Edición Impresa

La brecha entre dólar blue y oficial ya superó el 50%

El billete verde en el mercado ilegal cotizó a $7,52. La Afip mantiene prácticamente cerrado el grifo para los que buscan comprar legalmente.

Miércoles 16 de Enero de 2013

El dólar paralelo superó ayer la brecha del 50% con respecto a la cotización oficial, al ganar 16 centavos y comercializarse a 7,52 pesos para la venta en la ciudad de Buenos Aires, tras haberse ofrecido incluso a 7,60 pesos durante la tarde. Rosario no escapó a esa tendencia.
  Por lo pronto, las cuevas donde se realizan estas operaciones que sortean los controles oficiales trabajan con “normalidad”, ante la pasividad de los organismos de control del Estado con una actividad que es considerada ilegal, que contrasta al celoso trato que se dispensa a los ciudadanos de a pie que buscan comprar billetes verdes por los caminos formales.
  Mientras economistas e industriales advierten que la disparada del “blue” podría trasladarse a los precios internos, frente a una aparente pasividad del gobierno, que considera como meramente “estacional” la suba del billete en el mercado secundario, el dólar cerró sin cambios en el sector formal.
  Con escasas operaciones habilitadas por la Afip, como viene ocurriendo en los últimos meses, el dólar paralelo se robusteció y logró ampliar a 51,6% la brecha con el oficial, que cerró a 4,96 pesos para la venta, una enorme diferencia de 2,56 pesos.
  Sobre todo porque la Afip mantuvo nuevamente cerrado el grifo para quienes pretendían adquirir dólares para viajar, por lo que esos compradores tuvieron que volcarse —una vez más— al mercado paralelo, que en momentos clave del mes por el recambio turístico ha llegado a mover 40 millones de dólares por día en las “cuevas” de la ciudad de Buenos Aires, un cifra más significativa de lo que sostenía el gobierno.
  Tras alcanzar un máximo de 7,60 pesos, el “blue” terminó comercializándose a un promedio de 7,20 pesos para la venta.
  En apenas dos días, el dólar paralelo subió 27 centavos.
  Para el titular de la UIA, José Ignacio de Mendiguren, “cuando una brecha importante se instala en el tiempo, genera distorsiones, como la demora en las decisiones de compras de insumos y de inversión”. Y agregó: “Esperemos que realmente sea estacional”.
  En estos términos se expresó el ex titular del BCRA, Aldo Pignanelli, quien sostuvo que “para que se tranquilice (el dólar), el gobierno tiene que tomar medidas coherentes, no se puede ignorar la realidad”.
  El economista Rodolfo Santángelo, director de M&S Consultores, coincidió con Pignanelli y sostuvo que a medida que se agrande la brecha entre el oficial y el paralelo, existe riesgo de que el precio del “blue” distorsione la economía.
  “El dólar «blue» es una consecuencia no una causa de los problemas. Es consecuencia de una política monetaria súper expansiva, con emisión de plata más inflación”, dijo, y agregó que “la demanda por turismo es mínima comparada con la mega emisión que se registró el año pasado”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS