo agarró más confianza. De hecho, pienso que ante Gimnasia La Plata e Instituto hicimos grandes partidos y se asemejó a lo que buscamos desde lo futbolístico".

"Es lindo saber que estamos bien. El hecho de que terminamos sólidos nos pone mejor para encarar los partidos que se vendrán", desliza en cuentagotas un relajado Delgado. "Cada uno de nosotros entró, salió y volvió a estar. Y creo que supimos aprovechar la chance", acotó el lateral izquierdo.

Sobre el reinicio del certamen, que será ante Deportivo Merlo a principios de febrero, y la ilusión de mantener la valla en cero, Ferrari afirmó: "La idea es seguir así porque tenemos jugadores muy importantes y pueden desnivelar en cualquier momento. Y si nos mantenemos firmes atrás, no tengo dudas de que las chances de ganar se acrecentarán".

"No pienso en eso. Pero sé que haciendo lo mejor dentro de la cancha, la chance de mantener el arco invicto vendrá sola", destacó el cordobés.

Por su parte, Petaco sostuvo que "a uno le gusta que nunca le hagan goles. Pero no es sencillo porque los otros también juegan. Lo más importante es que Central gane, después, si no nos convierten, mejor todavía.

Y Delgado dijo: "Sería bueno seguir así, pero los otros equipos también juegan. Lógicamente haremos todo lo posible para seguir firmes, aunque ahora se vendrá lo más duro".

—¿Qué tiene Central para seguir siendo protagonista?

—Un buen equipo. Revertimos una situación muy difícil y el grupo se fortaleció. La verdad es que estábamos penúltimos y, sin embargo, al no dejar de creer en lo que veníamos haciendo nos metimos a fin de año en zona de ascenso. No cualquiera da vuelta una situación como la que vivimos al principio del torneo. Igualmente todavía no logramos nada. (Ferrari)

—Un buen plantel con mucha humildad y que se sacrifica mucho. Sabemos además que jugaremos con presión, pero confiamos en nosotros. Además aprendimos de lo que nos pasó en el campeonato pasado, donde nos faltó la última brazada para llegar a la meta. También contamos con muchos jugadores ricos técnicamente, característica que otros no tienen. (Peppino)

—La solidez y el pressing que terminamos haciendo. El equipo jamás claudicó cuando las cosas no salían. Además tenemos que seguir entendiendo que cuando no se puede jugar no hay que arriesgar porque esta división es así. Preferimos quedar mal nosotros por sacarla afuera, que arriesgar y que nos hagan un gol. (Valentini)

—Que nos conocemos más, estamos muy metidos y venimos esforzándonos para poder lograr el objetivo. Además tenemos mucho orden. No falta un poco más con la pelota, pero ya lo vamos a lograr. Mostrando solidez abajo, los del medio y arriba harán lo suyo también. (Delgado)

—¿Sienten que desde que comenzaron a levantar los rivales volvieron a respetarlos?

—Central es un grande y siempre fue respetado, pese a todo. (Ferrari)

—El respeto lo sentimos siempre. Esta es una institución muy grande y tenemos un buen equipo. (Peppino)

—Lo que pasa es que los rivales nos juegan de otra forma porque Central es el grande de la categoría. No es que no nos respetan. Es que hacen un esfuerzo extra para ganarnos. (Valentini)

—No. Cuando estábamos mal, en la cancha nos dábamos cuenta de que nos respetaban igual. (Delgado)

—¿Piensan en los clásicos?

—En estos momentos sólo pienso en la pretemporada. Mi idea es ponerme bien físicamente porque nos esperan 20 finales. Cuando sea el turno de jugar, o quizá el jueves o viernes que viene, ya pensaré de lleno en ese partido Y trataré de ganarlo. (Ferrari)

—No tuve la suerte de jugar ninguno hasta ahora. Sé lo que representa para la ciudad ese partido. Ojalá pueda jugarlo y ganarlo, pero también soy consciente de que lo más importante será lograr el ascenso. (Peppino)

—Los que somos hinchas sabemos lo que es un partido ante Newell's. Pero en este caso no será más que un amistoso. no nos tiene que desviar del objetivo Del ascenso. Claro que a la hora de jugar ante ellos buscaremos ganar como sea. (Valentini)

—Nunca lo jugué en primera división, pero tampoco estoy pensando todo el día en eso porque no podemos perder nuestro verdadero objetivo, que es el ascenso. (Delgado)

El récord de Caranta, una lógica consecuencia

Merced al gran trabajo que hizo la última línea canalla en la última parte de la primera rueda a la que todavía le resta un partido, Mauricio Caranta se transformó en el arquero récord de la historia de Central. Lleva 606 minutos con la valla invicta desde el gol que le convirtió Jorge Pereyra Díaz, de Ferro, a los 24’ del cotejo que igualaron 1 a 1 en Arroyito y que no sólo marcó un punto de inflexión en la cosecha de puntos del equipo de Russo, sino que marcó a fuego el peor momento desde que Central está en la B Nacional. Como si en ese momento hubiera tocado fondo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS