Edición Impresa

La administración del edificio y un inspector de Litoral Gas, ante el juez

Serán citados a declaración indagatoria por las irregularidades en el mantenimiento de Salta 2141 y controles previos a la explosión.

Miércoles 11 de Septiembre de 2013

"No llamen a Litoral Gas". La solapada sugerencia que el administrador de Salta 2141 les hacía habitualmente a los vecinos del edificio antes de que ocurriera la peor tragedia de la historia ciudad es el dato que alertó al juzgado que investiga las responsabilidades penales de la explosión por fuga de gas que se cobró 21 vidas, 70 heridos, cientos de damnificados y daños psicológicos y materiales incalculables. Ese accionar de la inmobiliaria daría indicios de que pasó por alto trabajos elementales en el mantenimiento del condominio, lo cual se toma como un desencadenante más del accidente. En ese sentido, se confirmó el llamado a indagatoria de dos personas a cargo de administrar el consorcio y de un inspector de la concesionaria del servicio que en junio pasado realizó una constatación.

Los testimonios de las víctimas directas del estrago ante el Juzgado de Instrucción Nº 9 nutrieron la investigación y pusieron en discusión el rol de Calvillo Propiedades, el agente inmobiliario encargado de administrar las tres torres siniestradas el 6 de agosto, a las 9.40.

Y, en virtud de las declaraciones colectadas durante varios días, el juez Javier Beltramone directamente ordenó a la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) allanar las oficinas del comercio ubicado en España 55. La medida, cuyo objetivo fue secuestrar documentación y registros referidos al inmueble, se concretó ayer a la mañana en medio de un absoluto hermetismo.

En tanto, el magistrado confirmaba en Tribunales el llamado a indagatoria de Mariela Calvillo y Carlos Repupilli, al frente de la inmobiliaria Calvillo, y de un inspector de Litoral Gas que en junio realizó una constatación en el edifico. Hasta el momento está imputado por el delito de estrago culposo agravado por las muertes el gasista Carlos García, quien intentaba cambiar un regulador de gas cuando se produjo la fuga. Su ayudante, Daniel Miño, también está vinculado a la causa, pero con menores responsabilidades.

Suspicaz propuesta. "Si se les sugiere a los vecinos que no llamen a Litoral Gas, hay quejas por la falta de mantenimiento general y, además, aparece una inspección sobre un trabajo hecho hace tres meses, esas personas tendrán que venir a dar explicaciones porque no es normal", indicó el magistrado a La Capital. Y aclaró que les cabe la misma imputación que al resto de los acusados.

Según el juez, las pruebas colectadas hasta el momento sustentan "la probabilidad objetiva" de sospechas sobre alguna responsabilidad de esas personas en la secuencia de los hechos.

"Para estas indagatorias no es necesario el resultado de las pericias (comienzan el lunes próximo en la Universidad Nacional de Rosario, UNR). Los testimonios de los damnificados son claros respecto de las reiteradas advertencias que hicieron y que, aprentemente, no fueron escuchadas por el administrador", amplió Beltramone.

Las declaraciones de Calvillo y Repupilli aún no tienen fecha, pero está previsto que se concreten la semana próxima.

Lo mismo ocurrirá en Tribunales con el inspector de Litoral Gas que integra de la sección redes domiciliarias.

En el expediente hay otras cuatro declaraciones indagatorias pendientes: se trata de tres inspectores de la concesionaria que revisaron la instalación de gas el 26 y 27 de julio y el 2 de agosto, tras el trabajo de otro gasista, también a indagar.

Acerca de las obligaciones del Entre Nacional Regulador del Gas (Enargás) como agente fiscalizador del concesionario, Beltramone dijo: "Cuando se privatizó (diciembre de 1992), armaron un paquete cerrado con una reglamentación difícil, pero que ya tenemos a disposición para estudiar y evaluar".

Una nueva inspección ocular

Hoy se realizará una inspección ocular en los departamentos de Salta 2141, sobre todo de las instalaciones de gas domiciliaria y de artefactos (cocinas, calefones y estufas). Aunque la mayoría de las dependencias fue arrasada por la deflagración, muchos estructuras se conservan. Buscarán indicios que demuestren falta de mantenimiento o trabajos parciales que Litoral Gas exigió a algunos propietarios sin constatar el resto de los departamentos. La medida estará encabezada por el juez y las partes involucradas en el proceso fueron convocadas a participar si lo creen necesario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS