Edición Impresa

La Bolsa de Comercio de Rosario, con mirada regional

Balance y perspectivas. El presidente de la entidad, Raúl Meroi, repasó su primer año de gestión.  

Domingo 14 de Diciembre de 2014

El presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, Raúl Meroi, realizó un balance de lo que dejó el 2014, un año que resultó ser el primero de su gestión y que coincidió con el 130º aniversario de la institución y también habló sobre las perspectivas para el 2015.

   “En este primer año intentamos llevar a cabo una gestión abierta y participativa, y a pesar de algunas dificultades económicas, logramos acompañar el crecimiento y los distintos cambios que atravesaron los mercados que integran esta Bolsa, haciendo énfasis en la defensa y fortalecimiento del piso de nuestro Mercado Físico de Granos”, destacó Meroi.

   Específicamente sobre los cambios producidos en la estructura y funcionamiento del mercado de capitales y la actividad bursátil a partir de la ley 26.831, Meroi destacó la fusión por absorción del Mercado de Valores de Mendoza por parte del Mercado de Valores de Rosario a principios del 2014 y que pasó a denominarse Mercado Argentino de Valores SA (MAV).

   El MAV suscribió un acuerdo con el Mercado de Valores de Buenos Aires (Merval) y la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA) por el cual se reconoce que aquél estará dedicado a la operatoria de productos bursátiles para pequeñas y medianas empresas, como cheques de pago diferido, obligaciones negociables, fideicomisos financieros y acciones pyme, además de instrumentos no estandarizados que potencien el desarrollo de las economías regionales. Es decir, se constituiría en una plaza federal que brinde respuestas a las necesidades regionales de las pymes de todo el país.

   “El objetivo último apunta a sumar a este proyecto al resto de los Mercados, Bolsas y agentes del interior para darle la mayor cobertura territorial posible. Este será, al fin, un paso fundamental para la consolidación de un mercado de capitales robusto que acabe con la fragmentación de los mercados y avance en la especialización”, señaló Meroi.

   En este contexto y acompañando este sendero de crecimiento, la Bolsa de Rosario se convirtió en accionista del MAV con un 5% del capital.

   El presidente de la Bolsa también destacó las distintas gestiones que tuvieron lugar a partir del dictado de la resolución conjunta del Ministerior de Agricultura, Ganadería y Pesca y de la Comisión Nacional de Valores (CNV) sobre registración obligatoria de las operaciones de compraventa sobre productos y subproductos que sean subyacentes de contratos de futuros.

   “Quiero destacar las distintas reuniones convocadas por la Secretaría de Agricultura, en las que se analizó pormenorizadamente la redacción de la norma y se consensuaron las modificaciones a introducirle para aventar las preocupaciones originalmente generadas. Además, el diálogo permanente entre todas las partes, las distintas Bolsas y mercados y cada una de las entidades del sector agroindustrial que fueron convocadas, permite avanzar coordinadamente en la implementación de esta resolución y que hoy se encuentra en la etapa de habilitación del sistema informático unificado para la declaración de operaciones de compraventa de granos”, explicó.

   El presidente de la BCR también remarcó la modificación en el reglamento general de la institución que habilita a los productores para ser socios activos de la Bolsa. “Esta reforma aprobada en asamblea extraordinaria responde a la intención de esta gestión de ser una Bolsa abierta y en la que estén todos los sectores representados”, dijo. También mencionó la reforma que se aprobó en la misma asamblea respecto a la constitución de la Cámara Arbitral de Cereales, en la búsqueda de guardar un justo equilibrio entre la oferta y la demanda.

   En lo referido a la actividad operativa de la Bolsa, Meroi consideró que el año fue complicado por la retención de ventas de granos por parte de la producción que repercutió en la menor registración de negocios y la baja en el ingreso de muestras para análisis al Complejo de Laboratorios de la Bolsa. En ese sentido, celebró el lanzamiento del nuevo laboratorio de residuos de plaguicidas y de metales pesados, complementario del de micotoxinas, para dar respuesta a las mayores exigencias de los compradores internacionales en seguridad e inocuidad alimentaria. “Esta importante inversión permitió posicionar al Complejo de Laboratorios de la Bolsa en uno de los mejores del país en estos rubros”.

A futuro. De cara al próximo año, Meroi señaló: “Soy optimista por naturaleza y trato siempre de ver el vaso medio lleno. A nivel productivo, la campaña 2014/15 se avizora con mejores perspectivas. Aunque no hay que olvidar que hoy somos 40 millones de habitantes en Argentina y tenemos la capacidad para producir alimentos para 400 millones de personas”.

   En este sentido, se refirió a la política gubernamental y las medidas sobre comercio exterior que no favorecen a la producción agrícola y ganadera, puntualmente el otorgamiento de cupos de exportación para los granos y la restricción a las exportaciones de carne. “Desde la Bolsa seguiremos bregando por medidas que vayan de la mano del potencial que tiene nuestro país en materia agroindustrial, principalmente como productor de alimentos, y que permitan un crecimiento de toda la cadena”, manifestó Meroi. Y volvió a reclamar respuestas a las permanentes demandas en materia de logística: “Pensando en un aumento de la producción, insistimos en la necesidad de obras de infraestructura que faciliten la conexión entre los lugares de producción y los principales puertos y centros de consumo”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario