Edición Impresa

La actividad económica creció 5,1 por ciento en julio impulsada por autos y soja

Desaceleración. Tras conocerse el dato, los cupones atados a la evolución de la economía (PBI) local experimentaron una leve recuperación aunque permanecieron en terreno negativo.

Sábado 28 de Septiembre de 2013

La actividad económica creció durante julio 5,1 por ciento en relación a igual mes del 2012, impulsada por el sector automotriz, la mayor cosecha de soja y el sector financiero, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

La dependencia oficial, al dar los resultados del Estimador Mensual de la Actividad Económica (Emae), señaló que la actividad registró en julio una merma de 1,2 por ciento respecto a junio, mientras que en los primeros siete meses del año acumula una mejora de 5,7 por ciento.

Tras conocerse el dato, los cupones atados a la evolución de la economía (PBI) local experimentaron una leve recuperación aunque permanecieron en terreno negativo.

Según un sondeo, los analistas esperaban en promedio un crecimiento de la actividad de un 5 por ciento interanual en el séptimo mes del año.

Durante julio, la producción industrial creció 2,6 por ciento en relación a igual mes del año pasado, pero retrocedió 1,7 por ciento en comparación a junio.

El resultado de julio muestra un declive en el ritmo de expansión de Argentina tras un fuerte crecimiento en los tres meses previos, abril, mayo y junio, cuando la economía avanzó un 8,6 por ciento, un 9,3 por ciento y un 6,9 por ciento, respectivamente.

La producción automotriz, impulsada tanto por el mercado interno como por las exportaciones, mostró en julio un crecimiento interanual del 8,2 por ciento.

Este aumento impulsó también un incremento del 5,2 por ciento en la producción de neumáticos, y del 33 por ciento en la de acero crudo.

Sin embargo, los restantes rubros volvieron a mostrar comportamientos volátiles.

Entre los rubros positivos se encuentra la presente producción de soja, que rondará las 49 millones de toneladas, claramente por encima de las 40 millones de toneladas obtenidos en la campaña 2011-2012, según datos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca.

Esta mayor cosecha de soja permitió que el intercambio comercial cerrara julio con un superávit de 770 millones de dólares, un 40 por ciento por debajo de la ganancia de 1.277 millones de igual mes de 2012.

Durante julio las exportaciones crecieron 2 por ciento en términos interanuales para quedar en 7.828 millones de dólares, al tiempo que las importaciones sumaron 7.058 millones, un 11 por ciento por encima de igual período anterior.

Para lograr este resultado positivo se destacó el alza del 18 por ciento en las exportaciones de las Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA), merced al fuerte aumento en la cantidades vendidas (17 por ciento) y con una suba del 1 por ciento en de los precios.

También el sector financiero continuó en crecimiento, con bancos que reflejaron alzas interanuales del 25 por ciento en los balances presentados ante la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, alentado por el financiamiento al consumo.

En tanto la actividad de la construcción creció durante julio 2,9 por ciento en relación a igual mes del año pasado, si bien retrocedió 1,2 por ciento en relación a junio, siempre en términos desestacionalizados.

El gobierno nacional espera que la economía se expanda un 5,1 por ciento este año.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS