Edición Impresa

La Afip no obstaculizó el desarrollo de los torneos pero puso límites

El acuerdo habría sido que los clubes no pongan a los futbolistas cuyas transferencias están bajo la lupa de la Administración Federal de Ingresos Públicos. Y entre ellos está Santiago Vergini de Newell's.

Sábado 25 de Agosto de 2012

El acuerdo habría sido que los clubes no pongan a los futbolistas cuyas transferencias están bajo la lupa de la Administración Federal de Ingresos Públicos. Y entre ellos está Santiago Vergini de Newell's. De esta manera, el fútbol empezó ayer y rodará la pelota el fin de semana. Pero en el medio quedó en claro que el gobierno irá con todo sobre la evasión que desde hace mucho tiempo está instalada en el fútbol argentino. Por más vueltas que se le dé al asunto, fueron muy claras las palabras del titular de la Afip, Ricardo Echegaray, quien ayer en conferencia de prensa dijo tajante: "O se evade o no se evade". Ninguna justificación de las operaciones sospechadas por la aparición de clubes terceros podrá evadir, valga la redundancia, la respuesta a la pregunta: "¿De qué lado estás?". Y eso incluye a los jugadores involucrados, tal como lo señaló el funcionario después de su alocución y en rueda de prensa. Y el discurso pareció también darles tiempos a las instituciones a que regularicen la situación, ya que de hecho por ahora sólo fue sobre los intermediarios, cerrando las cuentas fiscales de 146 de ellos y anunciándoles que irá a la Justicia. Además el presidente de la AFA, Julio Grondona, adujo estar "muy feliz" (ver aparte) con la iniciativa del ente recaudador de impuestos.

Nadie debería sorprenderse de que, en muchos casos de traspasos desde hace casi dos décadas, aparecieran clubes que nada tenían que ver. O mucho, en realidad. Se podrá cuestionar el hecho de ¿por qué ahora? la Afip decidió ir a fondo. Pero no se puede cuestionar la razón de su accionar. Las triangulaciones no parecen tener otro objetivo que el de evadir impuestos en la mayoría de los casos y en otros de justificar que una persona física pueda ser el dueño real de un jugador, que es cuando aparecen instituciones de un mismo país como terceros. Y la Afip parece decidida a terminar con la farsa.

De entrada, y para que no haya dudas, Echegaray dijo que no era competencia de la Afip inhabilitar jugadores y trascartón anunció que fue por 146 empresarios, lo que pareció un guiño hacia la AFA en cuanto a ganar tiempo. De hecho, los clubes sin chistar accedieron a dejar afuera de sus equipos a los jugadores cuyos pases fueron cuestionados. Y a una consulta periodística, el titular del organismo respondió (más de una vez en realidad), a modo de advertencia, que los futbolistas también deben decidir de si están del lado de la Justicia o no, sugiriendo así que no cree que hayan sido sorprendidos en su buena fe en las operaciones cuestionadas. Lo mismo los clubes, que parecen todos decididos a facilitar la investigación oficial.

Por eso, además de las resoluciones adoptadas el jueves, ayer la Afip agregó otras que tienen que ver con obligaciones de los jugadores. Por ejemplo, los libres o contratados que son transferidos al exterior, deberán realizar una Declaración Jurada Anticipada de Fútbol (DJAF) y hacer un pago a cuenta del Impuesto a las Ganacias. Y se establece un régimen de control fiscal respecto de las transferencias y/o cesiones de los derechos federativos y/o económicos de los jugadores de fútbol profesional, que comprende a las contrataciones, rescisiones y desvinculaciones realizadas entre los jugadores de fútbol profesional y los clubes de primera y B Nacional. También abrió una nómina de clubes que ofician de paraísos fiscales (ver aparte).

Pero además, Echegaray señaló que la Afip se constituirá como querellante ante la Justicia por los casos de los citados empresarios, ya que además sospecha del origen de sus fondos y presume que puede haber lavado de dinero también. Lo curioso es que de los 210 agentes anotados en la AFA, 151 tienen clave fiscal y a 146 se les dio de baja para realizar operaciones. Entre los nombres que ayer circularon se encuentran Marcos Franchi, Oscar Passet, Gustavo Mascardi, Hugo Issa, Marcelo Cosentino, Fernando Hidalgo, Carlos MacAllister, Cristian Traverso, Nazareno Marcollese, Settimio Aloisio, Diego Caniggia, Marcelo Open, Miguel Pires, Julián Asensio y Pablo Sabbag. Entre los intermediarios locales, habría por ahora sólo uno, pero hasta ayer hubo mucho hermetismo en torno a la cuestión.

La pelota siguió rodando en las canchas del fútbol argentino, sin más de 30 jugadores (ver aparte) que fueron separados preventivamente por los mismos clubes. Habrá que ver si la documentación que acercaron y acercarán a la Afip y a la AFA les permitirá utlizarlos en la próxima fecha. Si Echegaray los puso en el dilema, quedó claro que la dirigencia de las instituciones locales optaron por alinearse con la Afip. Habrá que ver los resultados.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario